“Ni un paso en falso”, con Benicio Del Toro, es un filme noire que debuta por streaming. El director de “Traffic” fue productor de la ceremonia del Oscar. Y no escapa a ninguna pregunta.

El primer estreno de HBO Max será este jueves 1º de julio, con Ni un paso en falso (No Sudden Move), en la que Steven Soderbergh (Traffic, Erin Brockovich) dirigió a Don Cheadle, Benicio Del Toro, David Harbour (Stranger Things) y un elenco notable. Vía Zoom, el realizador ganador del Oscar habló con Clarín.

-¿Por qué te atrae el film noir, y cómo se puede hacer para que sea válido y aún tan vibrante en el mundo cinematográfico de hoy?

-Realmente no hay una explicación plausible de por qué estaría tan interesado en las películas de crímenes. Crecí en una zona suburbana en Baton Rouge, Louisiana. No tengo conexiones con ningún tipo de actividad criminal. Supongo que la conexión comenzó con el hecho de que me encantaba el cine, que vi muchas películas y que las películas de crimen siempre han sido una gran parte del cine estadounidense. Son muy dinámicas.

Don Cheadle y Benicio Del Toro, protagonistas del filme que volvieron a trabajar con Soderbergh, como en "Traffic". Foto HBO Max

Don Cheadle y Benicio Del Toro, protagonistas del filme que volvieron a trabajar con Soderbergh, como en “Traffic”. Foto HBO Max

Quiero decir, todas las historias buenas son sobre un conflicto en algún momento. Y las películas de crimen proporcionan conflictos muy fuertes con la amenaza de la violencia física, de encarcelamiento, de traición. Me interesa la idea de usar películas de género como un sistema para lanzar algunas otras ideas. Y me gusta la idea de que puede funcionar para una audiencia en un nivel de trama puramente superficial, y luego están estas otras capas debajo que, con suerte, logran evitar que sea algo que simplemente se olvide en el momento en que la proyección ha terminado.

Soderbergh dirigió, entre otros éxitos, "El Che" y la saga de "La gran estafa", con su amigo George Clooney. Foto HBO Max

Soderbergh dirigió, entre otros éxitos, “El Che” y la saga de “La gran estafa”, con su amigo George Clooney. Foto HBO Max

-¿Y cómo fue la génesis del proyecto?

-Ed (Solomon) y yo tomamos esta idea muy, muy simple de que tres hombres que no se conocen se unen para hacer un trabajo, y comenzamos a expandirlo. Y, ¿sabés?, me emocioné porque sentí que, guau, voy a hacer todas las cosas que me gustaría hacer. Así fue. Pero fue profundamente frustrante en marzo del año pasado cuando nos encerraron. Se suponía que debíamos empezar el 1º de abril, estaba muy emocionado con la película, pero también fue una muy buena sensación en septiembre volver al set e ir a trabajar. Así que tuvimos suerte.

El escritor Elmore Leonard "está presente cada vez que alguien trata de hacer una película de crimen", dijo el director a "Clarín".

El escritor Elmore Leonard “está presente cada vez que alguien trata de hacer una película de crimen”, dijo el director a “Clarín”.

-Mientras veía la película, y no sé si esto fue intencional de tu parte o no, pensaba en Elmore Leonard. El escribió este tipo de historias de crímenes, y con capas sobre capas, la mayoría ambientadas en Detroit. ¿Hablaban con Ed Sullivan sobre Leonard cuando estaban escribiendo el guion?

-Bueno, ya sabés, el espectro de Elmore Leonard está presente cada vez que alguien trata de hacer una película de crimen, y especialmente si estás tratando de hacer una película de crimen en Detroit. Y la ironía era que, en el caso Un romance peligroso (la película de Soderbergh con George Clooney y Jennifer Lopez, basada en la novela Out of Sight, de Leonard) no había ninguna razón real para que estuviera parcialmente ambientada en Detroit, excepto por el hecho de que Elmore Leonard vivía en las afueras de Detroit. Se podría haber hecho en teoría si se fueran de Miami a Chicago. Esta película, por el contrario, tiene que ser en Detroit. Es una historia de Detroit. Pero creo que el truco con tratar con Leonard es tan sólo tenerlo como una idea, no tratar de copiarlo. Ahí es donde te metés en problemas.

