Dependiendo del equipo, el tiempo de carga total puede variar entre una y tres horas.

A medida que las funciones del teléfono celular se activan (GPS, bluetooth, datos, sincronización) el nivel de la batería comienza a bajar. Y dependiendo del equipo, el tiempo de carga puede variar entre una y tres horas.

En esta nota, cinco recomendaciones que se deben tener en cuenta para lograr que la batería del smartphone dure más,

Ciclos

Cada batería de iones de litio viene con una cantidad fija de ciclos de carga, es decir, la cantidad de veces que puede ir de cero a cien. En promedio, un teléfono tiene una vida útil de entre 500 y 700 ciclos de carga. Pero eso no significa que se pueda enchufar 500 veces.

La clave está en no dejar que se vacié por completo sino repartirlo en varios tramos cortos. Si se va manteniendo entre el 40% y el 80% a lo largo del día, se extenderá el tiempo que durarán esas 500 cargas.

Media carga

A la batería no le pasa nada si el celular está al 40% y se lo vuelve a cargar. De hecho, lo más recomendable es mantener la carga siempre a un nivel mediano, de entre el 50 y el 70%, sobre todo en los casos en que el aparato esté apagado en un cajón durante mucho de tiempo.

Lo más recomendable es mantener la carga siempre a un nivel medio, de entre el 50 y el 70%.

Lo más recomendable es mantener la carga siempre a un nivel medio, de entre el 50 y el 70%.

Solo hay que descargar el teléfono hasta que se apague cuando uno quiera calibrar la batería. Agotar la carga por completo no solo suspende la comunicación (de datos y Wi-Fi) sino que además no es recomendable para los componentes físicos de la batería.

A la noche

La modalidad de irse a dormir y dejar el equipo enchufado está muy extendida porque es muy práctica. La mayoría de los teléfonos actuales tiene una autonomía de 20 horas y tardan unas 3 horas en llegar de cero a cien.

La pregunta que muchos se hacen es si esto puede representar un riesgo. Lo cierto es que tanto los cargadores como los mismos móviles tienen un sistema de carga inteligente que deja de cargar cuando llega al máximo, precisamente para no malograr la batería.

Por lo tanto, si uno deja el móvil enchufado toda la noche para tenerlo al 100% a primera hora, no supondrá ningún riesgo.

Cargador

Con el paso de las cargas, el cable que vienen con el equipo se estropea. En estos casos, no es necesario comprar todo el conjunto sino que muchas veces, alcanza con reemplazar el cable que, por cortes internos, es lo que suele fallar.

Nunca recurrir a cargadores genéricos que no tienen control de voltaje. Foto Shutterstock

Nunca recurrir a cargadores genéricos que no tienen control de voltaje. Foto Shutterstock

Si uno tiene que reemplazar el cargador, nunca comprar uno genérico o demasiado económico en un bazar. Lo indicado es hacerlo en una casa especializada en electrónica.

Cada fabricante usa una potencia y un amperaje diferente para obtener la mejor carga. Los que no son oficiales pueden tardar mucho tiempo o no ser tan eficaz como los originales.

En cambio, sí es posible aprovechar cables de otros equipos que fueron fabricados por una misma marca de móviles, ya que uno se asegura que cumplen con las medidas de seguridad adecuadas.

No bajar a cero

Muchos esperan hasta que la batería toque fondo para volver a conectarlo a la computadora o cualquier toma corriente. Usar la batería hasta que alcance niveles sustancialmente por debajo del 5% o menos y luego recargarla puede afectar su rendimiento.

Para maximizar la vida útil la mejor solución es cargarlo con más frecuencia antes de que alcance niveles bajos y se encuentre demasiado agotado.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7