Los efectos de la actividad física para el cerebro ya son conocidos. Ahora, una reciente publicación en la revista Nature sumó al ámbito en que se realiza el entrenamiento como punto esencial. Cuál es el motivo