Para la foto. David Harbour, Cheadle, Soderbergh y Del Toro. Foto HBO Max

Para la foto. David Harbour, Cheadle, Soderbergh y Del Toro. Foto HBO Max

En el caso de Un romance peligroso hay algo significativo, un material nuevo en el guion que no existe en el libro. “Fue un gran logro de Scott Frank, su capacidad para recrearlo -continúa Soderbergh-. Ok, Scott había adaptado Get Shorty (El nombre del juego) años antes, y creo que trajo un conjunto de habilidades bastante significativo a la mesa. Pero si nos fijamos en el currículum de Ed, Ed también tiene una voz muy distintiva. Por lo general, se ha manejado en el contexto de la comedia pura (Hombres de negroNada es lo que parece), pero su capacidad para lidiar con personajes y con la trama es realmente extraordinario. Quiero decir, él surfea esos dos carriles muy, muy, muy bien. Y luego están las contribuciones del elenco. Quiero decir, estas personas con las que estoy tratando aquí no son colaboradores pasivos y están trayendo ideas a la mesa que mejoran el guion. Así que éste trabajo, tengo que decir, no sé si fue solo por el covid, pero cuando nos volvimos a reunir y empezamos a filmar, sentí que potencialmente teníamos un proyecto donde los planetas realmente se alineaban de una manera interesante. Nunca podés controlar eso. El resto depende de los dioses del cine. Pero tengo que decir que esto se sintió bastante bien desde el primer día. Fresco.

Los personajes de Del Toro y Cheadle se únen para cometer un crimen. No saben lo que les espera. Foto HBO Max

Los personajes de Del Toro y Cheadle se únen para cometer un crimen. No saben lo que les espera. Foto HBO Max

Rodar en plena pandemia

-¿Cómo fue filmar en tiempos de pandemia?

-Bueno, primero hubo que consensuar algunos protocolos, que luego serían contractuales entre los empleadores y personas como yo. Pero las realidades prácticas de la ejecución de estos protocolos son muy caras, es un enorme costo en términos de dólares.

Estrella de "Stranger Things", a David Harbour lo veremos en una semana como el padre de Scarlett Johansson en "Black Widow". Foto HBO Max

Estrella de “Stranger Things”, a David Harbour lo veremos en una semana como el padre de Scarlett Johansson en “Black Widow”. Foto HBO Max

-¿Cuánto?

-Y, dependiendo del proyecto, yo pondría el piso absoluto en agregar un 15% al presupuesto. Y luego, dependiendo de la escala de lo que estás haciendo, eso podría llegar hasta el 25%. Ese es un número gigantesco, y perjudica desproporcionadamente a las películas independientes más pequeñas, porque realmente no pueden permitirse ese dinero extra. Los protocolos eran algo nuevo que hacer, y era un poco incómodo en mi caso. Yo tenía como una correa donde enganchar mis lentes, porque mis gafas se seguían cayendo y empañando, era realmente incómodo.

Buenos muchachos. Ray Liotta, Benicio Del Toro y Don Cheadle. Elencazo tiene "No Sudden Move". Foto HBO Max

Buenos muchachos. Ray Liotta, Benicio Del Toro y Don Cheadle. Elencazo tiene “No Sudden Move”. Foto HBO Max

-¿Y el distanciamiento?

-Era imposible hacerte a esta idea de que vas a estar en un set de filmación y realmente filmar una secuencia como la de la casa en esta película, y estar distanciado de la gente. Eso simplemente no va a suceder. Cumplimos los protocolos, pero también tenés que hacer que la gente, cuando está fuera del set, los cumpla. Solo los controlo durante 11, 12 horas al día. Luego me dejan y se van, y viven sus vidas. Nos hicimos cargo de un hotel y creamos una burbuja para la mayoría del elenco y el equipo. Pero el equipo local de Detroit volvía a casa todas las noches. Y el hecho de que no tuviéramos que detener el rodaje, significaba que realmente creían en mantenerse a salvo en casa para que la producción se mantuviera segura.

