La distancia entre los planetas al momento de nuestro nacimiento influye en cómo somos.

Cómo somos, por qué actuamos como actuamos, qué características de nuestra personalidad podemos potenciar y cuáles debemos mejorar para lograr vivir en armonía.

Todas estas preguntas pueden ser respondidas por la carta astral, esa herramienta de la astrología que habla de quién es una persona a partir del lugar en que estaban ubicados los astros al momento exacto de su nacimiento.

Para estudiar eso, existen muchos elementos en la carta que, leídos por un experto, logran definir a un ser humano y a las distintas facetas de su vida, desde su nacimiento, hasta su muerte. Los aspectos astrológicos son uno de esos instrumentos para decodificar la forma de ser de una persona. Por eso, para que entiendas de qué se trata, acá te contamos qué son los aspectos astrológicos.

Aspectos astrológicos. La Carta Astral se basa en cómo estaban los astros el día del nacimiento. /Shutterstock.
.Aspectos astrológicos. La Carta Astral se basa en cómo estaban los astros el día del nacimiento. /Shutterstock. .

Qué son los aspectos astrológicos

Los aspectos astrológicos son las relaciones que existen entre los planetas. Estas relaciones se definen por la distancia entre ellos. Según como se “aspecten” los planetas entre sí, producen una acentuación de sus características.

La astróloga Laura Kalerguiz profundiza de esta manera: “Existen aspectos astrológicos armónicos o inarmónicos. En la antigüedad, se los llamaba aspectos benéficos y maléficos, pero este concepto fue evolucionando a partir del avance de la astrología psicológica, con Carl Jung a la cabeza, famoso psicólogo, discípulo de Sigmund Freud, que empieza a utilizar la astrología en sus pacientes, y dice que no todo lo desagradable tiene que ser malo, ni tampoco lo que nos agrada tiene que ser bueno. A veces, un aspecto inarmónico entre dos planetas ayuda a la persona a alcanzar el éxito en esa área de su vida, ya que se siente insatisfecha y tiene que luchar para alcanzar el objetivo deseado.”

Además de armónicos e inarmónicos, también hay aspectos astrológicos mayores y menores. Los más importantes, los que se trata en la astrología clásica, son los “aspectos mayores”. Están clasificados en distintas categorías.

27 de agosto de 2003. Marte más cerca de la Tierra que en 60 mil años. Influencia. Foto: NASA/Hubble.27 de agosto de 2003. Marte más cerca de la Tierra que en 60 mil años. Influencia. Foto: NASA/Hubble.

Clasificación de los aspectos astrológicos mayores

Los aspectos astrológicos considerados mayores por los especialistas y estudiosos de la astrología y sus distintas disciplinas son los siguientes:

Conjunción

  • Cuando un planeta está al lado del otro. Este es el aspecto más potente porque se dice que ambos planetas juntos se potencian. Puede ser armónico o inarmónico, según los planetas involucrados. A veces que dos planetas se potencien no es bueno, y otras veces sí lo es.
2020. La Gran Conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario. Foto ilustración: Shutterstock.2020. La Gran Conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario. Foto ilustración: Shutterstock.

Sextil

  • Cuando los planetas están a una distancia de 60 grados. Es un aspecto armónico.

Cuadratura

  • Cuando los planetas están a una distancia de 90 grados. Es un aspecto inarmónico.

Trígono

  • Cuando los planetas están a una distancia de 120 grados. Es el más armónico de todos los aspectos.
5 de abril de 2020. Primera conjunción exacta entre Júpiter y Plutón en el signo de Capricornio./Foto: Shutterstock.5 de abril de 2020. Primera conjunción exacta entre Júpiter y Plutón en el signo de Capricornio./Foto: Shutterstock.

Oposición

  • Los planetas están a una distancia de 180 grados, es decir, enfrentados. Es el más inarmónico.

Cómo se mide la distancia entre planetas

La distancia entre planetas se mide en grados. La cantidad de grados que resulta de esa medición, se denomina “orbe”. No tiene que haber una distancia exacta de 0 grados (conjunción), de 60 (sextil), de 90 (cuadratura), de 120 (trígono), o de 180 (oposición).

Los planetas y nuestra personalidad. La Luna, Júpiter y Venus. Foto: Shutterstock.Los planetas y nuestra personalidad. La Luna, Júpiter y Venus. Foto: Shutterstock.

Hay varias posturas respecto de cuánto se puede “alargar” o “achicar” el orbe de un aspecto. Por eso, muchas veces los astrológos definen los aspectos por aproximación y de acuerdo a su propio criterio. La mayoría, toma un límite de 8 grados para clasificarlos.

Por ejemplo, si una persona tiene la Luna en 5 grados de Cáncer y Júpiter en 20 grados de Cáncer, no hay conjunción (distancia 0 grados), porque están a más de 8 grados de distancia. Si estuviera Júpiter en el grado 10 de Cáncer, sí habría conjunción ya que la Luna y Júpiter están a 5 grados de distancia.

Esa persona con Luna conjunción Júpiter en Cáncer seguramente tendrá muy acentuadas las características cancerianas. Su familia será muy importante en su vida o tal vez tenga una familia numerosa, hay que ver qué otros aspectos hay en su carta.

De esta manera, los aspectos astrológicos ayudan a interpretar la psiquis de la persona mediante su carta astral y cómo estaban ubicados los planetas en el momento exacto en que vino al mundo.

Radio Pinamar FM 100.7