Es muy fácil de hacer y permite lograr una mayor conectividad en zonas de débil cobertura.

No hay nada más desesperante que no poder navegar por internet con una conexión estable. Y si bien los problemas pueden ser múltiples, hay varias soluciones posibles. Una de las más eficaces es añadir un repetidor para extender la conexión de Wi-Fi.

El Wi-Fi es el método de conexión predilecto de los usuarios, como demuestra el hecho de que el 50 % del tráfico mundial de internet se produce a través de esta conexión.

El primer paso para evitar sobrecargas en la red es que la propia conexión a internet que se contrate no alcance el mínimo recomendado. El escalón base para sostener varios teléfonos y una computadora es que sea de 25 MB.

Si en algunas zonas de la casa reciben señal y en otras es muy débil, se debe a que el router está en una mala ubicación que le impide distribuir la señal uniformemente.

El repetidor no necesita ser un equipo nuevo.

El repetidor no necesita ser un equipo nuevo.

Una de las primeras medidas es utilizar un viejo equipo como repetidor para mejorar el Wi-Fi en casa y poder realizar cualquier tarea sin temor a que la señal se ablande.

Afortunadamente, la mayoría de los routers admiten ser configurados como repetidores y no necesariamente deben ser del mismo modelo que tu router principal.

El primer paso es conectar el viejo router a la red de la vivienda. La situación ideal sería tener un cableado con tomas de Ethernet en otras habitaciones.

De esta manera, bastará con conectar a una de las tomas el router principal, para conseguir enviar la señal a todas las partes de la casa, teniendo siempre buena cobertura. Existe también otro método mucho más económico, pero que a nivel estético resulta un poco desagradable a la vista.

Se trata de comprar un cable Ethernet largo, conectarlo al router principal y conducirlo hasta el otro extremo de la casa, donde colocar el router para hacer de repetidor.

Configuración del router

Una vez que se haya vinculado a la red principal, habrá que configurarlo. Para ello hay que conectarlo a una computadora y, a través del navegador, ingresar el siguiente código: 192.168.1.1 o 192.168.0.1.

Cómo lograr un cobertura amplia de la red. Foto Shutterstock

Cómo lograr un cobertura amplia de la red. Foto Shutterstock

Unos de estos dos –se pueden buscar más direcciones en Internet si se ingresa el nombre del router- conducirá a la configuración, donde se debe escribir la contraseña de administrador del router, que por lo general es Admin.

Una vez llegado a este punto, todo dependerá de las opciones que ofrezca el aparato. Habrá que buscar la opción para configurarlo en modo repetidor, por lo que solamente habrá que activarlo y conectarlo a la red más cercana.

Una vez montado, hay que mover las antenas para maximizar la cobertura de la Wi-Fi que emite el router por toda tu casa. Lo recomendable es colocar las antenas en perpendicular entre ellas, teniendo una en horizontal y la otra en vertical.

Este consejo lo dio un ingeniero de Apple, asegurando que la recepción de radio se maximiza cuando tanto el cliente como el punto de acceso coinciden con la polarización, es decir, cuando las antenas están orientadas en el mismo plano.

Además, los WiFi tiene una tecnología de doble banda. En estos casos, el router emite dos señales diferentes para las bandas de 2.4 GHz y de 5 GHz.

Cada una de estas bandas tiene características diferentes, por lo que también va a ser importante elegir la más adecuada para cada dispositivo y optimizar el rendimiento.

Mientras que la de 2.4 GHz, aunque tiene una mayor interferencia, otorga un mayor alcance, brindando cobertura a zonas de la casa donde no llega la de 5 GHz. Mientras que la otra, tiene una mayor velocidad máxima de conexión por tener más canales para repartir los dispositivos pero no logra superar los obstáculos físicos.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7