Curt Coynes (Don Cheadle) es un exconvicto que se gana la empatía del espectador. Foto HBO Max

Curt Coynes (Don Cheadle) es un exconvicto que se gana la empatía del espectador. Foto HBO Max

-Imagino el stress.

-Y, es estresante. Simplemente no es tan divertido cuando hablás, y sólo el 20 por ciento de las cosas que decís la gente las puede entender. Así que estás alzando la voz, y al final del día estás más cansado. Estoy deseando ver la nueva versión de los protocolos, cuando tengas un equipo completamente vacunado y ya no tengas que hacer esto.

David Harbour y Kieran Culkin, el hermano menor de Macaulay, el de "Mi pobre angelito". Foto HBO Max

David Harbour y Kieran Culkin, el hermano menor de Macaulay, el de “Mi pobre angelito”. Foto HBO Max

-Volviendo a tu atracción por los thrillers y el cine negro, ¿cuáles son tus filmes favoritos?

-Bueno, el primero que me viene a la mente es Odds Against Tomorrow (Reto al destino, 1959), que dirigió Robert Wise, que Harry Belafonte protagoniza y fue una película seminal. La falta de éxito significaba que no habría más películas como ésta. Así que tiene cierta importancia, creo, más grande que el hecho de que es un muy buen ejemplo de cine negro. Por 1959 el cine negro, como tendemos a definirlo, estaba llegando a su fin, y los años ‘60 estaban comenzando con un nuevo tipo de cine. Hasta el punto de que, a finales de los años ‘60, los estudios, tal como existían, se transforman en otra cosa debido a estos nuevos cineastas que han surgido. Pero yo animaría a cualquiera a que vea Reto al destino. Tiene todos los elementos que hacen una gran película noir, gran trama, grandes personajes, hermosos de ver, muy bien editado por (Dede) Allen, una de mis editoras favoritas. Fue uno de sus primeros trabajos. Es simplemente una gran película.

Benicio Del Toro es asiduo en la filmografía de Soderbergh. Foto HBO Max

Benicio Del Toro es asiduo en la filmografía de Soderbergh. Foto HBO Max

-Es un hecho que, debido al Covid, durante algún tiempo la gente se ha centrado más en ver películas por streaming, en casa, y muchos desean regresar a los cines. ¿Cómo se puede seguir haciendo películas para la pantalla grande, cuando tenés que atender a las grandes plataformas de streaming, pero también a los cinéfilos?

-Creo que en los próximos seis meses vamos a aprender mucho sobre cómo han cambiado los intereses de la gente o si han cambiado, como dijiste. Antes del Covid hubo esta dicotomía bastante clara entre películas de fantasía, y las que van por el Oscar y no mucho en el medio. La película de gama media para adultos, económicamente ya no es algo muy viable para un estudio de cine. Y entonces no sé si eso va a cambiar cuando volvamos. Y de nuevo, una de esas categorías básicamente solo existe en la última parte del año, desde mediados de septiembre hasta diciembre, cuando tenés las películas del Oscar, mientras que los éxitos de taquilla y los blockbusters prácticamente han establecido que pueden estrenarse en cualquier momento del año, y les va bien. Así que es un poco loco advertir que todos vimos el tráiler de Marvel con todo lo que está por producir y estrenar en los próximos cuatro años. Y tienen todos los títulos y todas las fechas de estreno, y tienen como mapeado su plan para la dominación del mundo.

Con sobretodo, Ray Liotta da el phisique du rol imprescindible. Foto HBO Max

Con sobretodo, Ray Liotta da el phisique du rol imprescindible. Foto HBO Max

-¿Te impresiona?

