A 35 años del clásico ganador de un Oscar, rodarán a fin de año. La nueva trama. Las peleas y el aborto clandestino en el filme original.

De las muchas películas exitosas de los ’80 hay una de la que se habla desde hace muchos años, acerca de la probabilidad de una secuela. No. No es Los Goonies. Ni Quisiera ser grande o Cuando Harry conoció a Sally. Top Gun la tiene, y se estrena en pocas semanas. Es una musical. Tampoco es Flashdance.

Se trata de Dirty Dancing, Sí, la película del hit musical (I’ve Had) The Time of My Life, interpretada por Bill Medley y Jennifer Warnes, ganadora del Oscar (a la mejor canción, no a mejor película).

El filme con Patrick Swayze y Jennifer Grey, estrenado en 1987, de la que ya se anunciaba una (im)probable continuación cuando su protagonista masculino aún estaba con vida -Swayze falleció en 2009, víctima de un cáncer de páncreas. Le llegaron a ofrecer 6 millones de dólares, pero a él no le gustaban las secuelas, y no hubo trato.

Jennifer Grey y Patrick Swayze se llevaban pésimo antes de iniciar el rodaje. El actor de "Ghost" le tendió la mano, y... Foto Archivo ClarínJennifer Grey y Patrick Swayze se llevaban pésimo antes de iniciar el rodaje. El actor de “Ghost” le tendió la mano, y… Foto Archivo Clarín

A los fanáticos de Dirty Dancing: si no vieron el capítulo unitario dedicado al filme en Las películas que nos formaron, la serie de Netflix, no sé qué es lo que están haciendo. Larguen el celular o la compu, dejen momentáneamente de leer esta nota (después vuelvan) y vayan al streaming. De nada.

Ahora, el proyecto está más avanzado que nunca, y cerca de ser realidad, con Jennifer Grey repitiendo el rol de Baby.

Tanto es así que quien la dirigirá, Jonathan Levine, asistirá al inminente Mercado de Filme en Cannes, que se desarrolla en paralelo al Festival, para, junto con Lionsgate, abrochar futuras ventas internacionales.

Swayze tenía una rodilla lesionada cuando rodó la famosa escena que muestra la fotografía. Foto Archivo ClarínSwayze tenía una rodilla lesionada cuando rodó la famosa escena que muestra la fotografía. Foto Archivo Clarín

De cara a ello, Levine, que dirigió 50/50, con Joseph Gordon-Levitt y Seth Rogen, expresó que (el proyecto) “existe en un diálogo con la original… Queremos presentar esta historia a toda una nueva generación. La ausencia de Johnny (el personaje del actor de Ghost, la sombra del amor y Punto límite) está alrededor de la historia, así que es una historia de madurez, pero también de madurez para el personaje de Baby en cierto modo”, fue todo lo que quiso, pudo o supo adelantar.

Grey, que ya contaremos lo mal que se llevaba con Swayze antes y durante los primeros días del rodaje de Baile caliente, como se tituló en la Argentina, hace poco había adelantado que estaban “trabajando en esta secuela con Lionsgate y elaborando el guion, llevamos con ella un par de años”.

“Y sé que, en mi corazón, me encantaría dar a los fans o a un público joven y nuevo una experiencia que no reproduzca aquella, pero que tenga el mismo tipo de fundamentos”, se entusiasmaba pensando en su cuenta bancaria Grey, quien después del éxito prácticamente no hizo más que TV movies o “apariciones especiales” en series de televisión en los últimos… 35 años.

Jennifer Grey es la hija de Joel Grey ("Cabaret") y tuvo romances con Johnny Depp y Matthew Brodrick. Foto Archivo ClarínJennifer Grey es la hija de Joel Grey (“Cabaret”) y tuvo romances con Johnny Depp y Matthew Brodrick. Foto Archivo Clarín

Jennifer es la hija de Joel Grey, el actor de Cabaret, ganador de un Oscar como intérprete de reparto por encarnar al MC de la película de Bob Fosse, con Liza Minnelli. Y tuvo romances con Johnny Depp y Matthew Broderick.

Las canciones

Si hay algo que interesa a los fans, además de la trama, es qué se escuchará en la banda sonora. Bueno, prometen contar con un repertorio musical que va desde las canciones originales del filme a éxitos del hip-hop de los ’90. Porque la historia se traslada tres décadas adelante -la original transcurría en 1960-, a principios de los ’90.

La secuela tendrá alguos temas del filme original (que transcurría en 1963) y otros de los años '90, donde pasa la nueva trama. Foto Archivo ClarínLa secuela tendrá alguos temas del filme original (que transcurría en 1963) y otros de los años ’90, donde pasa la nueva trama. Foto Archivo Clarín

Levine tiró un par de nombres, como los de Alanis Morisette y Liz Phair como artistas cuyas canciones podrían, tal vez, quizás, en una de ésas, aparecer en la secuela.

De qué iba “Dirty Dancing”

Todo un clásico de los ’80, la protagonista es Baby, una chica algo decepcionada cuando debe pasar una temporada de veraneo con sus padres en un tranquilo resort en Catskills. Pero, siempre hay un pero, todo cambia cuando el instructor de baile del resort (Johnny) se queda sin compañera de baile, y la elige como su nueva pareja y, claro, los dos se enamoran. El padre de Baby le prohíbe ver a Johnny, pero ella, que es todo corazón, está decidida a ayudarlo a realizar el último gran baile del verano.

