Mascoters es una aplicación que conecta a dueños de perros y gatos con cuidadores según su ubicación y requisitos.

El match es entre apasionados cuidadores de animales y personas que necesitan dejar a su mascota bajo la custodia de alguien confiable que viva en la misma zona. Ya sea porque viajan, trabajan o tienen un evento puntual. La estadía es por día, pero al estilo Airbnb el contrato de alojamiento se puede extender o acortar.

Tres emprendedores argentinos, Javier Pérez Meisegeier (programador), Marcos De Cristóbal (programador) y Alan Tenembaum (diseñador) crearon la aplicación Mascoters. Una estrecha amistad, el amor compartido por los peludos de cuatro patas y la dificultad de encontrar quién los cuide ante cualquier imprevisto los llevó a pensar en esta solución tecnológica.

La comunidad de Mascoters está en los barrios de Capital Federal y del Gran Buenos Aires, con una demanda del 52% y 48% respectivamente, pero también hay cuidadores registrados en el interior del país, desde Tucumán hasta Bariloche.

“En esta primera etapa, enfocamos nuestras campañas en conseguir buenos perfiles de cuidadores. Ya estamos llegando a los 1.000. En cuanto a los usuarios del servicio, registramos alrededor de 500. El progreso fue mucho más veloz de lo que esperábamos”, se entusiasma el trío, en diálogo con Clarín.

Mascoters, la nueva aplicación que matchea a dueños de gatos y perros con cuidadores.
Mascoters, la nueva aplicación que matchea a dueños de gatos y perros con cuidadores.

Dieron los primeros pasos a principios de 2022 y, desde el 8 de septiembre, el desarrollo puede descargarse en Playstore. Hoy, solo puede usarse con Android, pero en noviembre se espera que también esté disponible para iPhone.

“Molly, una perrita mestiza de 9 meses, fue la primera canina que recibimos. Su dueña contrató el servicio porque tenía un cumpleaños que duraba todo el día y no quería dejarla sola. Inspirados en la mirada tan expresiva de la perrita, hicimos un sticker con su imagen y solemos usarlo en nuestras charlas por WhatsApp”, revela Javier mientras observa cómo se va poblando el mapa que entrelaza a usuarios y cuidadores.

Cómo funciona Mascoters, la app para el cuidado de mascotas

El proceso empieza con la construcción de un perfil y una búsqueda. Al ingresar a la aplicación, el usuario puede seleccionar su domicilio y el rango de fechas en que necesita del cuidado de su mascota. Luego, navega por un listado donde se despliega un mapa y aparecen qué cuidadores están cerca de su zona.

En esta instancia, tiene que elegir la descripción del perfil que más se ajuste a sus requerimientos y enviar la solicitud para establecer el contrato que puede ser aceptado o rechazado por el cuidador. Asimismo, puede ofrecer la información que considere importante, como la raza o si exige cuidados particulares, para garantizar el mejor cuidado de su compañero. Asimismo, debe proveer el alimento y podrá ponerse en contacto con su mascoter (cuidador) una vez abonado el servicio.

Marcos De Cristóbal, programador y uno de los creadores de Mascoters.
Marcos De Cristóbal, programador y uno de los creadores de Mascoters.

El dueño de la mascota es quien elige el lugar del cuidado que puede ser su propio hogar o, como decide la mayoría, la casa del cuidador. Por el momento, solo se admiten gatos y perros de tamaño pequeño (0 a 7 kilos), mediano (7 a 18 kilos), grande (18 a 45 kilos) o gigante (45 kilos o más). Dentro de la plataforma, cada cuidador puede marcar sus restricciones y definir sus propios horarios.

El uso de la aplicación es totalmente gratuito. Mascoters cobra únicamente un 25% de comisión al cuidador sobre el valor total del servicio que realiza. El precio que se cobra es diario y lo define cada cuidador. El mínimo establecido es de $ 1.000 por día y el promedio es de $ 1.500. Los servicios se pagan por transferencia bancaria a los 15 días de realizados.

“Todo el proceso cuenta con seguridad. Tenemos un equipo que evalúa cada perfil y también chequea que los datos sean reales y válidos antes de aprobar a los cuidadores. Hay un seguro que cubre cualquier gasto veterinario o eventual daño que la mascota produzca mientras se la está cuidando”, subraya Javier.

