María Assunta tenía 94 años cuando murió. Sin esposo ni hijos, le dejó toda su herencia a su mascota Tomassino.

¿Quién no se encariñó alguna vez con un animal en la calle? Un gato callejero pasó de comer las sobras de los restaurantes y deambular por las calles de Roma a ser rico y poderoso en cuestión de años.

Esa es la historia de Tommasino, que en 2011 heredó una fortuna de 13,2 millones de dólares por parte de su dueña.

La “madre” del felino fue Maria Assunta, que murió a los 94 años y de acuerdo a sus abogados dejó toda su fortuna en beneficio de Tommasino Assunta, a quien encontró en la calle y lo cuidó desde entonces debido a su amor por los animales.

La historia de Tommasino en un diario de Roma.La historia de Tommasino en un diario de Roma.

La anciana contaba con una importante cantidad de propiedades a lo largo del país, cuentas bancarias y acciones, pero no tenía familiares.

Sus abogados, Anna Orecchioni y Giacinto Canzona, aclararon que su clienta dejó sus bienes a utilidad de Tommasino en un testamento que quedó en custodia de los letrados en Roma.

Qué dice la ley italiana

Cuando una persona fallece en Italia, se abre su “sucesión”. En esencia, la sucesión es importante para determinar quién recibirá los bienes del difunto y en cuánta proporción recibirá la cada una de las partes interesadas.

¿Quién puede reclamar la herencia en Italia?  Cualquier persona indicada en el testamento y las personas consideradas herederos legítimos.

Asimismo, en caso de falta de testamento y no haya herederos, es posible que otros miembros de la familia, hasta el sexto grado de parentesco, reclamen la herencia. Además, en caso de que no haya heredero ni disposición de los activos, el Estado italiano también puede heredar.

La legislación italiana impide que un animal reciba una herencia en forma directa.La legislación italiana impide que un animal reciba una herencia en forma directa.

Pero al hablar de un animal se complica aún más las cuestiones jurídicas ya que no existe ningún inciso o en referencia a este caso extraordinario.

Con la mente clara y decidida.

Cuando llegó el momento de hacer el testamento, la millonaria tenía ya 92 años, pero su lucidez mental estaba intacta. Arribó al despacho de sus abogados decidida a dejarle todo a Tomassino. Primero los profesionales comprobaron que no existiesen familiares vivos que puedan reclamar la herencia.

Su abogado explicó que, de acuerdo a la ley italiana, Tomassino no puede heredar el dinero directamente, y en el testamento se solicita que el patrimonio sea entregado a una asociación animal, si pudiera encontrar alguna De lo contrario, a una persona idónea para cuidarlo.

Stefania, que trabajó en la casa de Maria Assunta hasta sus últimos dias de vida, fue la elegida de manera jurídica para hacerse responsable del felino y sus necesidades “La señora sufría sólo de soledad, por ello tenía a este pequeño gato para disfrutar de su compañía. Siempre estaba sobre su regazo, y lo cuidó más que a un hijo”, explicó la enfermera.

La tutora electa aseguró no conocer la magnitud de la fortuna de la mujer para quien trabajaba. “Sólo lo supe después”, comentó. “¿Quién podía imaginar que era un gato de la aristocracia?,” se preguntó.

El caso de Tommasino fue llevado al palacio de justicia de Roma, Italia. Foto: Víctor Sokolowicz - FTPEl caso de Tommasino fue llevado al palacio de justicia de Roma, Italia. Foto: Víctor Sokolowicz – FTP

No sólo el pequeño animal disfrutará de la fortuna. También lo hará esta enfermera. “Se beneficiará indirectamente por haber sido nombrada administradora”, explicó el letrado Giacinto Canzona. “Es una gran herencia, pero es una herencia controlada”, añadió en diálogo con la BBC.

“Hemos recibido muchos correos electrónicos de candidatos que querían adoptar a Tommasino”, contó uno de los abogados.

No estás solo, Tommasino

Tommasino no fue el primer gato del mundo en hacerse millonario, existen varios casos más de pequeños animalitos que mantienen una vida excéntrica y lujosa.

Blackie heredó 10 millones por parte de su dueña en 1988 antes de morir. Pero compartió una hermosa y lujosa mansión con otros 15 gatos. A pesar de que su dueño especifico que el mencionado felino era el único heredero, decidieron compartir la fortuna con los demás animales.

Choupette pertenece al ícono de la moda Karl Lagerfeld. Tiene dos doncellas personales para su cuidado, ha participado en distintos eventos y se presume que heredará la fortuna de su dueño ya que no le gustan otros animales y tampoco los niños.

Karl Lagerfeld junto su gata Choupette.Karl Lagerfeld junto su gata Choupette.

Grumpy Cat es un caso al revés. Su particular carita se convirtió en un meme viral con el que llegó a ganar más de 500 mil dólares. Tras su exitosa carrera como influencer, el gato murió en 2019 y fue su dueña la que heredó su fortuna.

Maru es un gatito de raza Scottish Fold, su fama y dinero se lo debe a su canal de YouTube. El felino pasó a formar parte de los record Guinness como el gato más visto el mundo: sus videos superan los 300 millones de vistas. Mensualmente hace ganar a su familia cerca de 50.000 mil dólares.

Tommasino puede darse el lujo de pertenecer a un maravilloso club de mascotas millonarias, ocupando el tercer puesto. El segundo pertenece a un chimpancé, “Kalu” que heredó de su dueño 80 millones de dólares. El primer lugar lo ocupa el perro Gunther IV, un pastor alemán que a su vez heredó de su padre Gunther III la suma de 372 millones de dolares, quien fue compañero de Karlotta Liebenstein, una excéntrica condesa alemana.

Radio Pinamar FM 100.7