Plata, tachas, formatos impensados y el futuro como inspiración. Los diseñadores apuestan a piezas dinámicas en colecciones de vanguardia.

Una forma de expresión que hace alarde del movimiento y la velocidad. Efecto sorpresa y alianza con los nuevos tiempos. Desde Balmain y Rick Owens hasta Fendi y Louboutin: la vanguardia es la musa y el futuro nos inspira.

El verano se acerca y los creadores de moda apuestan a todo o nada. Vestidos con mangas voluminosas, frunces, brillo y equipos súper protectores. Las capuchas se imponen para los días de viento y los cinturones con mil vueltas son la clave.

Hay que recordar que en los años ’60 el movimiento llamado futurismo, vinculado a Tomasso Marinetti, era una forma de expresión opuesta al estilo de la burguesía de aquel momento.

Y con la velocidad y el movimiento se crearon las bases de este tipo de diseño. Es por este motivo que los diseños con vuelo, las mangas exageradas y los tonos plata son las referencias.

La creatividad está en el pico máximo. Cut out, botinetas a todo color y la innovación como mantra. Esta temporada vimos a las firmas más clásicas y lujosas agregar en sus colecciones desde grandes piezas hasta pequeños detalles en honor a la vanguardia.

Porque si algo saben los popes de la moda es que en la diversidad encontramos la belleza.

Radio Pinamar FM 100.7