viernes, septiembre 25, 2020
Noticias

El pelo en la ciudad: los efectos del smog, la contaminación y el estilo de vida urbano

Las recomendaciones de especialistas en belleza para revertir la resequedad y el daño producido por factores ambientales y tratamientos químicos.

El pelo muchas veces no se ve como deseamos y los cuidados habituales no llegan a dar los resultados esperados. La conclusión de los especialistas en tratamientos capilares -algo así como los cosmetólogos del pelo- y técnicos de las grandes firmas de cosmética es que la respuesta está en los efectos de la contaminación de las ciudades y el tipo de clima y el estilo de vida típico urbano.

“Todos los días, en las grandes ciudades, el cabello y cuero cabelludo, enfrentan distintos factores externos que afectan su estado y belleza. Algunos están relacionados con la contaminación ambiental y el cambio climático​: como el smog, el humo y las radiaciones ultravioletas. Otros, con los hábitos y las exigencias estéticas que agreden constantemente la integridad de las fibras capilares”, explica Adrián Acuñatricólogo, director del Instituto del Cabello y profesor de extensión universitaria de la Universidad de Buenos Aires.

Conviene usar la planchita con moderación.

Conviene usar la planchita con moderación.

“Al igual que la piel, el pelo padece los efectos tóxicos del entorno, ya que también está expuesto a una atmósfera cada vez más contaminada”, completa Daiana Pontoni, técnica de la marca Alfaparf Alta Moda.

Enemigos capilares

¿Cómo influye cada una de estas cuestiones en el pelo?

El humo y el smog

“Las fibras capilares actúan como un depósito de los contaminantes atmosféricos -como el dióxido de azufre, las partículas en suspensión, el monóxido de carbono, el dióxido de nitrógeno, el benceno, el ozono, el plomo, entre otros y hacen que se vuelva opaco, sin brillo o que quede impregnado del olor del ambiente”, explica Acuña.

Esto también “favorece la sensación de tener el pelo sucio, aún si fue lavado recientemente”, completa Pontoni.

Los rayos ultravioletas

“En verano, estamos más expuestos al sol que estimula la producción en el pelo de melanina, que genera un desgaste de color y brillo. Además, la exposición prolongada evapora el agua del cabello, lo cual favorece la resequedad”, comenta Vane Di Giorgio, estilista de la marca Tresemmé y ganadora del reality “El Challenge, desafío de estilistas”.

La humedad

“El vapor de agua que hay en el aire, algo que podría estar relacionado con el cambio climático, tiene efectos muy visibles e indeseados en el cabello: el rebelde frizz. Sucede que las fibras absorben la humedad y se expanden. A medida que esto sucede, pierden su forma y se enroscan, lo cual genera esta apariencia encrespada”, dice Acuña.

El aire acondicionado

Su uso constante provoca sequedad en el cuero cabelludo y el cabello.

El frizz aparece en cabellos deshidratados.

El frizz aparece en cabellos deshidratados.

Tratamientos con preparados químicos

“Los productos utilizados para las permanentesdecoloracionestinturas y alisados modifican las propiedades físicas del cabello, penetran internamente en todos sus niveles alterando su solidez estructural que disminuye su carga de ruptura. También levanta la cutícula superficial del cabello dejándolo poroso, con pérdida de humedad, aumentando el índice de fricción entre fibra y fibra provocando que el cabello se enrede y sea difícil de peinar.

El pelo largo necesita más hidratación.

El pelo largo necesita más hidratación.

Tratamientos con calor

“El uso continuo del secador y la planchita sin un termoprotector adecuado contribuyen a la pérdida de agua y lípidos”, resume Pontoni.

Sucede que “el cabello está constituido en su mayoría por queratina y células unidas por el cemento intercelular, indispensables en la cohesión interna de la fibra capilar, contribuyendo a su solidez. Con los sistemas que funcionan en base a calor, esta materia intercelular se fragiliza y los cabellos pierden progresivamente sus sustancias internas”, completa Acuña.

“Cada uno de estos efectos dependerá del tipo de pelo de cada mujer. De los cuidados específicos, del ritmo diario, de la alimentación y el estrés, entre otros factores”, completa Magui Beyfeld, ID Artist de L’oreal Professionnel.

Los rulos requieren de una mayor atención.

Los rulos requieren de una mayor atención.

¿Qué hacer?

Cambiar e intensificar la rutina de cuidados es uno de los primeros pasos para revertir estos síntomas.

“Hoy vamos hacia una cosmética antipolución, que cuide la salud de nuestro cabello, generando a su vez conciencia por el cuidado del medio ambiente”, amplía Pontoni.

Lavado personalizado

Algunas opciones para elegir de acuerdo al estado del cabello.

Champú y acondicionador con protección reforzada. Una opción son aquellas “enriquecidas con extracto de aceite de Moringa, un árbol originario del norte de India, rico en nutrientes y con propiedades protectoras”, dice Pontoni.

El uso excesivo del secador es uno de los enemigos del pelo seco.

El uso excesivo del secador es uno de los enemigos del pelo seco.

Líneas antifrizz. “Contienen una tecnología especial para combatir el encrespamiento y dejarlo más dócil”, aconseja Di Giorgio.

Aceites nutritivos. Son un complemento imprescindible para controlar y disciplinar el cabello. Los recomendados: “aquellos con aceite de argán, coco, componentes antioxidantes y queratina”, dice Magui Beyfeld, ID Artist de L’oreal Professionnel.

Ampollas, baños de crema y brumas. Agregan vitaminas y nutrientes al pelo dañado y desvitalizado. Una idea fácil de implementar es agregar una ampolla de tratamiento a la máscara.

Además, los centros especializados en terapias capilares y belleza ofrecen sesiones “con aparatología como la electroporación (una mesoterapia sin agujas) y radiofrecuencia (que favorece la regeneración) y sustancias estimulantes, reconstituyentes y nutritivas, entre otras”, finaliza Acuña.

Deja una respuesta