La señal no solo es extremadamente rara, sino que ni siquiera es tan rápida, algo que desconcierta a los especialistas.

Una nueva señal de radio del espacio profundo vuelve a desafiar nuestra comprensión de estos misteriosos fenómenos.

Esta nueva ráfaga de radio rápida (FRB, por sus siglas en inglés), llamada FRB 20191221A, no solo es extremadamente rara, sino que ni siquiera es tan rápido: los destellos de radio recibidos en el espacio intergaláctico tienen una duración de tres segundos, aproximadamente 1000 veces más que el promedio.

Sin embargo, se producen ráfagas de radiación de mayor intensidad cada 0,2 segundos dentro de esta ventana de tres segundos, algo nunca antes visto en una ráfaga de radio rápida.

La detección fue realizada por el detector CHIME en diciembre de 2019, y los científicos supieron de inmediato que estaban ante algo muy peculiar.

Una estrella de neutrones en el universo. (Foto: NASA)Una estrella de neutrones en el universo. (Foto: NASA)

“Fue inusual”, contó el astrofísico Daniele Michilli del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT.

“No solo fue muy larga, con una duración de unos tres segundos, sino que hubo picos periódicos que fueron notablemente precisos, emitiendo cada fracción de segundo, boom, boom, boom, como un latido del corazón. Esta es la primera vez que la señal en sí es periódica”, agregó Michilli.

Las ráfagas de radio rápidas son uno de los misterios cósmicos actuales más fascinantes. Son pulsos de radiación extremadamente poderosos en longitudes de onda de radio que brotan del espacio intergaláctico en un espacio de tiempo muy corto, generalmente de milisegundos de duración.

Dentro de ese breve parpadeo de tiempo, el estallido emite tanta energía como 500 millones de soles.Dentro de ese breve parpadeo de tiempo, el estallido emite tanta energía como 500 millones de soles.

Dentro de ese breve parpadeo de tiempo, el estallido emite tanta energía como 500 millones de soles.

La mayoría de las ráfagas de radio rápidas se encienden solo una vez y no se ha vuelto a saber de ellas desde entonces.

Estos son imposibles de predecir; para detectar uno, solo tenemos que esperar que se produzca cuando tenemos un radiotelescopio apuntando en la dirección correcta (aunque proyectos como CHIME , con un área de visión grande, están ayudando enormemente en este sentido). Estos son el tipo más común de FRB.

La mayoría de las ráfagas de radio rápidas se encienden solo una vez y no se ha vuelto a saber de ellas desde entonces.La mayoría de las ráfagas de radio rápidas se encienden solo una vez y no se ha vuelto a saber de ellas desde entonces.

Mucho más raro es recibir señales repetidas desde un solo punto en el cielo. Estas son las ráfagas de radio rápidas que se repiten. Debido a que se repiten, los científicos pueden apuntar un telescopio al cielo y estudiar las señales con mucho más detalle.

Sin embargo, no está claro si el mismo mecanismo es responsable de todas las ráfagas de radio rápidas.

Pueden variar en intensidad, longitud de onda, polarización y dispersión. Una ráfaga de radio rápida es una pista: en 2020, por primera vez, se detectó una ráfaga de radio rápida proveniente del interior de la Vía Láctea.

Se rastreó hasta un tipo de estrella de neutrones llamada magnetar, lo que sugiere que estos objetos ultradensos altamente magnetizados podrían ser responsables de al menos algunas ráfagas de radio rápidas.

“CHIME ahora ha detectado muchos FRB con diferentes propiedades”, dijo Michilli. “Hemos visto algunos que viven dentro de nubes que son muy turbulentas, mientras que otros parecen estar en ambientes limpios”, agregó.

“Por las propiedades de esta nueva señal, podemos decir que alrededor de esta fuente hay una nube de plasma que debe ser extremadamente turbulento”, diijo.

En cuanto a lo que es, los signos todavía apuntan a una estrella de neutrones de algún tipo. Si, no son extraterrestres lamentablemente.

No hay muchas cosas en el Universo que emitan señales estrictamente periódicas”, explicó Michilli . “Ejemplos que conocemos en nuestra propia galaxia son los púlsares de radio y los magnetares, que giran y producen una emisión similar a la de un faro. Y creemos que esta nueva señal podría ser un magnetar o púlsar con esteroides”.

Radio Pinamar FM 100.7