jueves, octubre 17, 2019
Música

Entrevista Seal: “Yo vivo para interpretar grandes canciones”

Figura central del pop de los '90, vuelve a la Argentina para recrear sus hits en el Luna Park el 3 de octubre, y dice que aunque cambió el modo de escuchar música, los buenos discos tienen el mismo efecto que en el pasado.

Cualquier compilación de éxitos de los noventas que no incluya Crazy y Kiss From a Rose, ambas canciones de Seal, puede considerarse un fracaso. Este inglés de 56 años apareció en la década del mestizaje musical por excelencia a fuerza de estos dos hits de acero y una voz prodigiosa. Tal es así que en Argentina muchos supimos de su existencia cuando, el 20 de abril de 1992, lo vimos cantar con éxito Who Wants To Live Forever, en el tributo a Freddie Mercury, organizado en el mítico estadio de Wembley.

Allí, antes unas 72 mil personas que colmaron el estadio y unas 500 millones de personas que lo vieron por televisión, un joven Seal se codeó con las máximas figuras del rock y el pop del momento. Entre muchos otros, desfilaron por aquel escenario artistas como Metallica, Guns N’ Roses, Extreme, David Bowie, Elton John, Def Leppard, Ian Hunter, Mick Ronson, Seal, George Michael, Roger Daltrey y Robert Plant.

“Aquel fue uno de los momentos más grandes de mi carrera. Así lo recuerdo, como un privilegio y un honor, pararme en ese escenario con Queen y cantar con ellos algunas de mis canciones preferidas de toda la vida. Fue muy al comienzo de mi carrera. Recientemente alguien subió un video a las redes de los ensayos. Mientras George Michael practicaba Somebody To Love, David Bowie y yo estábamos en el fondo del escenario, escuchándolo”, recuerda el amable Seal desde Londres.

Y aunque parezca extraño, hay un punto de contacto entre aquel show y el que presentará el próximo 3 de Octubre en el Luna Park. El cantante llegará para mostrar canciones de su disco Standards, en el que a través de gemas como I’ve Got You Under My SkinAutumn LeavesI Put A Spell On You y Love For Sale, homenajea a algunos de sus cantantes favoritos.

Pero no sólo de eso se tratará esta nueva visita a Buenos Aires. “Este show será una combinación de canciones que mi público no escucha desde hace mucho tiempo con otras que nunca escucharon. Estoy trabajando con algunos colaboradores de mis primeros discos”, cuenta Seal, quien en 2011 cantó en el estadio de Madero y Corrientes, y que en 2007 convocó a una multitud, durante el verano de Pinamar.

Con el paso del tiempo, la imagen de crooner se impuso a las rastas de los primerísimos tiempos, y la voz de Seal trascendió las fronteras del pop para internarse en el universo del soul y del jazz.

Con el paso del tiempo, la imagen de crooner se impuso a las rastas de los primerísimos tiempos, y la voz de Seal trascendió las fronteras del pop para internarse en el universo del soul y del jazz.

-¿Tomaste Standards como un gusto que te quisiste dar o más bien como un desafío?

-Ambas cosas. Yo vivo para interpretar grandes canciones. Si te gusta un cantante y considerás que vos mismo también lo sos y hay una gran canción que te dice algo, la vas a querer cantar. No importa su género. Soy un creyente de que esos standards pasaron perfectamente la prueba del tiempo, precisamente porque son grandes canciones. ¡Y también son muy desafiantes! Muy exigentes para cantarlas, porque te exponen todo el tiempo. Tuve que desarrollar un nuevo tipo de respeto hacia esas canciones, porque mucho de esto se trata de la narrativa, de contar una historia, entonces tienes que incorporar tu técnica para que esta de paso a la expresión libre.

-Sos un intérprete influyente. ¿Qué porcentaje de tu personalidad musical pertenece a tu forma natural de interpretar y cuál a tu técnica?

-Diría que 50 y 50, pero hay una gran frase con la cual concuerdo totalmente que dice que la técnica puede intervenir entre el cuerpo y el alma en el momento de la expresión, pero sólo debe aparecer en el momento que tu interpretación se queda sin recursos.

