Hay una manera de hacer que los contactos más molestos no puedan escribir más en el grupo.

Los grupos de WhatsApp suelen ser un remedio a la hora de organizar un evento, mientras que en otros casos puede llegar a colapsar tu celular de notificaciones. Para evitarlo, el servicio de mensajería guarda un truco secreto para “silenciar” a ese contacto que suele enviar mensajes indeseados a horas intempestivas.

WhatsApp ofrece varias herramientas para administrar estos grupos. Una de ellas es un truco poco conocido por los administradores de grupos que permite callar a ese usuario tan pesado que no para de mandar mensajes. Lo mejor de todo es que no tendrá que abandonar el grupo.

En cualquier caso de no ser administrador, que puede ser, es importante pedir a uno de ellos que traspase sus poderes. Cuando ya se tenga la autoridad sobre el resto de miembros se podrá proceder a cancelar a los usuarios.

Cómo “silenciar” usuarios de un grupo de WhatsApp

El primer paso es activar la opción para que sólo los administradores pueden enviar mensajes. Con esta función activa, como su propio nombre indica, solamente los elegidos – que no son muchos – pueden escribir en el chat. De esta manera, la gran mayoría del grupo estará silenciado, algo que no es deseable ni cómodo.

WhatsApp le permite a los usuarios de los grupos "silenciar" contactos indeseados sin que lo sepa. Foto: Shutterstock

WhatsApp le permite a los usuarios de los grupos “silenciar” contactos indeseados sin que lo sepa. Foto: Shutterstock

La segunda fase de este truco es comenzar a nombrar administrador a todos los usuarios de forma indiscriminada. Solamente se dejará sin esta condición a las personas que se quiera mantener en silencio.

En un grupo conformado por un número reducido de usuarios no habrá mayores problemas pero en chats con muchas personas puede ser algo engorroso, por lo que será mejor que los administradores se repartan bien el trabajo.

Si este truco para silenciar a los usuarios más incómodos es pesado de hacer siempre queda la solución tradicional: echar a los usuarios que resulten molestos.

WhatsApp le dio más poder a los administradores para traer cierta normalidad en los grupos. Foto: Reuters

WhatsApp le dio más poder a los administradores para traer cierta normalidad en los grupos. Foto: Reuters

A mediados del 2018, WhatsApp lanzó una actualización para su aplicación en Android y Apple iOS en el que le otorgó diversas facultades a los administradores para traer cierta orden a las conversaciones grupales.

Por ejemplo, los participantes de un grupo dejaron de cambiar el nombre y la imagen del chat, sin que el administrador lo autorice.

El creador de un grupo ganó cierta omnipotencia, ya que con esta actualización fue revocada la posibilidad que un contacto pueda expulsado del chat. Además, fueron revocadas las prerrogativas administrativas de un participante, lo cual podía ser muy útil en el caso de administradores descontrolados de poder.

Los nuevos poderes del administrador le dieron injerencia en el tema del grupo, el icono y la descripción, que a partir de ese momento solo podían ser modificados por el titular del chat.

Radio Pinamar FM 100.7