Venus y Marte, los planetas que impulsan el deseo y la atracción, ingresan al signo de Virgo. Los más favorecidos.

El pasado 22 de julio de 2021 tuvimos el ingreso de Venus en Virgo, cuyo transito durará hasta el 16 de agosto de 2021. Por otro lado, el 29 de julio se suma también Marte a este signo, que transitará Virgo hasta el 13 de septiembre de 2021, cuando tendrá su ingreso definitivo en Libra.

Poco se sabe sobre el ciclo de Venus y Marte, pero sí que se inició uno nuevo el 13 de Julio, cuando se dio la conjunción Venus Marte a 19 ° de Leo. Esto abrió un periodo de tiempo en donde tuvimos la posibilidad de conectar con estas dos fuerzas que todos llevamos (más o menos consciente) en nuestro interior: Venus y Marte (los amantes).

Según el mito, el cual fue retratado a fines del siglo XV por Botticelli, Venus, casada con Vulcano (el dios cíclope de la forja, además de ser otra representación de la energía marciana orientada a objetivos) se enamora perdidamente de Marte, y ambos se hacen amantes.

Mientras Vulcano trabajaba durante las noches, Venus y Marte sucumbían a sus deseos, hasta que una mañana, los descubrió el dios Apolo y le contó lo sucedido.

El pasado 22 de julio tuvimos el ingreso de Venus en Virgo, cuyo transito durará hasta el 16 de agosto. Foto ilustración: Shutterstock.

El pasado 22 de julio tuvimos el ingreso de Venus en Virgo, cuyo transito durará hasta el 16 de agosto. Foto ilustración: Shutterstock.

Este, enfurecido, decidió atrapar a los amantes en pleno acto, por lo que fabrico una red invisible e irrompible, colocándola en el lecho de los amantes, sin que ellos lo evidenciaran. Cuando los amantes volvieron a encontrarse para acometer sus infidelidades, quedaron atrapados en la red de vulcano, quien, en venganza, convocó a todos los dioses para que observaran el “espectáculo”.

De este mito comprendemos la polaridad de ambas energías. Mientras Marte representa la energía Yang, el polo de la actividad, de la acción y del impulso ascendente, Venus simboliza el Yin, el polo de la receptividad, la capacidad de atraer hacia nosotros, el impulso descendente.

Desde lo sexual, Marte es la conquista, y Venus es el ser que es conquistado. Marte sale en la búsqueda de su deseo, Venus lo atrae. Ambos principios se complementan, y desde un aspecto biológico son necesarios para cumplir el fin de la reproducción humana.

Ambos representan en nuestra carta natal la forma de materializar nuestros deseos (que excede el campo del amor, para poder aplicarse en el campo de los negocios, el dinero, las ambiciones, etc.), que puede ser desde la persecución de lo deseado, mediante la toma de acción, a una visión introyectada que formamos de aquello que anhelamos, hasta que de alguna manera, toma forma.

Pensar en la dinámica Marte-Venus hace referencia a la ley de atracción, donde no solo se prioriza la toma de acción, sino el hecho de previamente darle forma a aquello que queremos que se concrete en el plano material. Cuanto más consciente seamos de lo que pedimos, más fácil será que lo encontremos, o que nos encuentre.

Pensar en la dinámica Marte-Venus hace referencia a la ley de atracción. Foto ilustración: Shutterstock.

Pensar en la dinámica Marte-Venus hace referencia a la ley de atracción. Foto ilustración: Shutterstock.

Venus en Virgo

El primero en separarse fue Venus, planeta más veloz que rápidamente comenzó a transitar los primeros grados de Virgo. Teniendo en cuenta que la conjunción se dio en el signo de Leo (fuego), el inicio de este tránsito en Virgo (tierra) abre paso a la materialización de aquello que anhelamos con el corazón.

Necesitamos bajar a tierra, nuestros sueños y visualizaciones más hermosas para comprender cómo podemos encajarlas dentro de un contexto diario. Pasamos la fase de enamoramiento e idealización, y ahora necesitamos poner orden.

