La caída de uno de los mejores navegadores del mercado es una mala noticia para los usuarios, no sólo para los que lo usan.

El último Informe de Datos Públicos de Firefox reveló que el número de personas que usa el navegador que en algún momento fue el mejor, más estable y eficiente del mundo, cayó un 20% en tres años: 50 millones de personas dejaron de usarlo.

El dato lo descubrió un usuario de Reddit a partir del informe publicado. Según las estadísticas oficiales, Firefox pasó de 244 millones de usuarios activos al mes a finales de 2018 a 198 millones a finales del segundo trimestre de 2021. Los 50 millones de usuarios que se fueron se pasaron a Google Chrome, Edge y Brave, entre otros.

El problema de este dato no sólo afecta a quienes lo usan actualmente, sino que reafirma el monopolio de Chromium, el proyecto de código abierto mantenido por Google, que es adoptado por otros navegadores web.

Firefox es la evolución de Netscape Navigator, el navegador web que dominó durante la primera mitad de la década del 90 hasta que Bill Gates lo aplastó con Internet Explorer, en una jugada que le valió al fundador de Microsoft el juicio por monopolio más recordado de la historia de las Big Tech.

En la actualidad, Google Chrome, Microsoft Edge, Opera, Brave, Vivaldi y muchos otros navegadores tienen su base en Chromium. El hecho de que Google Chrome venga preinstalado en muchos teléfonos con Android y Microsoft Edge sea el navegador predeterminado de Windows le empezó a jugar muy en contra a la compañía.

Las razones de la caída: Chrome

El nuevo logo de Firefox. Foto Mozilla

El nuevo logo de Firefox. Foto Mozilla

Si bien ya en 2017, Andreas Gal, el antiguo CTO de Mozilla, lo anticipaba, hay razones que explican el declive: “Está claro que Firefox no va a ningún lado, Chrome ganó”, había dicho.

Lo cierto es que la competencia llevó a Firefox a este lugar: Google.com (el motor de búsqueda más grande) recomienda a los usuarios que instalen Google Chrome (que es potencialmente un comportamiento anticompetitivo) Algunos servicios web son exclusivos de los navegadores basados ​​en Chrome.

Y, para decir todo, Firefox viene haciendo algunas cosas mal: en los últimos años rompió muchas versiones de su propio navegador con actualizaciones y no le hizo mejoras que ameriten usarlo.

Mozilla intentó, de todos modos, recuperar a los usuarios con actualizaciones cada vez más frecuentes e importantes para el navegador, incluso a nivel de interfaz, sin demasiado éxito.

Por qué es malo para la industria Firefox de Mozilla es el único competidor viable para los navegadores basados ​​en Chromium. Si Firefox desaparece, los usuarios no tendrán la opción de seleccionar un motor de navegador diferente.

Googlee Chrome es uno de los principales responsables de la caída de Firefox. Foto Shutterstock

Googlee Chrome es uno de los principales responsables de la caída de Firefox. Foto Shutterstock

De hecho, una cantidad significativa de sitios web optimizan la experiencia del usuario teniendo en cuenta los navegadores basados ​​en Chrome.

El problema cuando suceden estas cosas es que los usuarios pueden verse obligados a cambiar a otros navegadores adaptándose a nuevos flujos de trabajo .

Incluso si ignoramos el control dominante del motor Chrome de Google en la web argumentando que es técnicamente mejor, Firefox sigue siendo algo valioso. Porque proporciona muchas más personalizaciones y mejora constantemente sus prácticas de privacidad como ninguna otra.

En otras palabras, estaremos perdiendo muchas cosas buenas solo porque toda la competencia prefiere usar Chromium como base o participar en actividades anticompetitivas.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7