viernes, diciembre 13, 2019
Cine & Series

“This is Us”, la serie que no le esquiva a los dramas familiares

La ficción cuenta la vida de los Pearson a lo largo de 40 años. Aborda con sensibilidad y realismo los conflictos y encuentra caminos para conectar con profundas y simples cuestiones humanas

Tráiler de la primera temporada de This is Us

Así somos nosotros o esto es lo que somos. Esas dos frases tal vez sean las que mejor traduzcan el sentido del título de This is Us. La serie creada por Dan Fogelman y que se estrenó en 2016 recrea la vida de Jack y Rebecca Pearson y la familia que ellos formaron. Interpretados por Milo Ventimiglia y Mandy Moore, esta pareja es el alma de la ficción. En el piloto de la serie (en Argentina se ve por Fox Premium) la acción nos traslada al cumpleaños número 33 de los tres hijos de Becky y Jack. Kate (Chrissy Metz), Kevin (Justin Hartley) y Randall (Sterling K. Brown) son los “big three” que forman a una de las familias de la televisión más amadas de los últimos tiempos.

This is Us es la historia de una familia que atraviesa momentos felices, que descubre el amor, que se siente protegida y que no le esquiva a los conflictos personales ni a las tragedias. Fue la serie que se animó a hablar del drama de la obesidad, de la adicción al alcohol, de la discriminación racial, de la parte dolorosa de la adopción, de las muertes repentinas y, en esta temporada, del Alzheimer. Todo junto y sin tapujos.

Es precisa a la hora de mostrar el dolor humano y es por eso que cada episodio invita a que lo miremos con un pañuelo cerca. Por momentos resulta devastadora y abrumadora porque nos empuja a los sentimientos que tenemos atrapados en el fondo del corazón. El personaje de Kate sabe muy bien de esto. Ella es obesa y padece todas las etapas que atraviesa una persona con ese sobrepeso, y encuentra en su padre Jack, el placebo que necesita para seguir comiendo: un papá que le dice que es la más bella del mundo y que en su vida ocupa un lugar central. Pero Kate tiene que salir al mundo y Fogelman nos baja de un hondazo cuando nos muestra lo que sufre la pequeña cuando quiere comprarse ropa o cuando las amigas la discriminan por ser gorda. Pero quizás lo más certero de This is Us sea que en ningún momento nos entrega fórmulas ni pócimas mágicas para resolver conflictos. Simplemente, nos muestra la vida misma. Lo que le puede pasar a cualquiera y cómo seguimos con las cicatrices que eso nos provoca. ¿Somos cada uno de nosotros los encargados de repararnos? Muchas veces sí, pero esta serie intenta poner foco en los primeros años de nuestra infancia y en su rol trascendental para la vida de cada uno.

Mandy Moore y Milo Ventimiglia en This is Us (Ron Batzdorff / NBC)

Mandy Moore y Milo Ventimiglia en This is Us (Ron Batzdorff / NBC)

El abordaje de la adicción al alcohol de Jack y de Kevin, en dos personajes que parecen tener todo (en un caso la familia perfecta y en el otro la fama y la seducción sin imposturas), es otro de los grandes hallazgos de la serie. Un hijo que encuentra que lo que tiene en común con su padre sea la adicción justamente en la figura de Jack -que parecía ser el hombre y padre ideal- refleja hasta dónde quiere llegar This is us.

El alcoholismo, que también tuvo como víctima al padre de Jack, termina siendo una maldición que se hereda casi sin chistar. Así tanto Jack como Kevin encuentran en Rebecca el sostén para salir de este hueco que solo los empuja al abismo. El episodio de la internación de Kevin en la clínica de internación, cuando los tres hermanos se reúnen, es el capítulo que mejor nos muestra a Rebecca en su rol de madre. Tanto Kate como Kevin le reclaman su favoritismo hacia Randall, el hijo educado, correcto, buen alumno y amable. Un clásico planteo de las familias con varios hijos a lo que Becca se defiende afirmando que no es cierto, como cualquier madre haría. Pero la empujan a un nivel de presión tal que termina por admitir que Randall siempre le hizo las cosas fáciles. No por nada, Rebecca le reconoce su incipiente Alzheimer sólo a él.¿ Es entonces el hijo preferido o simplemente el que más la entiende? ¿Puede una madre amar más a un hijo que a otro?

Es que Rebecca siempre tuvo que esquivar las balas que le arrojaban sus hijos, a diferencia de su esposo tan respetado y amado por los trillizos. Fue y es ella quien es la que carga con todos los miedos, inseguridades y adicciones de sus hijos, más que nada luego de quedar viuda tan joven. Y ahí vuelve This is Us a buscarnos como espectadores. Es una serie que te impacta directa y personalmente a través de algún personaje o historia.

Chrissy Metz y Chriss Sullivan de This is Us (Ron Batzdorff / NBC)

Chrissy Metz y Chriss Sullivan de This is Us (Ron Batzdorff / NBC)

La búsqueda de la maternidad de Kate o el deseo de la novia de Kevin, Zoe, de no ser madre nunca, la necesidad de Beth (esposa de Randall) de patear el tablero en su profesión a los casi 40 años y retomar su carrera de bailarina, o el deseo de Tobey de mejorar su imagen física.

Tal vez hayas sido Jack con una infancia dura y un padre severo y autoritario, o Rebecca aquella niña criada en la opulencia que solo quería ser cantante. Quizás fuiste el nene correcto,buen alumno y excelente hijo como Randall o todo lo contrario y tu recuerdo sea Kevin, el chico lindo y ganador que no sabe qué hacer cuando sale de ese rol. Todos y cada uno de los personajes que se vinculan a los Pearson, nos disparan al corazón, se meten en las entrañas de cada casa y en algún corazón herido de los espectadores.

Pero la conclusión después de ver This is us sea que no hay soluciones certeras, solo intentos de ser feliz de a ratos y como se puede. Porque en definitiva, esto somos.

Deja un comentario