El filme marcó a una generación, pero un director de la India reclamó su propiedad intelectual.

E.T.  El extraterrestre, la película dirigida por Steven Spielberg, se estrenó en junio de 1982 en más de mil cines de Estados Unidos y definió un antes y un después en la historia del cine.

E.T. El Extraterrestre tenía algunos temas universalmente populares: la amistad, la inocencia, el abandono, la supervivencia. Pero esta historia de un niño y su nuevo mejor amigo del espacio exterior no era la típica película de amigos.

E.T. El extraterrestre llegó a ganar 700 millones de dólares en total y se convertiría en una de los mayores éxitos de la historia. Jurassic Park se convirtió en la nueva película más taquillera del mundo, pero en su tierra natal, E.T…. sigue siendo una de las películas más importantes.

Las tapas del video de "E.T. El extraterrestre". Foto/archivo

Las tapas del video de “E.T. El extraterrestre”. Foto/archivo

Cómo se le ocurrió “E.T. El Extraterrestre” a Steven Spielberg

La idea se le ocurrió a Steven Spielberg en 1980 en Túnez, donde dirigía a Harrison Ford en En busca del arca perdida.

“Lo que realmente necesito es un amigo con el que pueda hablar, alguien que me dé todas las respuestas”, dijo Spielberg.

Durante un tiempo de descanso en el desierto, Spielberg arrinconó a Ford y a la guionista Melissa Mathison y les expuso su idea: una aventura fantástica sobre un niño de 10 años llamado Elliott y un pequeño y adorable ser abandonado en la Tierra por sus compañeros extraterrestres.

Sus compañeros quedaron encantados y, en diciembre de 1980, Mathison entregó un primer borrador bastante elaborado. El protagonista, Elliott (Henry Thomas), en esa primera versión se había convertido en un niño cuyo padre se había marchado.

Elliot es demasiado joven para estar con su mandón hermano mayor y demasiado mayor para su hermana pequeña, interpretada por una Drew Barrymore de 7 años.

E.T. El Extraterrestre. Una entrañable historia de amistad interplanetaria. Foto/archivo

E.T. El Extraterrestre. Una entrañable historia de amistad interplanetaria. Foto/archivo

En ese contexto el niño encuentra un amigo de su tamaño y en una situación similar: E.T., un extraterrestre andrajoso y abandonado que huye de los científicos que quieren estudiarlo.

La inspiración de E.T. El extraterrestre estaría en la India

En 1982, el director de cine indio, Satyajit Ray, recibió una llamada telefónica de su amigo y escritor de ciencia ficción, Arthur C. Clarke. Aunque Clarke vivía en Sri Lanka, ese año estaba de visita en Londres, donde había visto la nueva película de Steven Spielberg, E.T. el Extraterrestre.

Clarke le llamaron la atención las similitudes entre E.T. y “El alienígena”, un guión que Ray había escrito a mediados de los años sesenta. En el guión de Ray, un alienígena aterrizaba en un pueblo de Bengala y se hacía amigo de un niño.

Por recomendación de Clarke, Ray llevó su guión a Hollywood en 1967 con la esperanza de conseguir un acuerdo con un estudio para realizar la película.

En un momento dado, Columbia Pictures mostró su interés y se sugirieron nombres de grandes estrellas de Hollywood, como Peter Sellers y Steve McQueen, para el papel de un personaje estadounidense en la película de Ray.

Desgraciadamente, tras muchos retrasos, el proyecto se archivó y “El alienígena” nunca se rodó.

De hecho, Ray reveló la conversación telefónica con Clarke en una entrevista con la revista India Today en febrero de 1983.

En la entrevista el director indio dijo que ni “E.T.” ni la película de Spielberg, de 1977, “Encuentros cercanos del tercer tipo”; “habrían sido posibles sin que mi guión de El alienígena estuviera disponible en toda América en copias mimeografiadas”.

La increíble recaudación de “E.T. El extraterrestre”

La realización de E.T. costó a Universal 10,5 millones de dólares, de los cuales 1,5 millones se destinaron a la creación de tres E.T. interpretados por dos enanos y un niño de 12 años sin piernas.

A finales de 1982, el filme había recaudado 322 millones de dólares y generado una industria de mil millones de dólares en muñecos de E.T., videojuegos, helados, colchas y calcomanías con la famosa frase del extraterrestre de dedos luminosos: “E.T. llama a casa“.

Henry Thomas, el chico de E.T. Foto/archivo

Henry Thomas, el chico de E.T. Foto/archivo

Sin embargo, detrás de todas las cifras quedó en la memorias de los espectadores una simple historia de amistad. Contemplando su éxito, Spielberg dijo: “La razón por la que me hice cineasta fue para hacer historias sobre personas y relaciones. E.T. es la primera película que he hecho para mí“. Y por suerte, hasta ahora, no fue la última.

La recepción de E.T. El extraterrestre en 1982

Desde el momento en que E.T. se proyectó por primera vez, en la noche de clausura del Festival de Cine de Cannes​ de 1982, los comentarios de la película fueron abrumadoramente positivos.

El crítico de cine estadounidense, Richard Corliss, se deshizo en elogios en la revista Time. Allí escribió “E.T. es una mezcla perfectamente equilibrada de dulce comedia y melodrama a diez velocidades, de muerte y resurrección, de una amistad tan pura y poderosa que parece un amor idealizado”.

La revista Time también incluyó al extraterrestre ficticio en su lista de candidatos a Hombre del Año, el primer personaje cinematográfico en recibir ese honor.

E.T. El extraterrestre fue nominada en nueve categorías en los Premios de la Academia de 1983, incluyendo Mejor Película y Mejor Director. La película ganó cuatro Premios Oscars, por Mejor Edición de Efectos Sonoros, Mejores Efectos Visuales, Mejor Partitura Original y Mejor Sonido.

E.T. definió el imaginario de una generación y en 2002 se publicó una edición especial con motivo del 20º aniversario.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7