lunes, julio 13, 2020
Tendencias

El Llao Llao en tiempos de coronavirus: desierto, impecable y con liebres en sus jardines

En el icónico hotel de Bariloche solo hay un grupo de empleados que lo mantienen en perfectas condiciones. La fauna local disfruta de sus jardines.

El Parque Nacional Nahuel Huapi​ sigue regalando su naturaleza única, el campo de golf, casi rozando el lago Moreno, luce impecable; los jardines, prolijos y cuidados como siempre; el imponente edificio de piedra y madera sigue formando parte del increíble paisaje como el día que inauguró, aquel 9 de enero de 1938, hace ya 82 años.

En el hotel Llao Llao, el más emblemático de Bariloche y uno de los más icónicos de la Argentina​, todo parecería indicar que es un día más, un día cualquiera. Salvo por un detalle: el hotel, como nunca, está desierto, a excepción de un puñado de trabajadores que se encargan de mantenerlo así, impecable, mientras esperan que pase la cuarentena por la pandemia de coronavirus ​y los pasajeros de todo el mundo que suelen visitarlo puedan volver a disfrutarlo.

Deja una respuesta