Nacido el 19 de febrero de 1963, Henry Olusegun Adeola Samuel -ese es el verdadero nombre del artista, hijo de madre nigeriana y padre afro-rasileño-, lleva editados siete álbumes de canciones propias y otros tres de covers, los dos primeros dedicados a recrear la obra de figuras del soul como Curtis Mayfield, Sam Cooke, Al Green, Otis Redding y el mismísimo James Brown, entre otros próceres del género.

Durante su trayectoria, a lo largo de la cual lleva vendidos más de 20 millones de discos, Seal cosechó cuatro premios Grammy, tres Brit Awards y un MTV Music Videos Awards, además de otros reconocimientos de diferentes jerarquías. También fue coach de la versión australiana de The Voice en varias de sus temporadas, y jurado del certamen America’s Got Talent, en 2017.

-Pasaste por muchas facetas de la industria musical…

-(Interrumpe) Sí, soy viejo ¿no? (risas). Sí pasé por muchas etapas de la industria de la música. Lo tomo como un cumplido, ¿eh?

-¿Cómo te sentís hoy en día comparando con los ’90, cuando te convertiste en una estrella de relevancia mundial?

-Es completamente diferente, porque la gente escucha música de un modo distinto. Reciben la música de otra forma. ¿Cuántos años tenés?

43

-Ok, yo 56. O sea que vos y yo nos acordamos del tiempo en que ibas a comprar a la tienda de discos. Salía un disco, lo escuchabas en la disquerías y si te gustaba, lo comprabas. Llamabas a tus amigos para escucharlo con ellos, etc. Mis hijos en cambio no escuchan música, no la van a comprar. La música llega a ellos y en una cantidad inabarcable. Eso dictamina la calidad de la música de ahora. Porque es obvio: si vas a invertir una cantidad importante de dinero en la grabación de un disco pero luego no lo vas a vender, eso afecta directamente a la forma en que lo harás. Aunque al final, hay algo cierto: si hacés un gran disco, una canción excelente y la cantás realmente bien tendrá el mismo efecto, poderoso y emocional, que en otras épocas.

-Trabajaste mucho como jurado y coach en concursos de cantantes de la televisión. ¿Cómo es tener la responsabilidad de dar una opinión que puede llevar a que alguien vea su sueño roto?

-Es una responsabilidad enorme, porque lo que yo diga, más allá de que me considere a mí mismo como alguien normal, y que siga siendo el mismo tipo de hace 40 años, para esta gente viene de una “estrella”. Viene de parte de alguien que tiene influencia sobre ellos. Estás en el lugar al que ellos, en definitiva, quieren y están tratando de alcanzar. Y piensan que tenés las respuestas para ayudarlos a llegar allí. Por eso, hay que poner mucha atención en lo que uno hace, parasaber cómo decír y cómo llevar a buen puerto lo que pensás.

Una vida personal con muchos claros y algunos oscuros

​Sin duda alguna, una de las marcas de identidad del cantante son las cicatrices que se destacan en su rostro, y que desde su aparición en la escena musical desataron diversas hipótesis y versiones, hasta que fue revelado que son consecuencia de la enfermedad llamada ‘lupus eritematoso discoide’ (LED) que padeció durante su adolescencia, y que afecta visiblemente la piel.

El cantante fue blanco de la prensa “del corazón” a partir del inicio de su relación, en 2004, con la modelo alemana Heidi Klum, con quien se casé en una playa mexicana en 2005. Juntos tuvieron cuatro hijos -la primera, fruto de la relación previa de Klum-, y sostuvieron una armónica relación hasta 2014, cuando se divorciaron, en términos amistosos, aunque no sin algo de polémica.

En 2018, Seal fue acusado de abuso sexual por la actriz Tracey Birdsall, quien había sido su vecina durante 2016. El cantante negó absolutamente todas las acusaciones, y la cuestión no avanzó más allá de la versión que había circulado en un principio.

Seal canta en el Luna Park el 3 de octubre en el Luna Park, Av. Madero y Av. Corrientes. Las entradas están a la venta, desde $1400, en www.ticketportal.com.ar 5353-0606 y en boleterías del estadio.

Deja un comentario