Pequeñas casitas que ofrecen alojamiento a turistas en distintos puntos de la Argentina.

Cuanto más simple mejor. Tiny House Mini casas es la tendencia arquitectónica que surgió como solución a la falta de espacio, como alternativa para reducir costos y tiempos de construcción. Hoy, está convertida en una opción también de alojamiento que acumula cada vez más adeptos entre viajeros del mundo.

Cocina, habitación, baño, sala de estar. Todo se ubica en más o menos 40 metros cuadrados. Algunas propiedades son fijas y otras tienen la posibilidad de ser trasladadas a cualquier parte.

Las casas suelen estar ideadas bajo el concepto de sustentabilidad, por lo que sus materiales de construcción son ecológicos, se les instala paneles solares, aislación térmica y están diseñadas de manera tal de poder aprovechar al máximo la luz natural.

En Villa Pehuenia, Neuquén, hay un complejo de tiny houses.  Foto Casarella.En Villa Pehuenia, Neuquén, hay un complejo de tiny houses. Foto Casarella.

“En Estados Unidos se utiliza mucho. En varios países son viviendas permanentes. Acá el uso principal es para turismo o personas particulares que las ponen en un campo o las trasladan para vacacionar”, dice Victoria Sucko, dueña de Casarella, empresa que se dedica a la construcción de estas casas.

Esta nueva forma de hospedarse se está imponiendo entre los alojamientos poco convencionales y en el país ya son varias las opciones.

“Lo primero que atrapa a los turistas es la aventura de probar algo nuevo y algo que no se ve por lo general en Argentina. Tienen un millón de dudas, como por ejemplo, si tienen baños, aires acondicionados. Cuando ven que están totalmente equipadas se quedan asombrados porque es como vivir en una casa de muñecas”, dice Carolina Nussbaumer, quien tiene 2 tiny houses en alquiler en Mercedes, Buenos Aires.

Así luce por dentro Tiny House Bariloche. La decoración fue traída de diferentes partes del mundo.Así luce por dentro Tiny House Bariloche. La decoración fue traída de diferentes partes del mundo.

A continuación, diferentes alternativas para hacer una escapada a una mini casa.

Canning, Buenos Aires

Esta tiny house de 12,5 m2 está ubicada dentro del espacio de arte Madretierra, donde se ofrecen clases de pintura, yoga, teatro, música.

La casa está rodeada de un bosque de bambú.La casa está rodeada de un bosque de bambú.

El alojamiento fue realizado con madera kiri, de origen japonés, de rápido crecimiento, tiene la propiedad de recuperar suelos dañados, resiste a la intemperie y no es atacada por bichos.

En la planta baja de la casa se encuentra la cama, un lugar para estar y una cocina que cuenta con heladera y pava eléctrica. Está preparada para que duerman hasta 4 personas ya que tiene un entrepiso. En el exterior tiene una zona para hacer fogón y está rodeada de un bosque de bambú.

“Es un ambiente para estar tranquilo, conectar con la naturaleza, prender un fueguito”, dice Brenda Rodriguez, dueña del lugar.

Esta tiny house está equipada para hasta 4 personas.Esta tiny house está equipada para hasta 4 personas.

Los huéspedes que deseen pueden ser parte de las propuestas artísticas y disfrutar de la oferta gastronómica del café del complejo.

La casita está publicada en Airbnb. Por noche cuesta $8.500. Incluye desayuno “sencillo” con café, té, tostadas o medialunas.

Balneario el Cóndor, Río Negro

Loyca Eco Tiny House fue nombrada en honor al ave nativa de argentina, Sturnella loyca, que llama la atención debido al color rojo de su pecho. Es un ave que habita en la Patagonia, lugar donde está este alojamiento que también se diferencia del resto por su tamaño.

Vista a Loyca Eco Tiny House. Foto Evelyn Neffen y Lucio PalavecinoVista a Loyca Eco Tiny House. Foto Evelyn Neffen y Lucio Palavecino

Construida íntegramente en steel framing (estructura de acero galvanizado), tiene 26,4 m2 y está equipada para que puedan dormir hasta 5 personas. Tiene una cucheta, una cama de dos plazas y otra simple. Todo el lugar tiene un diseño minimalista, propio de estas construcciones.