-Estoy muy impresionado por eso, porque, sabés, sé cómo funcionan estas cosas en términos prácticos, y lo que son capaces de hacer, de mantener todos estos proyectos moviéndose en la dirección correcta. Y están haciendo dos a la vez, y van a filmar durante seis meses y luego estarán en cartel durante tres meses para después regresar. La logística de lo que son capaces de hacer es un poco impresionante. No quiero tener un problema con estas películas, siempre y cuando sean buenas.

-Mencionaste “Reto al destino”, ¿qué otras películas viste durante la preproducción?

Gabriel Byrne y Albert Finney en "De paseo a la muerte", de los Coen, una inspiración para Soderbergh. Foto Archivo Clarín

Gabriel Byrne y Albert Finney en “De paseo a la muerte”, de los Coen, una inspiración para Soderbergh. Foto Archivo Clarín

-Sí, por lo general tengo un plan de filmes que compilo para cada proyecto, para buscar inspiración o simplemente cosas con las que puedo testear probabilidades. Reto al destino es absolutamente una película que vi para buscar ideas. Pero mi mayor punto de partida en términos del estilo fue Rebelde sin causa, de Nicholas Ray, de mediados de los ‘50. Y luego pensé mucho en Cosecha roja, el libro de Dashiell Hammett. Y De paseo a la muerte (Miller’s Crossing), que creo que podría decirse que está claro que los Coen estaban tratando de hacer Cosecha roja. De hecho, yo diría que Miller’s Crossing es mejor que Cosecha roja. Pensé mucho en ambos, en el sentido de cuando tenés un protagonista que no sabe lo que no sabe, y se encuentra ese equilibrio de simplemente atraer a la gente a través de la narrativa de una manera que los mantiene sujetos, pero también les impide pensar sé lo que viene. Y eso es difícil.

El novelista Dashiell Hammett, autor de "Cosecha roja". Foto AP

El novelista Dashiell Hammett, autor de “Cosecha roja”. Foto AP

-Produjiste la entrega de los Oscar este año. ¿Qué balance te quedó? Porque concebiste esta ceremonia como un homenaje al cine en el cine, y a la vez estrenás una película para HBO Max.

La ceremonia del Oscar de este año, bastante criticada, tuvo a Soderbergh como uno de los tres productores. Foto DPA

La ceremonia del Oscar de este año, bastante criticada, tuvo a Soderbergh como uno de los tres productores. Foto DPA

-Bueno, mirá. Tenemos que separar nuestros términos aquí: cine, como yo lo entiendo, y no tiene nada que ver con el lugar donde se va a ver la película de cine. Son dos cosas diferentes. He visto comerciales que creo que son cine y he visto películas que han ganado premios que no creo que sean cine. Así que el cine es lo que el cineasta nos trae y nos muestra. Ahora, tenemos este tema aparte de dónde ves tu película. ¿Me gusta ver mi trabajo en una pantalla gigante? Sí. Pero tengo que decir que no tengo ningún problema con que la gente lo vea en otro lugar, en un dispositivo o algo así, no me molesta porque sigue siendo lo que hice. No es que los píxeles no se estén reorganizando. Si la pantalla tiene 60 pies de altura o si tiene seis pulgadas de alto, es de lo que se trata en última instancia. Y tampoco puedo revertir una tendencia en la que éste es un río con una corriente que se está moviendo muy, muy rápido en una determinada dirección. Y si voy a seguir con vida, tengo que encontrar una balsa que me llevará por ese río. Solo, me voy a ahogar.

En rodaje. Soderbergh, que hizo la cámara y la fotografía también, con Cheadle y Del Toro. Foto HBO Max

En rodaje. Soderbergh, que hizo la cámara y la fotografía también, con Cheadle y Del Toro. Foto HBO Max

-¿Pero algo te preocupa?

-Paso mucho tiempo preocupándome por lo que estoy tratando de hacer y luego esperando que la gente lo vea. Y ciertamente, si hacés algo que una y otra vez que a la gente no le gusta y no ve, bueno, entonces tenés una conversación real y seria con vos mismo sobre lo que estás haciendo como artista. Pero simplemente yo no tengo sentimientos para el celuloide. A principios de los años ‘80, cuando estaba haciendo cortometrajes, estaba transfiriendo negativo a cinta de video para poder cortar en cinta en lugar de filme y luego conformar la película.

