sábado, diciembre 14, 2019
MúsicaNoticias

Moda peligrosa Qué son los “grills” y por qué generan preocupación entre los odontólogos

En España lanzaron una advertencia luego de que la popular cantante Rosalía los utilizara en un video.

El alerta llega desde el viejo continente. La Sociedad Española de Ortordoncia (SEDO) advirtió sobre los riesgos del uso de “grills” (también se los conoce como parrillas o grillz) para la salud bucondental​, tras el estreno de “A Palé”, el último videoclip de Rosalía, la estrella musical del momento, en el que exhibe esas coronas metálicas que adornan uno o varios dientes.

El odontólogo Iván Malagón la calificó como “peligrosa moda” y afirmó que no es “nada recomendable” porque entre otros problemas, pueden generar microtraumatismos, además de la inflamación de la encía debido a la sobrecarga.

Suelen estar hechas de oro, plata, con brillante o incluso de colores. Además, existen diversas modalidades, ya que pueden ser fijos o removibles. Populares en el mundo del trap, en Argentina se consiguen por internet desde 1.300 pesos (para un solo diente) hasta 4.000 (para 12 dientes, arriba y abajo).

Los grills fijos, por un lado, requieren una preparación previa de los dientes, en la que hay que proceder al desgaste de la superficie dental para luego adaptar sobre esta la corona decorativa.

Por otro lado, los grills removibles pueden hacerse a medida mediante una impresión dental o pueden comprarse con forma estándar que difícilmente se adapta en forma y tamaño al diente original.

En este sentido, los odontólogos alertan de que, pese a su “apariencia inofensiva”, los inconvenientes para la salud bucodental de los grills tienen que ver tanto con las posibles reacciones alérgicas a los metales empleados para su confección como con la proliferación de bacterias en los mismos.

Un usuario que los vende en Argentina explica el procedimiento para colocarlos:

  • Sumergir en agua caliente, pero que no llegue a hervir, por unos 30 segundos.
  • Aplicalo sobre los dientes, pero no muy fuerte. (similar a la aplicación de los protectores bucales) apretando para que tome la forma de tu dentadura.
  • Apretar cada agarre del grill con la silicona.
Los riesgos para la salud dental de imitar la estética de Rosalía / AFP

Los riesgos para la salud dental de imitar la estética de Rosalía / AFP

Placa y caries

Los profesionales afirman que estas coronas metálicas facilitan la acumulación de placa y caries, ya que las partículas de comida y bacterias se pueden acumular entre los dientes. Además, un grill puede causar abrasión de los dientes que lo rodean. Del mismo modo, el uso prolongado este adorno puede decolorar o teñir los dientes, dependiendo del material del que esté hecho.

Por otro lado, si no están correctamente adaptados pueden provocar trauma, fracturas, e incluso derivar en problemas como la gingivitis, enfermedad periodontal o recesión de las encías, que son las principales causas de pérdida de piezas dentales en adultos.

Malagón profundiza en esta cuestión y asegura que “las coronas de oro pueden originar una enfermedad gingival grave si no se ajustan de forma adecuada”. “A veces estos accesorios están prefabricados y no siempre son colocados por un dentista, con ello se pueden originar muchos problemas de salud bucal”, añadió.

Desde la SEDO destacan también que la colocación de estas coronas puede limitar la capacidad de realizar una mordida correcta o alterar la oclusión de la boca, lo que conllevaría una posición forzada de la mandíbula, causando lesiones tanto en los músculos faciales como en las articulaciones.

Por ello, los odontólogos recomiendan que antes de seguir este tipo de modas se consulte a un especialista para evitar poner en riesgo la salud bucodental.

Los riesgos para la salud dental de imitar la estética de Rosalía / AFP

Los riesgos para la salud dental de imitar la estética de Rosalía / AFP

“Si aún así deseamos optar por añadir decoración a nuestra dentadura, hay opciones más seguras que pueden prevenir complicaciones posteriores serias, como un adorno de oro de 24 quilates que se adhiere a alguno de los dientes frontales y que es realizado por un dentista que instruye al paciente sobre el adecuado mantenimiento y las posibles complicaciones o el tatuaje del diente, que se adhiere a la superficie del diente por un período corto”, concluyó Malagón.

(Fuente: DPA)

Deja un comentario