Loyca Eco Tiny House se destaca por ser eco sustentable. Es autosuficiente eléctricamente, a través de su sistema de paneles solares fotovoltaicos ubicados estratégicamente según rotación del sol. Cuenta con aislación térmica y sonora.

Por dentro, es toda de madera. Foto Evelyn Neffen y Lucio Palavecino.Por dentro, es toda de madera. Foto Evelyn Neffen y Lucio Palavecino.

El alquiler por noche parte desde los $5.000. Ofrecen ropa de cama y baño, libros, juegos de mesa, equipo de música y wifi, además de tv con canales de aire, reposeras, y vajilla completa de cocina.

El alojamiento está publicado en Mercado Libre, Booking.com, Airbnb.

Tomás Jofré, Buenos Aires

La Soleada es un proyecto familiar que comenzó hace 3 años, pero por remodelaciones y las complicaciones de la pandemia, hace poco tiempo que realmente están abiertos al público.

Dentro del campo de 24 hectáreas, ubicado en Tomás Jofré, a una hora de la Ciudad de Buenos Aires, hay cuatro casas disponibles para alquilar: Casa Acqua (6 huéspedes), Casa Fiamma (4/5 huéspedes), Tiny Brisa (4 huéspedes), Tiny Terra (4 huéspedes).

El campo de 24 hectáreas ofrece pileta, quincho y juegos, entre otro servicios. Foto La Soleada.El campo de 24 hectáreas ofrece pileta, quincho y juegos, entre otro servicios. Foto La Soleada.

Las pequeñas, están construidas con materiales ecológicos, por lo que permiten reducir el impacto ambiental. Además, cuentan con paneles solares, lo que las hace sustentables.

Si bien cada casa está equipada con su cocina y baños privados, hay un área de uso común que incluye un quincho con heladera, freezer, vajilla, mesas, sillas, juegos de ping pong, sapo, metegol, dardos, bicicletas, dos baños con toilette y parrillas.

En el campo hay pileta con solarium, reposeras, sombrilla, cancha de fútbol y volley y un bosque de árboles centenarios.

Así luce una de las tiny house por dentro. Foto La Soleada.Así luce una de las tiny house por dentro. Foto La Soleada.

La estadía mínima es de 2 noches y sale $25.000. Las reservas se hacen a través de redes sociales (@lasoleadajofre) o a lasoleadajofre@gmail.com.

Necochea, Buenos Aires

“Decidimos armar la Tiny House porque viajo hace varios años a trabajar fuera del país con mi escuela de kitesurf y he visto este tipo de casitas que tenían onda y eran simples. La armamos hace 3 años”, dice Pablo Lafforgue, dueño de este emprendimiento.

Además del tamaño, se destaca por estar dentro de un container.Además del tamaño, se destaca por estar dentro de un container.

La vivienda está dentro de un container. Tiene 30 metros cuadrados y el espacio está dividido en una habitación con cama doble, baño completo y una sala de estar con cocina integrada con una barra desayunadora.

Los huéspedes suelen ser parejas jóvenes. “Algunos vienen por curiosidad y buscan un alojamiento diferente o porque tal vez tienen un terreno en alguna parte de Argentina y ven la posibilidad de hacerse una casa así”.

La noche cuesta desde 4.000 pesos y se puede reservar a través de Booking.com.

La casa está dividida en habitación, baño y sala de estar.La casa está dividida en habitación, baño y sala de estar.

Bariloche, Río Negro

Tiny House Bariloche, o “La casita” nació en 2016. Sus dueños querían tener un lugar para recibir visitas y de alquiler para turistas.

Tiene 25 metros cuadrados y está compuesta por un dormitorio matrimonial al que se accede por escalera, un cuarto con una cama individual en la planta baja, un living-comedor, cocina integrada en un ambiente y baño con ducha.

