En los próximos días, uno de los tres dioses del cambio comenzará a retrogradar. Este evento celeste traerá cambios y reflexiones sobre la sustentabilidad de la vida que llevamos.

Urano, el séptimo planeta de nuestro sistema solar, el primero después de Saturno, que representa todo aquello que trasciende las barreras y las limitaciones de los convencionalismos sociales, estará iniciando su marcha retrógrada el próximo 20 de agosto muy cerca de los 15° de Tauro. Esto durará hasta el 18 de enero de 2022, cuando retome su marcha directa a 10° de Tauro.

Urano para la astrología

La retrogradación de un planeta, que como bien sabemos se trata de un movimiento aparente, nos invita a la revisión y reflexión de todo aquello que está representado por Urano.

– Nuestra adaptación a los cambios e imprevistos.

– Aquello frente a lo que nos rebelamos.

Urano está relacionado con nuestra adaptación a los cambios e imprevistos. Foto ilustración: Shutterstock.

Urano está relacionado con nuestra adaptación a los cambios e imprevistos. Foto ilustración: Shutterstock.

– Las revoluciones y cambios radicales.

– Nuestra originalidad y autenticidad (potencial creativo).

La energía uraniana es como un choque eléctrico, irrumpe en nuestra vida trayendo desestabilización, removiendo viejas estructuras para que hagamos los cambios que son necesarios en nuestra vida. Nos lleva a que ésta sea más auténtica, nos fuerza a salirnos de todo aquello conocido.

Urano en Tauro propone una nueva forma de canalizar las energías, una nueva forma de ahorro, cuidado y preservación para asegurarnos un futuro sustentable.

Este movimiento lo realizamos basándonos en nuestro potencial creativo, en dirigir la energía hacia acciones concretas, seguras, donde el cuidado del entorno natural esté comprendido, llevando la evolución hacia áreas donde el placer mundano, el disfrute del cuerpo y de nuestro tiempo también estén incluidos.

Urano en Tauro propone una nueva forma de canalizar las energías, una nueva forma de ahorro, cuidado y preservación para asegurarnos un futuro sustentable. Foto ilustración: Shutterstock.

Urano en Tauro propone una nueva forma de canalizar las energías, una nueva forma de ahorro, cuidado y preservación para asegurarnos un futuro sustentable. Foto ilustración: Shutterstock.

Entonces, en este periodo de tiempo, la retrogradación de este planeta nos invita a reflexionar sobre las maneras y formas de canalizar nuestro potencial creativo.

Hacia una vida sustentable

Tauro es un signo que está siempre enfocado en el ahora, y Urano nos da pantallazos de futuro, una idealización de la mejor manera de proyectar nuestros ideales y expectativas, yendo hacia la evolución de las formas.

Debemos observar todo lo acontecido en nuestras vidas durante estos primeros meses de 2021 en base a las maneras creativas que fuimos desarrollando en un nivel personal. Esto nos llevará a reflexionar sobre nuevas formas revolucionarias de sustentos económicos y financieros, buscando nuevas maneras de vincularnos con nuestro cuerpo y sus placeres, y en un plano global, a reflexionar sobre nuestra relación con la naturaleza.

Hace muy pocos días trascendió la realidad del daño que como humanos estamos generando en la Tierra, nuestra gran madre, sumamente asociada con la energía taurina. Los recursos se agotan, y la forma de generar las energías necesarias para la vida moderna están en jaque, haciendo inminente un cambio de dirección, y por sobre todas las cosas, una toma de consciencia definitiva sobre la realidad del planeta y sus ecosistemas,

El cambio climático es el principal síntoma de que seguimos equivocándonos y ninguneando a la naturaleza, porque la pandemia en la que nos vimos sumergidos no detuvo el daño que le estamos haciendo.

Temporada de planetas retrógrados

El movimiento retrógrado de Urano se suma al resto de los planetas que se encuentran en esta fase: Júpiter, Saturno, Neptuno, Quirón y Plutón.

Estos seis planetas en retrogradación apuntan a la revisión de asuntos sociales y colectivos. Urano retrógrado augura que es momento de corregir los errores del pasado y buscar cómo hacer las cosas de forma correcta, en armonía y respeto con nuestro entorno natural, revisando las bases de cómo está conformada nuestra sociedad y a qué cosas se les da más importancia.

Estos seis planetas en retrogradación apuntan a la revisión de asuntos sociales y colectivos. Foto ilustración: Shutterstock.

Estos seis planetas en retrogradación apuntan a la revisión de asuntos sociales y colectivos. Foto ilustración: Shutterstock.

Por último, el 25 de diciembre de 2021 se da la última de las tres cuadraturas entre Saturno en Acuario y Urano en Tauro, exigiéndonos tomar acción creativa, dándole forma al futuro en base al presente que estamos habitando, haciéndonos cargo de todo lo que debemos resolver de forma urgente.

Entonces sí, tenemos todos estos meses para continuar revisando los acontecimientos pasados, analizando en que áreas de nuestra vida realmente nos reinventamos y cuan dispuestos estamos a surfear la ola del cambio colectivo que se avecina.

Por Laura Graffigna, docente y astróloga humanística. Dicta talleres de astrología feminista y de introducción a la astrología. IG: @astrologiadelabuena

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7