El actor de “Game of Thrones” y “Aquaman” también habló de “Sweet Girl”, el filme de acción que Netflix estrena este viernes.

Claro, no es lo mismo verlo de cerca que a través de una pantalla de Zoom. Pero igual impresiona. Y si a Jason Momoa, Khal Drogo en Game of Thrones, y Aquaman para DC, se lo mira con atención, se observan los tres lunares al costado del ojo izquierdo, y dos cicatrices en ese mismo lado de su rostro (una, le corta la ceja).

Fue producto de una cortada en la cara con un vaso de cerveza roto en el Birds Cafe, en Hollywood, por 2008. A él le dieron 140 puntos en una cirugía reconstructiva, y al agresor, cinco años de cárcel.

Más fácil es advertir sus cabellos y barba larga, y sus múltiples tatuajes que tiene en los brazos (el que luce en el izquierdo representa un espíritu guardián que regresó en forma de tiburón tras morir; es el escudo de su familia) y hasta en su pecho.

Jason Momoa en "Sweet Girl". "No haría muchas cosas que hace mi personaje", le confesó a Clarín. Foto Netflix

Jason Momoa en “Sweet Girl”. “No haría muchas cosas que hace mi personaje”, le confesó a Clarín. Foto Netflix

Joseph Jason Namakaeha Momoa también tiene 42 años, esposa (la actriz Lisa Bonet, la joven de Corazón satánico, de Alan Parker; Alta fidelidad), dos hijos, Lola Iolani (14) y Nakoa-Wolf (12), una importante selección de guitarras en su casa y una compañía productora, Pride of Gypsies, con la que en sus comienzos empezó a dirigir cortometrajes.

Jason Momoa junto a su esposa, la actriz Lisa Bonet. Es el padrastro de Zoë Kravitz. Foto Archivo Clarín

Jason Momoa junto a su esposa, la actriz Lisa Bonet. Es el padrastro de Zoë Kravitz. Foto Archivo Clarín

La entrevista exclusiva con Clarín es por el estreno, este viernes 20 de agosto, de Sweet Girl, producción de Netflix que pone en tela de juicio a la empresa farmacéutica, y en la que su personaje, junto a su hija (Isabela Merced, de Dora, la exploradora) intenta vengar la muerte, por cáncer, de su esposa.

-Jason, ¿qué sabés de la Argentina?

-Lo que sé es que quiero “bajar” hacia allá porque Patagonia es uno de mis lugares preferidos de la Tierra. Se lo comentaba recién a alguien, por eso quiero ir a la Argentina, se supone que es hermoso, y tienen una ciudad hermosa, de aspecto europeo, también.

Daenerys Targaryen y Khal Drogo, o Emilia Clarke y Momoa, en "Game of Thrones". Foto Archivo Clarín

Daenerys Targaryen y Khal Drogo, o Emilia Clarke y Momoa, en “Game of Thrones”. Foto Archivo Clarín

Momoa -en polinesio, la palabra “momoa” significa seco- no la pasó bien después del éxito de Game of Thrones. No conseguía trabajo, y se las tuvo que arreglar como pudo para mantener a su esposa e hijos.

Pero ya en en 2017 por actuar en Liga de la Justicia cobró US$ 4 millones. Al año siguiente, para protagonizar Aquaman, recibió 14 millones. Y se sabe que tras “el efecto Black Widow” (la demanda que Scarlett Johansson hizo a Disney aduciendo que perdió 50 millones de dólares de ganancia al estrenarse la película en paralelo en streaming y en salas), Jason tienen una cláusula de compensación por si Warner hiciera lo mismo con HBO Max.

Rodando con su amigo, el director Brian Andrew Mendoza, con quien tiene su productora Pride of Gypsies (Orgullo de gitanos). Foto Netflix

Rodando con su amigo, el director Brian Andrew Mendoza, con quien tiene su productora Pride of Gypsies (Orgullo de gitanos). Foto Netflix

-Antes de “Game of Thrones” fundaste una productora con tu mejor amigo, Brian Andrew Mendoza, y comenzaste a dirigir cortometrajes. Y ahora, en “Sweet Girl”, volvés a trabajar con Mendoza. ¿Fue idea tuya realizar este proyecto?

