Se consigue a partir de la fermentación de determinados vegetales y sirve para acompañar carnes, pescados y otros platos. Qué sabor tiene.

“El kimchi es un alimento elaborado a través de un proceso de fermentación cuyo componente principal es el baechu, una col rizada, y a través de este proceso, conjuntamente con cebolla, ajo y ají picante, se llega a terminar un kimchi”, dijo en el Congreso Nacional la senadora Magdalena Solari Quintana y, para algunos argentinos, fue la primera vez que escuchaban hablar de esta comida.

Sin embargo, para muchos otros, no es una novedad, ya que este fermentado se consume desde hace tiempo en el país gracias al aporte de la colectividad coreana y su rica tradición culinaria, que lo difunde a través de sus centros culturales, restaurantes especializados, festivales, y cuyas costumbres y técnicas fueron adoptadas incluso por cocineros de otros estilos.

Hay que tener en cuenta que el kimchi antes que un alimento es una técnica para conservar los vegetales a través de la fermentación, lo que le suma un alto valor nutricional.

Kimchi del restaurante Take, en Flores

Kimchi del restaurante Take, en Flores

Durante la fermentación se generan probióticos, que benefician el sistema inmunológico -destaca Moonhaeng Cho, director del Centro Cultural Coreano en Buenos Aires-. Además, el kimchi tiene condimentos que aportan vitaminas, minerales y fibra. Para nosotros es casi imposible imaginar la vida sin él, no sólo porque representa nuestra identidad, sino también porque es parte de nuestra salud”.

Qué sabor tiene el kimchi y qué platos puede acompañar

“El kimchi es un sabor muy adorado en Corea como para nosotros el asado, pero acá tiene una contra para algunos: pica, y mucho”, analiza Tomás Linch, editor de libros de gastronomía de Planeta. Aunque hay versiones sin picante, es difícil encontrarlas en restaurantes, aunque sí se las puede preparar en casa en versiones más suaves.

La preparación del Kimchi es una  tradición entre la colectividad coreana

La preparación del Kimchi es una tradición entre la colectividad coreana

El kimchi se puede comer crudo o salteado, incluso como insumo para hacer una tortilla, una sopa o estofados. Con asado queda genial y es un hit si se lo coloca arriba del choripán.

Para los coreanos, el kimchi forma parte del banchan, esa serie de platos que acompañan al principal y al infaltable arroz. La práctica del kimjang es el ritual comunitario de la preparación de kimchi en familia para compartirlo con vecinos y parientes. 

Geotjeori, kimchi fresco sin fermentar, prueba de receta del restaurante Mr Ho

Geotjeori, kimchi fresco sin fermentar, prueba de receta del restaurante Mr Ho

Cómo preparar el kimchi paso a paso

Hay más de trescientos tipos de kimchi diferentes, ya que dependen de la verdura base con la que se haga. El más famoso es el baechu, hecho con akusay (o col china), a lo que se suma la sal, el elemento más importante para la fermentación, y otros ingredientes como cebolla, verdeo, pimentón, jengibre, ajo y azúcar.

Otras variantes conocidas son la kkakdugicon nabo cortado en cuadraditos, muy crocante, o la dongchimi, también de nabo, pero que no tiene picante.

La técnica del kimchi es muy simple, no requiere conocimientos previos, aunque sí tres factores muy importantes: la calidad de la materia prima, la temperatura -ya que se trata de construir un universo de microorganismos- y el respeto de los tiempos correctos de reposo para una adecuada fermentación.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7