Tras captar la particular estructura a unos 80 metros de distancia, el rover chino Yutu-2 logró acercarse y fotografiarlo.

Se terminó el misterio. El rover Yutu-2, que forma parte de la misión de exploración lunar Chang’e 4, finalmente identificó la misteriosa estructura detectada en el lado oscuro del satélite y que había generado un sinfín de especulaciones, a tal punto que algunos aseguraban que se trataba de una cabaña.

El Yutu-2, o Conejo de Jade-2, captó una imagen oscura e intrigante a unos 80 metros de su ubicación durante el 36º día lunar de la misión. Algo cúbico se vislumbraba en el horizonte al norte, junto a un joven cráter de impacto, indicó el registro del explorador. La imagen suscitó acalorados debates en las redes sociales.

Cuando el Yutu-2 llegó finalmente a unos 10 metros de distancia del misterioso objeto, la cámara panorámica del explorador tomó fotos a color del objeto. De acuerdo con las imágenes, los investigadores identificaron que el objeto se trataría de una roca.

La sonda Chang’e-4, lanzada el 8 de diciembre de 2018, realizó el primer aterrizaje suave de la historia en el cráter Von Karman, en la cuenca del Polo Sur-Aitken, en la cara oculta de la Luna, el 3 de enero de 2019.

Un día lunar equivale a 14 días en la Tierra y una noche lunar tiene la misma duración. El Yutu-2 se encuentra actualmente en el 38º día lunar de la misión y está en buenas condiciones.

Se espera que observe de cerca la misteriosa roca y detecte un gran cráter de impacto detrás de la roca durante el próximo día lunar, dijo el centro.

Una base en la Luna, el próximo paso de China

Mientras el rover Yutu-2 continúa con sus trabajos, China aprobó la cuarta fase de su programa de exploración lunar, que incluye la construcción en la próxima década de una base de exploración científica en el polo sur del satélite.

La Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) anunció que el país asiático continuará su programa de exploración lunar con las futuras misiones Chang’e 6, Chang’e 7 y Chang’e 8.

China no emprenderá la construcción de la base en solitario: “Trabajaremos con Rusia para construir las bases de la estación de exploración lunar, la cual sentará unos cimientos sólidos para investigar los recursos y el entorno lunares”, aseguró el subdirector de la CNSA a medios locales en una entrevista reciente.

Construir una base en el polo sur de la Luna tendría la ventaja de que los paneles solares que abastecerían de energía a la estación disfrutarían de más horas de sol que en otros lugares del satélite.

Tras firmar el acuerdo de cooperación con Rusia el pasado marzo, el diseñador jefe del programa de exploración lunar, Wu Weiren, declaró que “si el proyecto de la estación de investigación lunar se puede implementar con éxito, China no estará muy lejos de lograr un aterrizaje tripulado en la luna”.

El programa Chang’e (bautizado así en honor a una diosa que según las leyendas chinas vive en la Luna) comenzó con el lanzamiento de una primera sonda en 2007. El objetivo final de este programa es una misión tripulada a la Luna.

Radio Pinamar FM 100.7