Su origen se remonta al continente asiático. Cuáles son los diferentes tipos y sus propiedades; y cómo prepararlo en casa para que salga rico y no se pase