Actor inglés, fue protagonista en la primera temporada de “Bridgerton”, una serie de época furor por su código actual. Conocé más sobre su infancia, su versión punk y el compromiso de plasmar sus orígenes en la pantalla.

Como un amor de verano. Rege-Jean Page es intenso, divertido, apasionado. También reflexivo. De esos que aparecen fugazmente por nuestros días y nos dejan algo para siempre.

Regé-Jean Page (actor, nacido en Londres en 1990) encarnó la cuota imprescindible de todo eso a comienzos de este 2021. Y como toda nostalgia estival, nada mejor que traerlo a la memoria (con las mejores fotos incluidas) para terminar de pasar un duro invierno.

“Siempre fue el plan”, aseguró Regé a la revista Variety, cuando los clics buscaban respuestas para aceptar el final del romance. Pero se sabía de antemano, como cuando nos enamoramos frente al lago de alguien que no seguirá nuestro camino.

Es que el actor se convirtió en motivo de atención y suspiros interpretando a Simon Basset. Sí, fue el seductor duque de Hastings, como coprotagónico en la primera entrega de la adaptación televisiva de la saga Bridgerton. Pero la sensual, divertida y original serie de época, que rompió los récords de Netflix en el primer trimestre de este año, continúa sin él.

“Ya estaba escrito”, insistió. Sí, en los libros de Julia Quinn, así como en el destino de los amores de un día. También describió su rol como una “especie de bomba de antagonista” que ayuda al personaje de Daphne a encontrarse con sí misma.

Y gran estruendo causó su explosión. A primera vista, el fenómeno tuvo que ver con dos novedades que llegaron junto con Rege-Jean Page a las series de época: el sexo y la inclusión. La era victoriana, gracias al papel de Page y al sello creativo de Shonda Rimes (Scandal, Grey’s Anatomy) fue contada con lenguaje del siglo XXI. Algo celebrado dentro y fuera del set.

“No deberíamos ver esto acompañados”, bromeó él mismo sobre las escenas más eróticas, cuando estuvo en Saturday Nigth Live. Si hasta confesó que alertó a su grupo familiar de WhatsApp sobre los planos de sus zonas íntimas. Pero quedarse en eso sería como recordar solo el orgasmo de una relación que dejó más.

“Fue una mezcla de riesgo y juego, sumada a una verdadera necesidad de incorporar conversaciones contemporáneas al trabajo”, explicó en ELLE Australia. En Bridgerton, Rege-Jean Page alcanzó uno de los objetivos de su carrera. Ese era romper con la falta de personas negras en los relatos y con los estereotipos en sus papeles. Y, a su vez, lograr la oportunidad de mostrarlas “espléndidas, espectaculares, alegres y románticas”. Sí, en Hollywood y en un drama de época inglés.

“Crecí, como cualquiera, buscando íconos. Y los más cercanos fueron Prince y Michael Jackson La ausencia siempre fue palpable para mí. Pienso que la inclusión es tan simple como poner en las historias de la pantalla a quienes las viven en todo el mundo”, explicó.
Para él es tan sencillo como lo dice. Entiende que la clave de su trabajo está en “la empatía”, algo que tal vez le hizo falta en su infancia.

Criado hasta los 14 años en la capital de Zimbabwe, el país africano de su madre, y luego en el norte de Londres, aseguró a The Fall que tanto en su niñez como en su adolescencia le costó “encajar en el molde”. Por ser “mestizo”, se sentía “una declaración política ambulante”. Razones por las que se refugió en el punk. Gracias a ese movimiento, reconoció que podía ser “limpio, bonito, feo y sucio a la vez” y que “nada necesitaba validación”.

¿Será una paradoja haberse convertido a los 30 en uno de los 100 líderes emergentes según la revista Time y en embajador de marcas de lujo como Audi? ¿O haber ganado un MTV Movie Award o sumar una nominación a los premios SAG?

Quizá por esos matices en su personalidad expresó que, gracias a la pandemia, pudo disfrutar más de las repercusiones de la serie éxito. “Sin fotos ni alfombras rojas”. Ojalá con The Gray Man (la película, thriller de espionaje basada en una novela, que protagoniza con Ryan Gosling y Chris Evans) cambie la suerte para el fandom, que quiere verlo mostrarse.

¿Qué planea él? Fue categórico en The Hollywood Reporter: “Trato de evitar cualquier cosa que me pueda imaginar. Quiero lo que ni siquiera sé que existe”.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7