-Sí, en buena parte. Gregg Hurwitz nos trajo este guion y estábamos entrevistando a directores. Y luego miré a Brian y le dije, ¿por qué no lo hacés vos, amigo? Soy solo yo y es exactamente lo que hacemos. Estoy aquí para vos. Ya es hora de que lo hagas. Creí en él desde el principio y supe que iba a ser algo que… Sabía que iba a estar en este nivel. Así que ésta es la película en la que le puse más corazón y todo, además de en mi primera película que dirigí (Road to Paloma, 2014).

Esta la produzco, y nunca había tenido una producción tan fluida. Cada miembro del elenco fue elegido por nosotros, porque lo queríamos. Las locaciones de rodaje eran perfectas. El tema fue asombroso. Nuestra actuación, nuestros actores son perfectos. Así que es realmente un sueño hecho realidad. Y debo decirle a Netflix que esto es lo más duro que jamás trabajaría para nadie. Así que es mi mejor amigo y éste es un proyecto muy apasionante.

Isabela Merced, de origen peruano, es su hija en la ficción. Foto Netflix

Isabela Merced, de origen peruano, es su hija en la ficción. Foto Netflix

-¿Y cuál escena de “Sweet Girl” fue tu favorita a la hora de filmarla?

-Es muy difícil decir cuál es mi favorita, pero quiero decir, creo que como actor, la escena más desafiante es la que, ¿sabés?, estaba mirando a Adria (Arjona), que era una mujer hermosa e increíble, que entró al filme solo por unos momentos para realmente establecerle el tono. Necesitaba una mujer a la que el público le pudiera creer, que creyera que hemos estado casados durante años, y luego cuando nuestro bebé le canta… Y como mi esposa se está muriendo de cáncer, esa escena es…

Justo cuando estaba hablando con Brian, estaba escrito que debía quedarme allí solo, y simplemente no pude hacerlo, y ya sabés, siento… Y estaba hablando de esto antes, que mi papá nunca podría hacerlo. Mi papá nunca lloraría a mi alrededor. Y sentí que no remaba en medio del océano. Y entonces sentí que no quería hacerlo frente a Isabela. Ojalá saliera de la habitación, y lo hice. Y por eso me desgarraba mucho el corazón.

Cooper afronta la muerte de su esposa, y con su hija trata que el empresario que retrasó el medicamento que le salvaría la vida, pague. Foto Netflix

Cooper afronta la muerte de su esposa, y con su hija trata que el empresario que retrasó el medicamento que le salvaría la vida, pague. Foto Netflix

Nacido en Hawaii, pero criado en Iowa, mide 1,93 m, 3 centímetros menos de los que dice tener Dwayne Johnson. Jason es el padrastro de Zoë Kravitz, la hija que su esposa tuvo con el músico Lenny Kravitz.

-Tenés la presencia de un héroe de acción, pero con un look entre tierno y sensible. ¿Cómo construiste a Cooper?

-¿Cómo construí a Cooper? Dios, no lo sé. No sé cómo responderte esa pregunta. Pido disculpas. Yo…

Momoa prefiere escalar montañas y hacer deportes que "perder el tiempo" en el gimnasio. Foto Netflix

Momoa prefiere escalar montañas y hacer deportes que “perder el tiempo” en el gimnasio. Foto Netflix

-Está bien. Cooper, tu personaje en “Sweet Girl”, parece llegar a una decisión extrema, pero ¿qué harías vos en una situación similar? ¿O qué cosas te vuelan la cabeza?

-Bueno, yo no haría las cosas que Cooper hizo, pero yo tampoco haría muchas cosas que hacen mis personajes. Así que me parece interesante interpretar ese tipo de personajes que toman ese nivel, ya sabés, incluso el acto de la tragedia y el horror que ella y yo atravesamos al ver morir a su madre. Nunca he pasado por una gran tragedia. Mis abuelos, mi madre y mi padre, mi gente todavía está viva en mi familia cercana. Entonces, incluso llegar a esos lugares fue un gran desafío para mí como actor. Así que eso fue una experiencia. Espero eso conteste tu pregunta.