Brendan Fraser ("La Momia"), casi irreconocible. Foto HBO Max

Brendan Fraser (“La Momia”), casi irreconocible. Foto HBO Max

-Nos quedó pendiente el balance de la producción de la ceremonia de los Oscar.

-Oh, estaba muy contento con todos los aspectos que podíamos controlar. Lo que no podíamos controlar era el número de premios que se entregaban, que eran demasiados. Creo que eran veintitrés o veinticuatro. Tampoco podemos controlar quién gana esos premios. Así que las cosas que podíamos controlar, el aspecto visual del programa, la forma en que sonaba el programa, quiénes son los presentadores y el hecho de que dejamos que los ganadores hablaran todo el tiempo que quisieran hablar, yo estoy muy orgulloso de eso. Este año siempre fue visto por la Academia y la gente como un año para experimentar. Esa fue la discusión desde el principio. Tenemos el Covid. Vamos a usar eso como una excusa para probar algunas cosas. Será la Academia la que determine qué les gustó del programa y qué no. Pero estoy muy contento de haberlo hecho.

La película está ambientada en la Detroit de los años '50. Foto HBO Max

La película está ambientada en la Detroit de los años ’50. Foto HBO Max

-¿Lo volverías a producir?

-No tengo ningún interés en volver a hacerlo. Pero fue realmente intenso, y algo divertido. El problema fue que, durante las cuatro semanas previas a la emisión, estaba rodando una película.

Noah Jupe, de "Un lugar en silencio" y el hijo de Nicole Kidman y Hugh Grant en "The Undoing". Foto HBO Max

Noah Jupe, de “Un lugar en silencio” y el hijo de Nicole Kidman y Hugh Grant en “The Undoing”. Foto HBO Max

-En medio de las precauciones por el Covid, ¿cuál fue la escena más difícil de filmar y por qué?

-Todas son difíciles, pero la escena en la que se desarrolla el tiroteo era la que probablemente me daba más miedo. Es que yo sabía que exigía un montón de elementos diferentes que se orquestan a la vez. Sabía que necesitaba un montón de piezas y no teníamos tiempo. Y estábamos en un espacio muy, muy estrecho en el que conseguir colocar la lente donde yo quería, y sobre todo mover la cámara, era un desafío. Si esa secuencia no le llega al público, y no tiene un gran impacto, estoy terminado. Vale la pena que estemos veinticinco minutos metidos en la película, si esta secuencia realmente funciona para catapultarte al segundo y tercer acto. Y ésa fue la secuencia que más me asustó.

Jon Hamm, de "Mad Men", otra de las estrellas del filme. Foto HBO Max

Jon Hamm, de “Mad Men”, otra de las estrellas del filme. Foto HBO Max

-¿Rodaste muchas tomas?

-Hice la mayor cantidad de tomas que podría editar por la noche, y luego invariablemente a la mañana siguiente llegaría al set y diría “tenemos que rehacer estas dos tomas”, y luego “necesitamos dos tomas más de esta posición”. Como si estuviera siendo realmente agresivo acerca de estar seguro de que tenía absolutamente todo lo que necesitaba allí. Así que ahora puedo sencillamente reclinarme en mi asiento hacia atrás. Y sí, cuando salí de rodar esa escena, pude respirar un poco.

El afiche de "Contagio", el filme que Soderbergh dirigió... en 2011, y que fue premonitoirio a la pandemia de coronavirus. Foto Archivo Clarín

El afiche de “Contagio”, el filme que Soderbergh dirigió… en 2011, y que fue premonitoirio a la pandemia de coronavirus. Foto Archivo Clarín

-Sos consciente de que, en los últimos meses, de tus películas, de la que más se hablaba no era de una reciente, sino “Contagio”. ¿Cuál fue tu reacción?

