La exposición irá a bordo de un tren de 9 vagones que se detendrá en distintas localidades bonaerenses.

Hace 164 años circuló el primer tren en la Argentina y transformó el país. Miles de pueblos se fundaron con la llegada del ferrocarril y vivieron durante mucho tiempo al ritmo que imponía el movimiento junto a las vías.

En sus años dorados, este transporte fue utilizado por presidentes, un Papa y figuras de la cultura. Sin embargo, con la irrupción del avión, la masificación de otros medios y el cierre de servicios, sobrevivir no le fue fácil: de 47.000 km de vías en 1950 –llegó a ser el mayor sistema ferroviario de América Latina-, hoy tiene 4.000 km entre larga distancia y regionales para pasajeros.

Para que la importancia que tuvo – y tiene con los servicios actuales como Mar del Plata, Córdoba o Tucumán, entre otros – no caiga en el olvido, Trenes Argentinos Capital Humano lanzó el Tren Museo Itinerante, que se inaugurará el viernes 13 de agosto en Junín, provincia de Buenos Aires, donde estará tres días.

El Museo Tren Itinerante comenzará las exposiciones en Junín.

El Museo Tren Itinerante comenzará las exposiciones en Junín.

El objetivo es que el convoy de 9 vagones -se podrán visitar 8, siempre con guía- recorra el país, comenzando por la provincia de Buenos Aires. El fin de semana siguiente, se trasladará de Junín a Chacabuco; luego se detendrá en Mercedes y finalizará en Pilar, a donde llegará el 3 de septiembre. Luego de esta etapa se espera que la exposición llegue a otras provincias.

Los coches son formaciones de alto valor histórico. Se trata de los más lujosos que estuvieron en circulación antes de que comience la decadencia del ferrocarril. Aunque son parte de la historia por los célebres personajes que viajaron a bordo, estaban a punto de convertirse en toneladas de chatarra. Fueron restaurados por el Taller Junín Ministro Mario Meoni.

Todo para ver

Cada vagón está dividido por temática. Los dos primeros de la visita fueron pensados por el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación tecnológica bonaerense. Cuentan con equipos virtuales, juegos interactivos y biblioteca para los más chicos.

Luego, hay uno destinado a la Casa de la Moneda, en el que se muestra el trabajo de la institución, billetes y chapas patentes. En cuarto lugar está el dedicado al Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, en el que se piensa hacer una promoción de destinos.

La visita continúa por el coche presidencial. Fue construido en 1954 por la empresa holandesa Werskpoor y tiene dos camarotes principales, un salón de estar y comedor con todas las comodidades de la época. Lo utilizó el Papa Juan Pablo II.

Vista del coche presidencial, utilizado por el Papa Juan Pablo II.

Vista del coche presidencial, utilizado por el Papa Juan Pablo II.

El coche cine es otro de los atractivos. Originalmente fue un vagón pullman de origen japonés creado en 1962 y modificado en 1969 por Ferrocarriles Argentinos para esta nueva función. Cuenta con 60 butacas en distintos niveles, sala de proyección y toilette. Está renovado tecnológicamente y durante la visita se emite un corto de unos 8 minutos que muestra la puesta en valor de los vagones.

Uno de los espacios está dedicado a reflejar el desarrollo de este medio de transporte a través de piezas que fueron fundamentales para su buen funcionamiento.

La muestra está dividida en distintas especialidades ferroviarias: conducción, vía y obra, jefe de tren y señalamiento. Se exhiben telégrafos, teléfonos, relojes, rieles, durmientes. También se destaca el rol de las mujeres que durante los años 60 y 70 eran azafatas.

Uno de los vagones expone piezas fundamentales para el desarrollo del transporte.

Uno de los vagones expone piezas fundamentales para el desarrollo del transporte.

La visita, de la mano de un guía especializado, termina en el coche salón-bar. Creado en 1954 y modificado en 1970, era parte del Expreso El Libertador, que unía Buenos Aires y Mendoza. Actualmente hay una barra con banquetas, dos sillones semicirculares y una mesa gerencial. En el bar, los visitantes podrán consumir algo o comprar algún souvenir.

Todos los ambientes estarán ventilados y cuentan con medidor de dióxido de carbono. A los visitantes se les controlará la temperatura, todos deberán usar barbijos durante todo el recorrido, y habrá alcohol en gel en cada vagón.

El recorrido se hará siempre con guía y es necesario hacer una reserva en la página https://tren-itinerante.decahf.gob.ar. El tren estará abierto de 9 a 17 y los cupos son limitados, ya que no podrán ingresar más de 15 personas por turno. La entrada será gratuita.

Campana en el Tren Museo Itinerante.

Campana en el Tren Museo Itinerante.

Además de los 40 minutos de visita guiada, en cada estación en donde se detenga habrá una feria gastronómica con productores locales.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7