lunes, julio 13, 2020
Música

Emma Shapplin: la soprano que aprendió más con el rock que en el conservatorio

La artista francesa se define como una persona "salvaje, cuenta por qué abandonó la academia, dice que prefiere la independencia a estar atada a una compañía discográfica.

Emma Shapplin (46) se enamoró de la ópera después de escuchar la cortina musical de una publicidad. Era un aria de la Reina de la noche, un personaje de La flauta mágica, de Wolfgang Amadeus Mozart. Desde entonces empezó a cantar en el baño y en lugares donde la acústica era buena. Pero siempre sola, porque era muy tímida para hacerlo en frente de alguien.

Hoy, pasaron 23 años desde que esa chica vergonzosa lanzó su primer disco, Carmine Meo, que la convirtió en una exponente de ese género en el que el pop, la lírica y el rock interactúan en algo que algunos llaman crossover. Y Shapplin dedica sus días a la presentación en sociedad de Venere, un álbum que presenta como “una segunda parte” de aquel exitoso debut.

Deja una respuesta