Tiny House Bariloche recibe a huéspedes de todas partes del mundo.Tiny House Bariloche recibe a huéspedes de todas partes del mundo.

Está ubicada en el mismo predio de la casa de sus dueños. Sin embargo, cuenta con una entrada independiente y estacionamiento.

Los detalles de las decoración son su marca registrada. Muchas de las ventanas y aberturas son de demolición y dentro de la casa se puede encontrar desde antigüedades hasta objetos de diseño y arte que fueron comprados en diferentes viajes por el mundo.

Así luce esta pequeña casa por dentro.Así luce esta pequeña casa por dentro.

La casa, que cuenta con amplio patio, está a 12 kilómetros del centro de Bariloche y a dos cuadras de Bahía Serena. Se convirtió en un gran atractivo para extranjeros. Personas de Estados Unidos, Hong Kong, Holanda y Noruega, la han elegido durante su estadía en el país.

Para esta temporada de verano, el valor es de $ 9.000 por noche. Se incluyen sábanas y toallas, wifi, Smart TV con Netflix y amenities de bienvenida.

Está publicada en Airbnb. También se la encuentra en Instagram como @tinyhousebariloche.

La tiny house cubierta de nieve, luego de una nevada en Bariloche.La tiny house cubierta de nieve, luego de una nevada en Bariloche.

La Granja, Córdoba

“Siempre tuve obsesión con los espacios pequeños”, explica René Vega, dueño de Cabañas Lignum Tiny House.

Luego de comprarle un lote a su vecino y por falta de espacio, comenzó con la construcción de dos dúplex de 5 metros de largo por 3 de ancho. Después sumó otra casa, íntegramente de madera reciclada y con un sistema de aislación térmico gracias a las 1.300 botellas PET (de tereftalato de polietileno, plástico más usado) que tienen las paredes.

El complejo ofrece pileta, solárium y espacio para comer asados.El complejo ofrece pileta, solárium y espacio para comer asados.

“La gente decía: ‘que bien aprovechado el espacio’”. Actualmente está construyendo la cuarta cabaña.

Hasta el 20 de diciembre, una noche para dos personas cuesta $4.700, con desayuno. El lugar tiene pileta, solárium y espacios para comer asado. Se lo puede encontrar en Booking.com o Instagram como Cabañas Lignum.

Hay tres cabañas y una en construcción.Hay tres cabañas y una en construcción.

Villa Pehuenia, Neuquén

En una península del lago Aluminé se encuentra el Complejo Villa Pehuenia. En una parte está habilitado para camping, y en la otra posee 3 tiny houses.

“Hoy está de moda. Todo el mundo dice: ‘quiero ir a una tiny house para ver cómo es la experiencia’. No solo tiene beneficios ecológicos, de rapidez de construcción, sino también el propio marketing que generan”, explica Victoria Sucko, dueña de la empresa que construyó las casas.

El complejo de Villa Pehuenia cuenta con tres casas. Foto Casarella.El complejo de Villa Pehuenia cuenta con tres casas. Foto Casarella.

En cada una hay cocina con horno y 4 hornallas, heladera con congelador y mueble de cocina con vajilla, baño, cama matrimonial para dos personas más sillón cama en el living-comedor. En el exterior posee un deck con mesa de camping con parrilla.

La energía de las casas se obtiene por paneles solares.

Estos alojamientos no cuentan con televisión, ya que en el lugar tienen la idea de que es importante aprovechar el tiempo al aire libre, conociendo la zona y disfrutando de la naturaleza. Ofrecen Wifi.

Las casas cuentan con bajada a la playa a pocos metros. Foto Casarella.Las casas cuentan con bajada a la playa a pocos metros. Foto Casarella.

El complejo tiene servicio de kayak gratuito y hay que reservarlo con anticipación.

Para la primera quincena de diciembre, el precio para dos personas por noche es de $8.600. La estadía mínima es de dos noches. Las reservas son a través de Booking.com o en www.tinyhouseargentina.com.ar/villapehuenia.

Radio Pinamar FM 100.7