jueves, octubre 17, 2019
Medio Ambiente

De qué se trata el informe sobre cambio climático que tiene en vilo al mundo

Un informe publicado por Goldman Sachs sobre el efecto del cambio climático en las ciudades de todo el mundo arrojó resultados muy sombríos. Los detalles

Las conclusiones del estudio de Goldman Sachs fueron contundentes: el aumento de las temperaturas conduciría a cambios en los patrones de enfermedades, olas de calor más intensas y duraderas, eventos climáticos más destructivos y presión sobre la disponibilidad y calidad del agua para beber y el uso en la agricultura.

De esta manera, el Instituto de Mercados Globales del banco, dirigido por Amanda Hindlian, advirtió sobre los riesgos potenciales “significativos” para las ciudades más grandes del mundo, que son especialmente vulnerables a tormentas más frecuentes, temperaturas más altas, aumento del nivel del mar y mareas de tormenta.

Las ciudades generan alrededor del 80% del PIB mundial y albergan a más de la mitad de la población mundial, una proporción que, según Goldman, citando a las Naciones Unidas, se prevé que alcance dos tercios para 2050. Alrededor del 40% de la población mundial vive dentro de 100 kilómetros de costa, dice, y 1 de cada 10 vive en áreas a menos de 10 metros sobre el nivel del mar.

Goldman destacó tres ciudades que estarían sujetas a las marejadas ciclónicas y que en el futuro podrían enfrentar inundaciones dañinas: Nueva York, Tokio y Lagos. Por otro lado, Miami, Alexandria, Dhaka y Shanghai enfrentan grandes riesgos de inundación debido a estar a menos de 11 metros sobre el nivel del mar.

Los investigadores de Goldman aseguraron que al comenzar el estudio llegaron a un amplio consenso de que la actividad humana, a saber, la emisión de gases de efecto invernadero, “está causando que la Tierra se caliente de una manera que afecta el clima”.

Los ecosistemas naturales se dañarían y aumentarían los riesgos para la salud humana, así como las presiones sobre los alimentos y el agua potable.

La agricultura también se vería enormemente afectada: “Las temperaturas más cálidas y los patrones cambiantes de precipitación podrían reducir los rendimientos y la calidad nutricional, así como cambiar las estaciones de crecimiento y las zonas agrícolas en todo el mundo”.

La agricultura también está amenazada por el cambio climático

La agricultura también está amenazada por el cambio climático

Goldman dio algunas advertencias bastante severas sobre los posibles resultados:

• Olas de calor más frecuentes, más intensas y de mayor duración: Las consecuencias afectarán la salud humana, la productividad, la actividad económica y la agricultura. “Las temperaturas superficiales más altas podrían exacerbar el proceso de calentamiento al hacer que el permafrost se derrita, liberando más metano y CO2 a la atmósfera”.

• Eventos climáticos destructivos, incluyendo tormentas, vientos, inundaciones e incendios: No es solo Nueva York, Tokio y Lagos. “Otras grandes ciudades costeras bajas o ya propensas a inundaciones incluyen Shanghai, Dhaka, Mumbai y Karachi, cada una de las cuales tiene una población de 15 millones de personas o más”.

• Patrones cambiantes de la enfermedad: “Las temperaturas más cálidas podrían hacer que los vectores de enfermedades migren desde los trópicos a regiones donde las personas tienen menos inmunidad; esto es cierto no solo para virus como la malaria y el dengue, sino también para enfermedades transmitidas por el agua y los alimentos”.

Tokio y Lagos son las otras dos ciudades que más peligro corren

Tokio y Lagos son las otras dos ciudades que más peligro corren

• Patrones agrícolas cambiantes y escasez de alimentos: “El ganado podría verse afectado por las temperaturas más altas y la reducción de los suministros de agua. La acidificación de los océanos probablemente estresará a las poblaciones acuáticas y afectará los patrones de pesca actuales. Algunos de estos cambios ya están en marcha. Algunos científicos del clima, por ejemplo, estiman que los arrecifes de coral serán casi extintos en el transcurso del siglo debido a la acidificación del océano”.

• Agua: “La mitad de la población mundial vivirá en áreas con escasez de agua tan pronto como 2025″, señala Goldman, citando la Organización Mundial de la Salud. “Incluso en áreas sin estrés, la calidad del agua superficial podría deteriorarse a medida que más lluvias y tormentas impulsen la erosión y la liberación de toxinas. Estas dinámicas podrían afectar todo, desde la disponibilidad de agua potable para las personas hasta la escasez de agua para el ganado y los cultivos (con efectos negativos para el suministro de alimentos) a las disminuciones en la generación de energía hidroeléctrica”.

Los informes científicos en los últimos años son concluyentes sobre la incidencia del hombre en el medio ambiente

Los informes científicos en los últimos años son concluyentes sobre la incidencia del hombre en el medio ambiente

El banco difundió en este informe que todos esos factores “afectarían la actividad económica, dañarían la infraestructura, desde los edificios hasta el transporte y el agua y los sistemas de gestión de residuos, y dañarían desproporcionadamente a los residentes vulnerables”.

“A pesar de la incertidumbre sobre el momento y la escala del impacto, puede ser prudente que algunas ciudades comiencen a invertir en la adaptación ahora”, indicó Goldman.

Y concluyó: “La adaptación urbana podría impulsar una de las mayores construcciones de infraestructura en la historia. Dada la escala de la tarea, la adaptación urbana probablemente necesitará recurrir a fuentes innovadoras de financiamiento”.

Deja un comentario