jueves, febrero 27, 2020
Medio Ambiente

Proyecto Preservativo Vulvas Por qué es necesario un preservativo para personas con vulva

El colectivo está formado por personas de diversas identidades sexuales. En diálogo con Entremujeres Clarín se refirieron a la urgencia de un método efectivo que las y los incluya.

Las campañas de prevención de enfermedades de transmisión sexual, ¿incluyen a todas y todos? La respuesta, claro está, es negativa. La exclusión se hace visible una vez más y, como consecuencia, un colectivo decidió trabajar al respecto y visibilizar esta falla. Se trata del Proyecto Preservativo Vulvas, “autoconvocades para concientizar y reclamar por la necesidad de un preservativo para personas con vulva”.

En diálogo con Entremujeres Clarín las y los activistas comentaron que el proyecto surgió “por la necesidad de tener un preservativo pensado y diseñado para los cuerpos con vulva en todas las prácticas sexuales, en especial para el roce entre vulvas, ya que aún no existe un preservativo diseñado para practicar tribadismo (lo que coloquialmente se denomina ‘tijereteo’)”.

El origen tuvo como puntapié inicial la puesta en común de experiencias personales: “Esto dio cuenta del estado de precariedad en la que nos encontramos en cuanto a la falta de información sobre cómo cuidarnos, por un lado; y por otro, ante la falta de métodos disponibles en nuestro país para la prevención de ITS, como por ejemplo: los campos de látex, los dedales de látex y los preservativos vaginales”.

El colectivo está compuesto por personas de diversas identidades sexuales, aclaran: “Lesbianes, bisexuales, varones trans, mujeres cis, no binaries y más, organizadas de manera independiente, horizontal, apartidaria, transfeminista e interseccional”. Todas y todos tienen un objetivo claro: “Gozar y al mismo tiempo poder preservar la salud sexual, con la posibilidad de decidir cómo y cuándo cuidarse”.

El reclamo de Proyecto Preservativo Vulvas tiene varias aristas: por un lado, exigen “información completa sobre los métodos existentes para la prevención de Infecciones de Transmisión Sexual”, tanto en las escuelas como en los consultorios ginecológicos. Por el otro, buscan “concientizar sobre esta problemática y reclamar al Estado políticas de salud pública que promuevan y distribuyan los métodos disponibles en otros países”.

Por el momento, el colectivo está en etapa de visibilización y no tomó contacto con organismos oficiales. Sin embargo, sí lo hizo con organizaciones no gubernamentales, “cuya información es incompleta”, afirmaron. En ese sentido, sostuvieron que “es imprescindible el contenido sobre diversidad sexual y prevención de ITS en la Educación Sexual Integral”. Además, mencionaron que, a su entender, “la legislación que regula las políticas de salud sexual está centrada en la fertilidad y la anticoncepción, que son sólo uno de sus ejes. Hoy, la prevención de ITS y el placer no forman parte de la agenda política de la Secretaría de Salud”.

Esta demanda surge desde la sociedad civil porque “el Estado, por lo general, está atrasado con respecto a los avances y cambios de la sociedad y tiende a mantener el status quo, en este caso cisheteronormativo patriarcal”, afirmaron. “La salud sexual de las personas no heterosexuales no está en agenda, sobre todo la de las personas con vulva. Y hay una completa invisibilización de nuestras relaciones sexuales”, añadieron.

Esta falta que hoy el colectivo pone en evidencia revela sobre todo una profunda desigualdad: “Las políticas de salud se centran en el cuidado y en el placer de las personas con pene; y el deseo y autonomía de las personas con vulva están en un segundo plano o, directamente, no cuentan”.

Desde Proyecto Preservativo Vulvas realizaron investigaciones y encuestas sobre distintos tipos de preservativos alrededor del mundo. “Hay muchas ideas, prototipos y decenas de materiales innovadores para llevarlo a cabo. La razón por la que no existe hasta hoy un preservativo para las personas con vulva es simplemente falta de voluntad política, tanto de los sistemas de salud, como de los gobiernos”, concluyeron.

Deja un comentario