viernes, junio 5, 2020
FashionMujerNoticias

Esperando al peluquero Cómo cuidar mejor el pelo durante la cuarentena

El peluquero Cuggini Fabio y el estilista Walter De Rocchi explican qué hacer (y qué no) para cuidar el pelo en casa.

24Durante este tiempo de cuarentena, en el que los cabellos crecen, las raíces se ven más, y los flequillos ya tapan los ojos, el experto peluquero Cuggini Fabio y el estilista Walter De Rocchi comparten consejos para cuidar el pelo en casa.

Controlar la ansiedad e ir sobre seguro

El peluquero Fabio Cuggini invita, en primer lugar, a manejar la ansiedad de querer arreglarse el cabello y sugiere avanzar sobre seguro, ocupándose solamente de lo que sea más “urgente”, como pueden ser el crecimiento de las raíces o algún ajuste de puntas.

“El tema de la colorimetría es delicado: para algunos es más sencillo porque tienen una buena pigmentación en el pelo y usan un solo tono; pero cuando se necesitan mezclas el panorama se complica un poco más, porque se corre el riesgo de trabajar ‘a ojo'”, dice a Entremujeres Clarín el peluquero, preocupado por la situación de las peluquerías en general durante la cuarentena, y por su necesidad de volver a trabajar -“respetando los protocolos y preservando la vida”- para afrontar sus obligaciones económicas.

Las mayores consultas que recibe el experto peluquero es sobre cómo darle continuidad al color. En cuanto a esto, a aquellas que quieran cubrirse el crecimiento del pelo natural y las incipientes canas, Cuggini sugiere hacer raíces cada diez o quince días, para evitar que el cabello crezca mucho (no más de 1.5 centímetros, por ejemplo) y que luego sea más difícil “emparejar” el color de la tintura con el pelo ya crecido y con el color más lavado. “Por eso, recomiendo hacer las raíces más oscuras (un tono menos), para que abarque el crecimiento del color natural y un poco de la tintura anterior (ya ‘lavada’), y quede más parejo. Sugiero, además, mantener un solo color, para que no se pronuncie tanto el crecimiento y poder darle continuidad”.

En cuanto a las que tienen mechas, dice: “Olvidate, es arriesgarse a que salga como salga. Es difícil hacer ese trabajo solo. En todo caso, lo podrías hacer solo en la capa de arriba, pero no por abajo”.

El peluquero Cuggini Fabio, en acción.

El peluquero Cuggini Fabio, en acción.

Y sobre el corte de pelo, apunta a cortar las puntas florecidas arrastrando el pelo hacia adelante, con la cabeza en forma recta, y darle la forma al contorno, sin cortar mucho el largo corte para un semidesmechado; luego, volver el pelo hacia atrás y cortar las puntas secas.

Como tenemos más disponibilidad para cuidar el cabello al estar en casa, el experto peluquero sugiere poner el foco en aumentar la nutrición del cabello. ¿Cómo? Dejando los productos por más tiempo: “Siempre viene bien, más en los pelos castigados. Se puede hacer día por medio o cada dos días, más que nada, en las puntas”.

Desde casa

Tras la consulta de una clienta que le preguntaba sus consejos para hacerle un corte a su marido, Walter De Rocchi, especializado en rulos, empezó a hacer unos videos tutoriales cortos sobre cómo hacerse algunos “ajustes” en casa; algunos los sube a su cuenta de Instagram, salonrojo411; otros, los manda por Whatsapp.

Sus sugerencias arrancan en, primero, ponerse algo para proteger el cuerpo y que no se llene de pelos; luego, mojarse un poco el cabello; ponerse algo de crema de enjuague y desenredar. En cuanto a la lista de herramientas, incluye un peine grande, un peine más chico, tijera (¡una que corte!), sirve también tener un espejo, una silla que deje a la persona que va a trabajar a una altura cómoda y un espejo de mano para que la persona se pueda ir viendo y decidiendo los largos.

El estilista Walter De Rocchi es también profesor de yoga y técnico químico.