El afiche original de la película, de 1987. Foto Archivo ClarínEl afiche original de la película, de 1987. Foto Archivo Clarín

Lo que se sabe

Baby, el personaje interpretado por Grey, regresa al resort de Kellerman en las montañas de Catskill, en el estado de Nueva York, donde trascurría la película original. Allí donde conoció a Johnny. Pero como la idea es atrapar, enganchar o utilicen el verbo que quieran, a un público también nuevo -los jóvenes son los que llenan los cines hoy, no tanto los que lo llenaron hace 35 años- habrá, de nuevo, una historia de iniciación, que casualmente será protagonizada por una chica joven durante una estadía de veraneo, y -claro- una subtrama afectará a Baby.

No está decidido aún quién interpretará a la joven, ni tampoco al joven, el casting está abierto.

Swayze había sido bailarín profesional, y no toleraba los desplantes de Grey. Foto Archivo ClarínSwayze había sido bailarín profesional, y no toleraba los desplantes de Grey. Foto Archivo Clarín

La secuela de Dirty Dancing fue coescrita por Levine y Elizabeth Chomko (guionista y directora de Lo que fuimos) y se espera que el rodaje se inicie hacia fines de este 2022 -con el dinero de las preventas del Marché du filme cosechadas en breve en Cannes- para estrenar en 2024.

Levine ya trabajó junto a Lionsgate anteriormente: fue en la comedia romántica Ni en tus sueños (2019), protagonizada por Seth Rogen y Charlize Theron.

Las peleas de Patrick y Jennifer

Los protagonistas de Dirty Dancing, la opera prima de ficción de Emile Ardolino, que había ganado un Oscar por un documental y luego dirigiría Cambio de hábito, con Woopi Goldberg, se conocían antes de empezar a filmar o ensayar las escenas de la película. Y parece que no se habían quedado con un buen recuerdo de su participación de Amanecer rojo (1984), de John Milius, que había dirigido a Arnold Schwarzenegger en Conan, el bárbaro, y antes aún escrito el guion de Apocalypse Now, pero nos estamos desviando del tema.

Otro momento emblematíco de la película, que cumple 35 años. La secuela estrenaría en 2024. Foto Archivo ClarínOtro momento emblematíco de la película, que cumple 35 años. La secuela estrenaría en 2024. Foto Archivo Clarín

También es cierto que Patrick había sido bailarín profesional, y Jennifer, no, y que lo sacaba de quicio. Swayze escribió en su biografía que le resultaba “extremadamente irritante” el trabajo con Grey, que ella se negaba ensayar las escenas si había que repetirlas y que, además, cuando la criticaban, se ponía a llorar en el set.

Por su parte, Grey contó que “Patrick me gastaba bromas a mí y a todo el mundo. Llegaba tarde y creyéndose el jefe de todo, actuaba como un macho y yo no podía soportarlo”. Esto lo arrastraba de Amanecer rojo, el filme de Milius sobre jóvenes estadounidenses que defienden su país de un ataque ofensivo de tropas soviéticas en una hipotética Tercera Guerra Mundial..

Grey hasta llegó a pedir a la producción que Patrick no sea su galán en Dirty Dancing. Pero tras los primeros días de rodaje, Swayze le pidió hablar y limaron las diferencias para continuar el rodaje.

Penny (Cynthia Rhodes), la que no puede bailar con Johnny porque se hizo un aborto clandestino. Foto Archivo ClarínPenny (Cynthia Rhodes), la que no puede bailar con Johnny porque se hizo un aborto clandestino. Foto Archivo Clarín

Un aborto clandestino en 1963

Lo que no puede pasar desapercibido es que el año en que se filmó Dirty Dancing -1987- el tema de un aborto clandestino navegue por la trama de esta comedia musical y romántica que transcurre en 1963, y que el hecho marcara a fuego a la protagonista. Aunque, en su momento, muchos ni se dieran cuenta, o lo pasaran por alto.

Decíamos que Johnny se había quedado sin su pareja de baile. El motivo es que Penny (Cynthia Rhodes) se había hecho un aborto clandestino. No, el padre de la criatura no era Johnny, sino un mozo del resort, un tipo machista que no se quiere hacer cargo del embarazo.

Baby (Jennifer Grey) y su padre médico (Jerry Orbach, de "La ley y el orden" y  "El príncipe de la ciudad"). Foto Archivo ClarínBaby (Jennifer Grey) y su padre médico (Jerry Orbach, de “La ley y el orden” y “El príncipe de la ciudad”). Foto Archivo Clarín

Recordemos: la trama transcurre en 1963, diez años antes de que se reconociera el derecho al aborto inducido en los Estados Unidos.

Baby, que ya dijimos tiene un gran corazón, no solo consigue el dinero para ayudar a Penny sino que, cuando la vida de la mujer corra peligro por las complicaciones sufridas tras la operación, acudirá a su padre, que es médico. Sí, el mismo que no quiere que baile con Johnny.

Radio Pinamar FM 100.7