El perfil del cuidador

“Hace 4 años empecé a cuidar mascotas. Lo tomé como mi actividad secundaria. Ojalá que con esta aplicación pueda ser la principal”, narra Lucía Nualart (37), de San Fernando.

Daniela Sánchez (24) es usuaria de la aplicación y dueña de Barcelona. Sigue en contacto con el cuidador de su mascota.
Daniela Sánchez (24) es usuaria de la aplicación y dueña de Barcelona. Sigue en contacto con el cuidador de su mascota.

¿Por qué elegiste ser cuidadora? “Solía tener mascotas en mi casa y el gran problema siempre fue qué hacer con ellas cuando uno no está. Esta solución me pareció una gran idea para ayudar a esas personas y, al mismo tiempo, poder ganar dinero extra”, responde Lucía ante la consulta de Clarín.

Lucía reserva los días que está en su casa haciendo home office para dedicarse a sus invitados de honor y hacerlos sentir como “en casa”, respetando sus hábitos, tiempos y espacios. No cuida a más de uno a la vez, salvo que vivan juntos, y siempre pregunta por sus costumbres y gustos para poder tener mejor llegada.

“Empecé hace poco. Mi primera experiencia fue con un perrito super cariñoso que al principio estaba muy tímido, pero terminó adueñándose de la cama y yo durmiendo en un rincón”, recuerda.

Lucía Nualart (37) se registró como cuidadora en la aplicación de Mascoters.
Lucía Nualart (37) se registró como cuidadora en la aplicación de Mascoters.

Maite Pérez (22) es de San Martín y eligió ser cuidadora porque está comenzando la carrera de veterinaria. “Es una ayuda económica y una forma interactuando con animales, que es lo que me apasiona”, puntualiza.

Sabe que los primeros días de relación con la mascota son fundamentales porque es el momento en que se construye un vínculo de confianza. “Es importante poder darles su espacio para que se sientan cómodos”, destaca y organiza su calendario en función de los tiempos en que no tiene responsabilidades.

“Un día como cuidadora es muy divertido. Lo planifico para que sea lo único que hago. Me la paso jugando, mimando y paseando a mi invitado. Una de las experiencias que más tengo presente es la de un cachorrito con el que tuvimos una química increíble desde el principio. Cuando vinieron a buscarlo no se quería despegar de mí”, señala.

Maite Pérez (22) se registró como cuidadora en la aplicación de Mascoters.
Maite Pérez (22) se registró como cuidadora en la aplicación de Mascoters.

También recuerda cuando le llevaron un gato. “Al comienzo suelen estar un poco asustados porque son territoriales pero, parecía que hubiera vivido siempre conmigo. Tomó confianza rapidísimo y no paró de treparse a todo lo que encontró”, se enorgullece.

Qué dicen los usuarios

Para Martín Figueroa (32, de Palermo), este tipo de aplicaciones representa un paso más para entender que los animales son parte de nuestra familia. “Cada vez es más grande la movida pet friendly. Valoro el hecho de poder contactarme con el cuidador de Max una vez que contrato el servicio. Cuando lo están cuidando soy bastante intenso y a cada ratito pido alguna foto o video para ver cómo está”, reconoce.

Martín Figueroa (32) es dueño de Max y usuario de Mascoters.
Martín Figueroa (32) es dueño de Max y usuario de Mascoters.

Daniela Sánchez (24) vive en Villa del Parque y tiene una perrita de tamaño grande que se llama Barcelona. “La solía dejar con mi mamá, pero ella ya no puede cuidarla por temas de espacio. Suelo viajar por trabajo y me resulta difícil encontrar a alguien que pueda tenerla. La aplicación me vino fantástica y ya tengo a mi cuidador de cabecera”, le cuenta a Clarín.

Comunidad pet friendly

Las actualizaciones son constantes en la plataforma que cada vez suma nuevas funcionalidades. “En esta etapa, lanzamos mejoras en base a las sugerencias que nos hacen llegar los usuarios y a cuestiones que vamos detectando”, destacan los fundadores de Mascoters.

¿Cuáles serán los próximos pasos? Sin duda, incluir más servicios que hagan match entre los prestadores y los clientes. Paseos de perros, peluquera canina y veterinarios a domicilio, algunos de los tantos. “También vamos a implementar la venta de alimentos y todas las herramientas que garanticen el bienestar de las mascotas”, resumen.