Visualizar el objetivo ayuda a lograrlo, según un estudio británico que halló resultados prometedores en la técnica.

“Visualizá lo que querés lograr”

Poder “verse” en el lugar al que uno aspira llegar, haciendo eso que desea es, según algunos terapeutas, una herramienta que puede encaminar a la persona hacia su objetivo. Ahora, un estudio aporta nueva evidencia sobre cómo las imágenes mentales pueden ayudar a cumplir una meta desafiante, como la de correr una ultramaratón.

El desafío adquiere aún mayor relevancia si se tiene en cuenta que los 31 participantes que se sometieron a la intervención propuesta en el marco del ensayo eran no corredores.

Pero pasar del sillón a la ultramaratón (50 kilómetros), tal como plantea el trabajo publicado en Journal of Imagery Research in Sport and Physical Activity, es imposible de un día para el otro por más exitosa que sea la técnica de motivación adoptada.

Entrevista motivacional

Por eso, los investigadores de la Universidad de Plymouth, en el Reino Unido, fueron paso a paso. Comenzaron evaluando la motivación de las 31 participantes que buscaban ponerse en forma; lo hicieron a través de una técnica de cambio de comportamiento conocida como entrevista motivacional.

Luego, se les dio cinco meses a los voluntarios para que hicieran aquello que pensaban que les reportaría beneficios a su estado físico y mental. Pasado ese tiempo, se los contactó a todos y se les preguntó si considerarían correr un ultramaratón.

Quince manifestaron interés en intentar correr un ultramaratón, mientras continuaban mejorando su estado físico. Ese grupo fue dividido en dos: a 7 se les asignó Entrenamiento con Imágenes Funcionales (FIT, por sus siglas en inglés), mientras que los otros continuaron solo con entrevista motivacional.

Metas deportivas, bajar de peso, resiliencia, áreas en las que se investiga la efectividad del FIT. Foto ilustrativa Shutterstock.

Metas deportivas, bajar de peso, resiliencia, áreas en las que se investiga la efectividad del FIT. Foto ilustrativa Shutterstock.

¿En qué se diferencian?

La entrevista motivacional es una técnica en la que un consejero estimula a alguien a desarrollar y verbalizar su necesidad o motivación para el cambio, y sus razones para querer lograrlo.

El entrenamiento de imágenes funcionales se basa en la entrevista pero va más allá: enseña a las personas que desean hacer el cambio cómo obtener y practicar imágenes motivacionales por sí mismas y las anima a utilizar todos sus sentidos para visualizar cómo se sentirían al lograr su objetivo.

“Lo más difícil de cambiar los hábitos de vida es mantenerse motivado“, dicen desde la Universidad de Plymouth, donde desarrollaron la técnica. “A menudo, las personas no hacen lo que sus médicos o fisioterapeutas creen que es mejor para ellos, incluso si están de acuerdo en que es una buena idea, porque les resulta muy difícil mantenerse motivados”, explican.

Y aseguran que “FIT es una nueva forma de apoyar el cambio de comportamiento fortaleciendo la motivación“.

Resultados

De los ocho participantes del grupo que solo recibió entrevistas motivacionales, cuatro comenzaron la carrera y dos terminaron. En tanto, en el grupo FIT, de los siete que arrancaron, seis llegaron a la meta. Es decir, los asignados a esa técnica tuvieron cinco veces más probabilidades de completar el desafío.

Entre las limitaciones del trabajo, sus autores reconocen que se tratan de una muestra pequeña, pero destacan que sus conclusiones se suman “al creciente cuerpo de evidencia de que FIT puede reforzar significativamente la motivación de una persona para completar una meta desafiante”.

Un estudio anterior llevado adelante en la misma universidad había mostrado buenos resultados en la pérdida de peso. Personas con sobrepeso que usaron imágenes mentales como parte del tratamiento perdieron en promedio cinco veces más peso que las que solo usaron entrevistas motivacionales.

Las imágenes mentales pueden ayudar en el camino hacia la meta, afirman los investigadores. Foto Shutterstock.

Las imágenes mentales pueden ayudar en el camino hacia la meta, afirman los investigadores. Foto Shutterstock.

Cómo funciona

A través del entrenamiento con imágenes mentales, “se enseña a las personas nuevas formas de pensar sobre su futuro inmediato para ayudarlos a mantenerse motivados a medida que logran cada pequeño paso hacia su objetivo”, explican sus impulsores.

¿Cómo lo aplicó en los momentos más duros de la carrera uno de los participantes? Se trata de un docente que imaginó la conversación que tendría en el trabajo el lunes por la mañana con sus compañeros: visualizó la sala de profesores, el café en su mano, hasta imaginó el sabor y el olor, y se vio hablando de los desafíos de la maratón con un colega.

Luego, usó esa imagen desarrollada por él mismo para imaginar la sensación en la línea de meta.

A Melissa King, de 38 años, también se le asignó la intervención FIT mientras se preparaba para el Exmoor Ultra Marathon a principios de este año. “Mi razón para comenzar a correr en primer lugar fue solo para ver si podía hacerlo“, dijo.

“Un ultramaratón requiere una gran cantidad de fuerza mental, así como física, incluso de personas que corren con regularidad. Probar el entrenamiento de imágenes funcionales en no corredores fue una prueba real de su eficacia, y ver que marcó la diferencia fue un hallazgo prometedor”, afirmó el autor principal del estudio, Jon Rhodes, profesor asociado de la Facultad de Psicología.

“Las imágenes multisensoriales son la diferencia clave entre aquellos que llegan a la línea de salida y después llegan a la meta, y aquellos que no lo hacen; lo que demuestra que es fundamental para mantener los cambios y superar los límites del rendimiento físico y mental”, añadió Rhodes, quien tiene experiencia en el trabajo con atletas profesionales para mejorar su capacidad de recuperación.

“FIT se basa en dos décadas de investigación que muestran que las imágenes mentales están más cargadas emocionalmente que otros tipos de pensamiento”, explicó el profesor Jon May, co-creador de FIT y coautor del artículo. Y adelantó que los resultados positivos los estimulan a evaluar sus efectos más allá del deporte.

Melissa King, quien nunca antes había corrido, lo describió como “un gran cambio de mentalidad” y contó que ahora utiliza imágenes mentales para concentrarse en estar presente, “y al mismo tiempo me impulsa a señalar mis metas inmediatas, a mediano y largo plazo”.

Su nuevo objetivo es un viaje por Sudamérica que le demandará un par de meses. “Es dentro de tres años, así que estoy comenzando a entrenar”, se entusiasmó.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7