A poco del estreno, en diciembre por HBO Max, cómo forjó su carrera una de las actrices mejores pagas de la industria.

A Sarah Jessica Parker, Sex and the City (de 1998 a 2004) no sólo la catapultó al rango de estrella, sino que la convirtió en una de las actrices mejores pagas de Hollywood. Pero como a tantas protagonistas de series y películas que se vuelven parte de la cultura popular, la encasilló en ese personaje.

Pasaron diecisiete años desde la última vez que Sarah Jessica Parker dio vida a Carrie Bradshaw en la pantalla chica (en el medio hubo dos películas vinculadas a la serie). Por eso el fandom está ansioso por ver la anunciada secuela de HBO Max, And Just Like That, que se estrena el próximo 9 de diciembre.

En cuanto aparecieron las primeras imágenes de Sarah Jessica en su archifamoso rol por las calles de Nueva York en 2021, automáticamente se disparó nuevamente el furor. Todo un síntoma de que Sex and the City marcó una época.

Sarah Jessica Parker tiene también una zapatería y una línea de perfumes. Foto EFE/EPA/CJ GUNTHERSarah Jessica Parker tiene también una zapatería y una línea de perfumes. Foto EFE/EPA/CJ GUNTHER

Ya sin Kim Cattrall -que interpretaba a Samantha, y se bajó de la secuela por diferencias con Parker- la nueva historia seguirá a Carrie, Miranda (Cynthia Nixon) y Charlotte (Kristin Davis), mientras navegan por la complicada realidad de la vida y la amistad ya pasados los 50 años.

La serie también incluye a nuevos y viejos personajes encarnados por Sara Ramírez, Sarita Choudhury, Nicole Ari Parker, Karen Pittman, Chris Noth, Mario Cantone, David Eigenberg, Willie Garson y Evan Handler.

A menos de un mes del estreno, vale recordar qué fue de la vida de Sarah Jessica Parker entre aquella Carrie de fines de los 2000 y la Bradshaw actual que se verá a partir del 9 de diciembre en HBO Max.

La vida después de Bradshaw

Sarah Jessica Parker, Kristin Davis, Kim Cattrall (que se bajó de la secuela) y Cynthia Nixon, en la premiere de la pelicula de 2010. Foto EFESarah Jessica Parker, Kristin Davis, Kim Cattrall (que se bajó de la secuela) y Cynthia Nixon, en la premiere de la pelicula de 2010. Foto EFE

La serie terminó en 2004 después de seis exitosas temporadas, con Parker como productora ejecutiva de las últimas cinco. Desde el final de la historia, crecieron los rumores sobre una posible adaptación cinematográfica.

Parker intentó aprovechar su momento pico de fama para volver a abocarse al cine, donde empezó a a trascender gracias a Footloose (1983), y donde se destacó como actriz secundaria en Hocus Pocus (1993), Ed Wood (1994) y Mars! (1996).

Ya convertida en figura, fue parte de un reparto estelar en La joya de la familia (2005), película que le valió una nominación al Globo de Oro como “mejor actriz de comedia”. Un año después protagonizó el gran éxito de taquilla Soltero en casa, junto a Matthew McConaughey.

Esas dos comedias románticas se convertirían en sus trabajos en cine más recordados de estos 17 años, más allá de la versión cinematográfica de Bradshaw.

Carrie (Sarah Jessica Parker) y su gran amor en "Sex and the city", el señor Big (Chris Noth). Foto HBOCarrie (Sarah Jessica Parker) y su gran amor en “Sex and the city”, el señor Big (Chris Noth). Foto HBO

Las películas de la serie, Glee y Divorce

Porque en 2008 finalmente se estrenaría Sex and the City: La película, que terminaría siendo un fenómeno de taquilla. Dirigida por Michael Patrick King, recaudó 415 millones de dólares.

Dos años más tarde llegaría la segunda película inspirada en la popular serie de HBO, con las mismas cuatro protagonistas, más apariciones especiales de Liza Minnelli, Penélope Cruz y Miley Cyrus. Al igual que la anterior entrega, tuvo una gran aceptación por el público, pero fue despedazada por la crítica.

En 2012 fue una de las invitadas especiales de la cuarta temporada de Glee. Apareció en cuatro capítulos de la serie, donde interpretó a la mentora del personaje principal Kurt Hummel (Chris Colfer).

Y en 2016 llegó su anunciado regreso a la televisión como protagonista y productora ejecutiva de Divorce, una comedia dramática de HBO creada por Sharon Horgan. Durante tres temporadas, Parker encarnó a la ex esposa de Thomas Haden Church.

Similitudes entre la ficción y la vida real

Al igual que Carrie Bradshaw, una columnista adicta a la moda, Parker se volvió una fashionista referente a partir de Sex and the City. De hecho, sigue siendo un ícono de estilo para los neoyorquinos. Además, tiene su propia zapatería en Manhattan y una línea de perfumes.

En 1997, un año antes del estreno de Sex and the City, Parker se casó con el actor Matthew Broderick, con quien tiene tres hijos: James y las mellizas Marion y Tabitha.

Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick, con sus tres hijos.Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick, con sus tres hijos.

Desde 2009, la familia Broderick-Parker vive en Greenwich Village, uno de los barrios residenciales más pintorescos de Nueva York. En 2017 se supo que la pareja se había mudado a dos casas adosadas que habían comprado por 35 millones de dólares un año antes.

La familia también pasa un tiempo considerable en su segundo hogar cerca de Kilcar, una aldea en el condado de Donegal, Irlanda, donde Broderick pasaba los veranos cuando era niño.

Y estrenará en febrero del año próximo la comedia Plaza Suite, que estuvo demorada por la pandemia, en Broadway.

Radio Pinamar FM 100.7