El fuego de la pasión nos consumió, y una vez pasada la Luna de miel nos hacemos conscientes de posibles daños colaterales, es decir, de todos los asuntos que atañen a Virgo: la limpieza, el orden, el trabajo y la salud.

"El nacimiento de Venus" de Botticelli. Foto ilustración: Shutterstock.

“El nacimiento de Venus” de Botticelli. Foto ilustración: Shutterstock.

Ahora es momento de tomar cartas en el asunto para evaluar todas aquellas áreas de nuestra vida que quedaron desatendidas, y así volver a encauzarlas. Debemos comprender cómo el anhelo de nuestro deseo más profundo debe estar enmarcado en un contexto real.

A qué signos afecta Venus en Virgo

Para este tránsito, los signos más beneficiados son los de tierra: Tauro, Virgo y Capricornio, porque les da la posibilidad de añadir un toque de belleza y armonía a todo lo que hacen, trabajando, sin dejar de lado el placer. Luego le siguen los signos de Cáncer y Escorpio, habilitándoles la posibilidad de darle una salida concreta a su creatividad.

Los signos más perjudicados son Géminis, Sagitario y Piscis. El tránsito de Venus en Virgo, les exige atención a los pequeños detalles diarios, sintiendo que tienen que tienen que enfocarse en lo pequeño, en ser resolutivos y concretos, algo a lo que le destinan poco interés.

Tal vez sea el momento de retomar asuntos vinculados con temas de salud y de limpieza, poner en orden las cuentas, dándole prioridad a estos temas.

Marte en Virgo

Con este tránsito tendremos que enfocar la conquista del deseo. En Leo era pelear por el deseo de mi corazón, indistintamente de si esto afectaba otras relaciones, afectos o contextos de mi vida. Cuando esta energía aterrice en Virgo, necesitaremos elegir cuidadosamente nuestras batallas.

Con Virgo no damos cuenta de que tenemos un cuerpo, y que este cuerpo tienen necesidades (dormir, comer, trabajar, sociabilizar, etc.).

Una vez atravesado el transito leonino, al llegar al virginiano, sentiremos el cansancio por las acciones tomadas previamente, impulsados por el fuego de nuestro deseo ardiente, sin tomar en cuenta lo que estaba en juego, es decir, nuestra salud, nuestra estabilidad mental, física y emocional.

Con Marte en Virgo tendremos que enfocar la conquista del deseo. Foto ilustración: Shutterstock.

Con Marte en Virgo tendremos que enfocar la conquista del deseo. Foto ilustración: Shutterstock.

Ahora la acción tendrá que ser dirigida a resolver aquellos asuntos y detalles que quedaron sin atención, inconclusos. Abrir los cajones, el ropero y la alacena y poner orden. Hacer la lista del súper, retomar los controles médicos, acomodar las boletas y revisar si quedó algo pendiente. Retomar arreglos de la casa, poner en orden papeles de trabajo, etc.

A qué signos afecta Marte en Virgo

La acción se manifiesta en el día a día, para que la maquinaria de la rutina funcione como un reloj suizo. Al igual que con Venus, los mas beneficiados serán Tauro, Virgo y Capricornio. El empuje de marte les viene de maravillas para poder ponerle deseo y actitud en sus actividades diarias, reciben un sacudón de energía y de impulso que les ayuda a hacer sus tareas más eficientemente.

Luego le siguen Cáncer y Escorpio, recibiendo el impulso de ser pragmáticos, de poner en orden su mundo tanto material, como emocional, es un momento de tomar el control de sus “emociones”, ponerles rótulos, encarpetarlos y acomodarlos en su lugar.

Este tránsito es ideal para sus prácticas tanto creativas como terapéuticas, pudiendo poner orden en cada aspecto de sus vidas. Los menos beneficiados serán Géminis, Sagitario y Piscis, dirigiendo la acción hacia lo concreto y el funcionamiento de las cosas en el día a día.

Después de la explosión del tránsito de Marte en Leo, ahora llegó el momento de poner el foco en los más mínimos detalles, ya que el éxito de lo iniciado depende de estos pequeños asuntos, y su correcto funcionamiento.

Por Laura Graffigna, docente y astróloga. IG: @astrologiadelabuena

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7