En su escaso tiempo libre, cuando no se dedica a los estudios budistas, disfruta de escalar y hacer ciclismo de montañas, practicar snowboard, skateboarding y hasta el hockey sobre patines.

Momoa quiso ser biólogo marino. "Mi primer amor es con la naturaleza, intento cambiar algunas cosas. Y en lugar de quejarme, me gusta hacer". Foto Netflix

Momoa quiso ser biólogo marino. “Mi primer amor es con la naturaleza, intento cambiar algunas cosas. Y en lugar de quejarme, me gusta hacer”. Foto Netflix

-En la pantalla podés tener el porte de un guerrero, pero en tu vida sos un emprendedor, un activista, un hombre preocupado por la naturaleza. Y no mucha gente lo sabe. ¿Podés contarnos algo sobre eso?

-Bueno, creo que mi primer amor es con la naturaleza, y querer imponer estudios ambientales. Fui a la escuela, quise ser biólogo marino y biólogo de la vida silvestre. Así que me siento, creo que la naturaleza me encontró, y luego me enamoré del proceso y, ya sabés, fue una larga lucha. Y veintitrés años después, estoy en un podio y realmente puedo marcar la diferencia e intentar cambiar algunas cosas. Y en lugar de quejarme de ello, me gusta hacerlo. Me encanta ayudar y luchar por una causa en la que creo.

Su pelea con un periodista de The New York Times

Una pregunta sobre la escena de agresión sexual en la primera temporada de "Game of Thrones" lo sacó de quicio. Foto HBO

Una pregunta sobre la escena de agresión sexual en la primera temporada de “Game of Thrones” lo sacó de quicio. Foto HBO

Momoa interpretó en la primera temporada de Game of Thrones a Khal Drogo, que abusa de su esposa Denerys (Emilia Clarke) en su noche de bodas. Y una entrevista reciente del The New York Times terminó de la peor manera.

La pregunta en cuestión fue: “No sé cuánto siguió todo esto, pero ‘Game of Thrones’ inspiró mucha discusión sobre su descripción de escenas de agresión sexual y su trato a las mujeres en general. ¿Piensa diferente hoy sobre esas escenas? ¿Tiene algún arrepentimiento?…”

Con Emilia Clarke en "Game of Thrones". Foto HBO

Con Emilia Clarke en “Game of Thrones”. Foto HBO

La respuesta: “Bueno, era importante representar a Drogo y su estilo. Estás interpretando a alguien que es como Genghis Khan. Fue algo muy, muy difícil de hacer. Pero mi trabajo era interpretar algo así, y no es nada agradable, y eso es lo que era ese personaje. No es mi trabajo decir: “¿No lo haría?” En realidad, nunca me han preguntado sobre “¿Te arrepientes de interpretar un papel?” Lo pondremos de esta manera: ya lo hice. No volvería a hacerlo.

Para el cierre, Momoa le dice al periodista: “Me desanimó cuando me preguntaste eso. Se siente repugnante… Es una pregunta que se siente asquerosa. Solo quería que lo supieras”.

Ya está rodando la secuela de "Aquaman". Y tiene varios títulos, como "Duna", por estrenar en breve. Foto WB

Ya está rodando la secuela de “Aquaman”. Y tiene varios títulos, como “Duna”, por estrenar en breve. Foto WB

Todo lo que vendrá

Jason está en pleno rodaje de Aquaman 2, a estrenarse en diciembre de 2022, dirigido por James Wan (El conjuro). Mucho antes, este octubre lo veremos en Duna, de Denis Villeneuve, como Duncan Idaho, quien sirve a Paul Atreides (Timothée Chalamet). Ya terminó de rodar el western The Last Manhunt, cuya historia coescribió. También rodó Slumberland, una comedia familiar de Francis Lawrence (Soy leyenda), y se rumorea que hará la remake de Cliffhanger (Riesgo total) como el montañista que era Sylvester Stallone.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7