El estilista Walter De Rocchi es también profesor de yoga y técnico químico.

“Mi sugerencia es que antes de cortar hagan un ensayo, esto es, que practiquen cómo van a cortar y si pueden agarrar con una mano la tijera y el peine y, con la otra, el pelo. Si cuando manipulás los elementos ya estás incómodo, recomiendo no cortar”, dice a Entremujeres Clarín Walter, que hace sus videos tutoriales con la colaboración de su hija Miel, de 16 años.

Los cortes en estos momentos no aspiran a ser nada muy elaborado, sino algo para sentirse más cómodos. Por ejemplo, “aquellos que tienen flequillo, en general ya experimentaron alguna vez con las tijeras, quizás en unas vacaciones en las que le molestaba el pelo en los ojos, y se arriesga. Pero una de las grandes dudas es qué cantidad de pelo agarrar, es decir, cuánto es flequillo y cuánto no. Por eso, es útil poner como referencia las cejas, las sienes, etc.”

Ver esta publicación en Instagram

Tutorial corte

Una publicación compartida por salonrojo (@salonrojo411) el 

Cómo cuidar el pelo durante la cuarentena

Walter pone en práctica una técnica que hace un paralelismo del pelo con las texturas y el diseño de indumentaria: “Los pelos lacios los corto como si fueran géneros o telas, porque suelen copiar la forma de la cabeza; en cambio, los pelos ondeados son más parecidos a una lana, no se adhiere al cuerpo, sino que le da volumen”, señala. A continuación, algunas sugerencias para el cabello durante el aislamiento:

  • Si tu pelo es lacio y tu queja es la falta de movimiento, ahora podés experimentar acostarte con el pelo levemente húmedo, retorciéndolo en diferentes sentidos; el resultado al levantarte será que tu pelo tendrá más movimiento y volumen. Unas gotitas de limón apretando las puntas le puede dar un sostén.
  • Si tenés rulos, lavarlo cada dos o tres días, pudiendo mojar el pelo los días que no lo lavás y colocando crema de enjuague.
  • Si tu pelo carece de volumen en la parte alta o se abre “a dos aguas” (porque el volumen te queda dividido en dos laterales), evitar la raya al medio y buscar cruzar el pelo hacia algún costado.
  • Si tenés rulos, no peinar nunca el pelo en seco; desenredar mojado con crema de enjuague bajo la ducha, con peine de dientes muy separados y no cepillar. Luego, secar apretando (no frotando) el pelo con la cabeza hacia abajo con una toalla o remera vieja de algodón; hacerlo en tres posiciones: con la cabeza para abajo apretando de frente, con la cabeza a un costado apretando hacia una oreja, y para el otro lado. Esto es para que el rulo no se desarme.
  • Para cortar el flequillo, la sugerencia es hacerlo con el pelo mojado a la punta de la nariz como referencia. Luego, secarlo y verificar la altura; si se quiere cortar un poco más (porque ahí suele quedar largo), volver a cortar con el pelo mojado a mitad de nariz; la siguiente referencia es abajo de las cejas, luego justo a la cejas y, para las más osadas, los flequillos que van encima de las cejas (en esos casos, pueden ser flequillo dentados, con poco peso).
El pelo, en cuarentena. Foto: Shutterstock.

El pelo, en cuarentena. Foto: Shutterstock.

  • Sugiere no usar productos derivados de siliconas, ni parabenos, sulfatos o sal.
  • Y si en esta cuarentena te quedaste sin baño de crema, podés hacer un truco que aprendí en el barrio neoyorquino de Harlem, donde abundan los pelos afro, que consiste en no lavar el pelo por tres días y, luego, ubicar la cabeza debajo de la ducha y masajear desde el cuero cabelludo hacia las puntas diez veces. De esta manera, se esparce la humectación natural del cuero cabelludo hacia las puntas, que suele ser el pelo más seco y dañado Se deja treinta minutos con una gorra plástica y se lava con una cucharada de champú diluida en un vaso de agua, para que sea un lavado súper suave.

Deja una respuesta