martes, octubre 27, 2020
Cine & Series

En Netflix, cómo es la película con el nuevo Batman y el nuevo Hombre Araña

“El diablo a todas horas” reúne a Tom Holland y Robert Pattinson al frente de un gran elenco en este drama y cruento thriller.

¿Será cuestión de echarle la culpa al diablo por el comportamiento de muchos, por no decir de casi todos, los personajes de la nueva película de Antonio Campos?

¿Es el demonio el que incita a pastores religiosos, a soldados que vuelven de la guerra y a gente que podríamos denominar “común” a hacer lo que hacen?

Ante todo aclaremos que El diablo a todas horas no es una película de terror, en absoluto, aunque se cometan crímenes horrendos. No hay una presencia maligna que flote por el aire. La maldad, nos dice Donald Ray Pollock, el autor de la novela negra -negrísima- en que se basó el realizador neoyorquino, corre por las venas de quienes la cámara se cruza en este rompecabezas de historias entremezcladas entre dos poblados rurales estadounidenses.

Robert Pattinson es un pastor que oculta más que lo que muestra. FOTO: NETFLIX

Robert Pattinson es un pastor que oculta más que lo que muestra. FOTO: NETFLIX

Muchos se sentirán atraídos porque Tom Holland, el nuevo Hombre Araña, y Robert Pattinson, el nuevo Batman, están al frente del elenco. Lo bien que hacen, pero van a tener que armase de paciencia, porque hasta que ellos aparezcan en la pantalla de esta producción de Netflix pasan, fácil, unos 45 minutos.

La película tiene una estructura, como mencionábamos, de historias entrecruzadas. Al comienzo es Willard (Bill Skarsgård, el payaso de It) el protagonista. Regresa de una experiencia traumática en la Segunda Guerra Mundial, y de camino a su hogar en Coal Creek para en un bar donde conoce al amor de su vida. Allí mismo otro cliente también conocerá a su pareja (Jason Clarke y Riley Keough) y el destino (o el diablo) hará de las suyas.

Tom Holland tiene un papel que va a sorprender a los fans del nuevo Hombre Araña. FOTO: NETFLIX

Tom Holland tiene un papel que va a sorprender a los fans del nuevo Hombre Araña. FOTO: NETFLIX

Holland interpreta al hijo de Willard en su etapa de joven -la película abarca desde la Segunda Guerra Mundial hasta la de Vietnam, pero se centra en los años ’50 y ’60-, y Pattinson es un pastor que llega al poblado y desencadena parte de la trama.

El diablo a todas horas es una película cruenta. Hay quienes se regodean con sacrificar a desconocidos y sacarle fotografías. Varios se regodean con hacer bullying. Algún otro hará lo que crea que sea necesario para que Dios salve a su mujer de un cáncer. Estarán los que se aprovechen de jóvenes, por fanatismo religioso, o no, y el que tenga una puntería increíble con un arma a la hora de defenderse y/o atacar.

Bill Skaarsgard (el payaso de "It") tiene gran protagonismo en el comienzo del filme del neoyorquino Antonio Campos. FOTO: NETFLIX

Bill Skaarsgard (el payaso de “It”) tiene gran protagonismo en el comienzo del filme del neoyorquino Antonio Campos. FOTO: NETFLIX

Lo que nunca Campos se preocupa por aclarar es porqué, el motivo que lleva a estos personajes -tal vez, a excepción de Willard- a ser como son.

El casting es sorprendente, porque si bien el australiano Clarke (La noche más oscuraCementerio de animales) suele interpretar personajes traumatizados, cuesta agarrar el que le ha dado Campos sin pensar en que es un perverso desquiciado.

Mia Wasikowska (Alicia en el País de las maravillas) tiene también un rol, pequeño, pero son Holland y Pattinson los que más extrañan en sus caracterizaciones.

Jason Clarke y Riley Keough, una pareja que levanta desconocidos en la ruta, y... FOTO: NETFLIX

Jason Clarke y Riley Keough, una pareja que levanta desconocidos en la ruta, y… FOTO: NETFLIX

Para el primero todo lo que hace Arvin es un tour de forcé. Sus fans no están acostumbrados a verlo hacer lo que el papel le pide, y se llevarán una muy buena sorpresa. Y Pattinson, que a veces le pifia a la hora de aceptar ofrecimientos, por más que provengan de realizadores de renombre, pero sus guiones no están a su altura, sabe cómo robar escenas, parecer ambiguo y/o encantadoramente siniestro. Un buen aperitivo para The Batman.

La voz en off que se ocupa del relato nunca se sabe de quién es. ¿Es un personaje? No: es el autor de la novela a quien Campos le dio el papel del narrador. Que no se aclare tampoco debería llamar la atención en esta película perturbadora.

Deja una respuesta