La protagonista de la película tuvo varios dobles de la protagonista, incluso un hombre nacido y criado en el Bronx.

Flashdance se estrenó hace 38 años y se convirtió en una película que marcó la memoria de los espectadores de la década del ochenta, entre otras cosas, por la potencia de su música y por las coreografías y la danza que acompañaba la historia de una joven bailarina interpretada por Jennifer Beals.

El filme no sólo incursionó y explotó una estética de la época también encumbró a Beals quien acabaría siendo una estrella fama mundial porque en las escenas se lucía gracias a banda sonora que fue un éxito total.

De hecho Flashdance… What a Feeling, la canción de Irene Cara, se llevó el Óscar a la mejor canción original.

Flashdance también fue un éxito de taquilla y se convirtió en la tercera película con más ingresos en Estados Unidos, en 1983, a pesar de que las críticas de la prensa especializada de aquellos años la calificaron como una producción mediocre.  

Jennifer Beal en Flashdance. Foto/Archivo

Jennifer Beal en Flashdance. Foto/Archivo

La película, dirigida por Adrian Lyne, quien en 1986 estaría a cargo de Nueve semanas y media, narraba la historia de una joven que trabajaba duramente durante el día en una fábrica metalúrgica mientras que, por la noche, entrenaba duro para cumplir su sueño: convertirse en una bailarina famosa.

Flashdance como historia de superación

El éxito del filme podría explicarse, en parte, porque representó en cierta medida el empuje de una juventud que, durante los duros años de la década del ochenta, con el marco político y cultural conservadurismo tanto de Margaret Tacher, en Inglaterra, como de Ronald Reagan, en Estados Unidos, buscada vías de escape para su energía de libertad.

Flashdance tenía como protagonista a Alexandra “Alex” Owens, una joven de 18 años, obrera de una fábrica, que soñaba con convertirse en una bailarina profesional y buscar básicamente un futuro mejor haciendo lo que más disfrutaba: danzar.

Incluso Flashdance se promocionó en 1983 como una película sobre “una chica, un sueño y una sola oportunidad” en referencia a la prueba que debía pasar para ingresar a una academia.

Cuenta una de las leyendas en torno a la película que Jennifer Beals esperó en la calle toda la noche para poder audicionar su papel. Y que no fue elegida por la producción porque varios de sus integrantes se declararon incapaces de tomar una decisión entre Beals y alguien que se convertiría en una gran estrella años después, Demi Moore.

Jennifer Beals. Triunfó con el filme, pero nunca bailó en las escenas más complejas. Foto/ archivo

Jennifer Beals. Triunfó con el filme, pero nunca bailó en las escenas más complejas. Foto/ archivo

Finalmente en la audición fue seleccionada Beals quien quedó en la memoria de miles de espectadores como la sensual y extraordinaria bailarina que la rompió en Flashdance.

Pero no fue tan así, ya que Beals contó con dobles para las escenas de baile más complicadas de toda  la película. Y además no todos fueron mujeres ya que también fue reemplazada, en algunos pasajes, por un hombre nacido y criado en el Bronx.

Los dobles de Jennifer Beals en Flashdance

En uno de los pasajes de la película, con el tema “Maniac” de fondo, Jennifer Beals entrena en su casa a fondo. En un momento gira a gran velocidad con un equilibrio extraordinario.

Sin embargo, la escena no fue interpretada por Beals sino por la gran bailarina francesa Marine Jahan quien ocupó su lugar en las escenas más complejas a nivel técnico.

A pesar de su gran destreza Marine Jahan ni siquiera figuró en los créditos del filme. De hecho, con el paso de los años, los productores de Flashdance se escudaron en que tomaron la decisión de no incluir a la francesa porque Paramount Pictures le redujo los créditos.

Jennifer Beals tuvo hasta un doble varón en Flashdance

En la escena final de la película, puntualmente durante el momento en que la protagonista logra cautivar a los jueces con el mítico tema, What a feeling, Beals fue doblaba por el bailarín Richard Colón, a quien también conocían como “Crazy Legs” en el Bronx por sus rutinas de Breakdance.

Durante 90 segundos, Colón participó en la escena que quedó guardada en la memoria de varias generaciones. En ese momento, el bailarín que reemplazó a Beals tenía sólo 16 años, todos ellos vividos en el corazón del Bronx.

Richard Colón también ​participó en otra escena de la película donde sumó un movimiento de Breakdance que no llegó a realizar la francesa Marine Jahan.

Si bien durante todo el filme Beals recibió colaboraciones de coreógrafos y bailarines, en el final de Flashdance prácticamente no hizo nada. Allí, Jahan realizó gran parte de la coreografía, mientras que la gimnasta Sharon Shapiro estuvo a cargo de varias volteretas. A ellas se sumó el aporto de Colón.

Richard Colón. A los 16 años el bailarín de Breakdance estuvo en la escena final de Flashdance.

Richard Colón. A los 16 años el bailarín de Breakdance estuvo en la escena final de Flashdance.

En una entrevista reciente, el bailarín bromeó sobre esta participación al decir que fue “la primera persona del ambiente del hip-hop en vestirse de travesti y tuve que lidiar con eso durante años”.

La vuelta de Flashdance como serie

La revista The Hollywood Reporter anunció que Lynda Obst, una de las productoras de la película en 1983 estará involucrada en esta nueva serie.

Jennifer Beals. Un retrato reciente de su cuenta de Instagram oficial.

Jennifer Beals. Un retrato reciente de su cuenta de Instagram oficial.

La nueva y televisiva mirada a “Flashdance” se basará en una joven negra cuya vida gira en torno a sus sueños de triunfar en el ballet y su realidad mucho más prosaica de trabajo en un club de striptease.

Tracy McMillan, que ha trabajado en series como Good Girls Revolt, se encargará de escribir el guión de este nuevo proyecto sobre Flashdance. 

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7