La importancia del uso de la crema solar, los mitos del bronceado y el peligro de utilizar un producto vencido.

La llegada del calor, aun en primavera, alerta sobre un cuidado fundamental de la que vienen alertando los dermatólogos: el uso del protector solar, a casi toda hora del día y en particular en algunos grupos etarios.

Ahora bien, ¿qué tan importante es utilizarlo? Principalmente, los protectores solares contienen filtros que ayudan a prevenir que los rayos ultravioletas (UV) lleguen a la piel, la cuidan de irritación, enrojecimiento y alergias. Y en casos extremos, de quemaduras riesgosas para la salud.

Existen dos tipos de radiación ultravioleta, los rayos UVA y los rayos UVB. Estos son rayos invisibles que están presentes durante todo el día y penetran la piel dañando los tejidos e incluso pudiendo generar lesiones pretumorales y tumorales.

El protector solar no sólo es para las vacaciones: en verano se lo recomienda a quienes están expuestos.El protector solar no sólo es para las vacaciones: en verano se lo recomienda a quienes están expuestos.

La luz UVB es la que causa las quemaduras de la piel, mientras que a los rayos UVA se los asocia con la generación de arrugas y pérdida de la elasticidad.

El rostro es la parte más visible y la más expuesta del cuerpo, lo que la convierte en la más propensa en sufrir lesiones a través del sol. Es por eso, que es muy importante usar protector facial todos los días, ya que la cara estará continuamente expuesta a los rayos UVA y UVB.

La mayoría de los protectores solares con un FPS (Factor de Protección Solar) de 15 o superior son más que recomendables para la protección del sol. El número de FPS indica la cantidad de veces extra en las que previene que el sol penetre en la piel. Es decir, la piel sin uso de protector solar tarda, aproximadamente, 20 minutos en comenzar a ponerse roja. Si se utiliza un protector solar con un FPS de 15, tardará 15 veces más.

En porcentajes, un FPS de 15 bloquea el 93% de todos los rayos UVB, mientras que uno de 30 lo bloquea en 97% y uno de 50 en un 99%.

Otro dato a tener en cuenta para prevenir las lesiones provocadas por el sol es que el daño es acumulativo. Cuanto más tiempo se está expuesto al sol, hay más probabilidades de sufrir algún tipo de daño epidérmico.

Para los chicos, es importante usar productos especiales.Para los chicos, es importante usar productos especiales.

Algunos de los principales beneficios que brinda el utilizar el protector solar son, entre otros, retrasar el envejecimiento de la piel, evitar la aparición de manchas, prolongar el bronceado e hidratar la piel.

En el caso de los más chicos se recomienda el uso de protectores especialmente producidos para la temprana edad, los que vienen con los factores más elevados por la fragilidad de la piel cuando son más pequeños.

¿Con qué protector solar es posible broncearse?

Es importante aclarar que ningún protector solar, independientemente de su FPS, cubre totalmente a la piel de sol y de los rayos que expulsa. Es decir, que la afirmación de que usando protector solar la piel no se broncea, es errónea. Lo único que hará el uso continúo del protector es lograr que tu piel tenga un bronceado de forma controlada y equilibrada.

El uso de protectores solares ayuda en reducir las posibilidades de contraer cáncer de piel.El uso de protectores solares ayuda en reducir las posibilidades de contraer cáncer de piel.

El proceso del bronceado consiste en que la melanina, presente en la piel, es oxidada por la acción de los rayos UVA, haciendo que adquiera una tonalidad más oscura. Esto le dará a la piel un color un tono más oscuro durante uno o dos días si no se vuelve a exponer la piel al sol.

Los especialistas en dermatología recomiendan utilizar un protector solar de 20 FPS durante las primeras horas del día, uno de 50 en las horas donde el sol pega más fuerte, y volver al de 20 para finalizar la jornada.

¿Es malo usar protector solar vencido?

Lo primero que hay que saber es que hay una gran diferencia entre la fecha de vencimiento y el período una vez abierto el producto. Las cremas solares suelen durar tres años desde que se utilizan por primera vez. Sin embargo, hay que estar atentos a que su color y consistencia sigan siendo las mismas, ya que de lo contrario lo idea sería tirarlo.

Otro factor importante al momento de tener el protector solar en buen estado es conservarlo en un cuarto fresco, y alejarlo del calor y del sol.

Radio Pinamar FM 100.7