-Sí, eso fue extraño. Es gracioso para cualquiera decir que teníamos una bola de cristal, o que de alguna manera teníamos algo de poder de predicción. Todos los consultores con los que trabajamos dijeron “así es cómo sucederá”. Así que no estábamos, en esencia, inventando nada. Estábamos escuchando a estos epidemiólogos que nos dijeron esto sucederá, creemos que va a suceder en un mercado húmedo en Asia y creemos que va a haber un murciélago involucrado. Eso es lo que nos dijeron hace 12 años cuando estábamos desarrollando el proyecto. Pero luego entender, oh, mierda, está sucediendo. Eso fue aterrador. Por lo que se refiere a los Estados Unidos en particular, era algo que ves venir. Esto no es un terremoto, no es un rayo. No es una inundación. Y muchas personas con las que hablamos, que son muy inteligentes, tenían un plan para esto. El hecho de que estuviéramos tratando con una administración que optó por ignorar esos planes, o por inventar sus propios planes, no era algo que la película anticipara. No esperábamos que el gobierno estuviera trabajando en contra de la salud pública a través de sus acciones o inacciones.

Amy Seimetz (la serie "Sweet Tooth", de Netflix), en una escena. Foto HBO Max

Amy Seimetz (la serie “Sweet Tooth”, de Netflix), en una escena. Foto HBO Max

-¿Has tratado de honrar a alguien en la película, además de “Horas desesperadas”, con Humphrey Bogart?

-Así es, ésa fue una película que vimos. Para mí tiene una gran premisa, y una gran configuración para una película. Sentís que realmente están luchando para equilibrar una tensión real sobre cómo acercarse al personaje de Humphrey Bogart. Y eso fue algo en lo que pensamos. Quería más claridad en términos del compromiso del público, no quería que la gente vea a los personajes en términos de ¿son buenos o son malos? Quería que el espectador los viera en términos de personas que toman ciertas decisiones, y otras personas que toman otro tipo de decisiones. Como “no los vi como, ah, ése es el malo”. Y me gustan mucho los dos caminos en los que se encuentra el personaje de Don Cheadle. Porque parecerían ser contradictorios si realmente no lo siguieras de cerca, en el que está diciendo que todo lo que necesita son cinco mil dólares. Eso es todo lo que quiero. Por otro lado, sigue escalando el trato para obtener tanto dinero de estas personas y estas corporaciones como sea posible. Lo que empezamos a entender a mitad de camino es que quiere darle todo ese dinero al tipo para el que solía trabajar para que no lo maten. Así que es por eso que tiene este tipo de dos caminos diferentes al mismo tiempo.

Los personajes del filme, como Charley (Kieran Culkin), guardan sus secretos. Foto HBO Max

Los personajes del filme, como Charley (Kieran Culkin), guardan sus secretos. Foto HBO Max

-Pero eso tiene que quedar claro para el público.

-Sí, y Ed y yo hablamos mucho, porque tenés escenas donde él va, “yo solo quiero cinco mil”, y luego tenés escenas donde él es como, “quiero 125.000”. Así que necesitábamos asegurarnos de que eso estuviera claro.

El actor y director Bill Duke, otra presencia estelar. Foto HBO Max

El actor y director Bill Duke, otra presencia estelar. Foto HBO Max

-Desde la platea, debería decir, desde el sillón de casa, se empatiza con el criminal.

-De nuevo, el personaje de Don es un criminal. Estuvo en la cárcel, pero también es el personaje más atractivo en la película. El filme está construido alrededor de él, y querés que tenga éxito. En el primer borrador, fue asesinado. Y Don dijo “No entiendo, ¿por qué tengo que morir?” Y pensé en eso y me di cuenta. Después de todo lo que ha pasado, matarlo al final sería realmente un fastidio. Acabamos de tener una proyección anoche con público. Fue la primera vez que vimos la película con espectadores en un cine. Pero seiscientas personas y yo estábamos sentados allí mirando, imaginando su reacción. Si hubiéramos matado a Don al final de la película, habrían arrancado los asientos de ese lugar. Habrían estado tan enojados. Así que su instinto era correcto.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7