Se trata de una extraña pieza artística que, literalmente, demora siglos en terminar de ser leída.

Existe un libro que nunca nadie terminó de leer. Su autor es Raymond Queneau. Su título, que lo dice todo, “Cien mil millones de poemas” (Cent mille milliards de poèmes).

Queneau sugirió que una persona tardaría más de un millón de siglos en terminar de leer su libro. Es que el objeto contiene 100.000.000.000.000 de poemas potenciales.

“Cien mil millones de poemas”, publicado en 1961 como carta de presentación del grupo Oulipo, consta de 10 sonetos de 14 versos cada uno. Hasta ahí, todo normal. Lo peculiar es que cada uno de los versos convive con el resto en diferentes líneas de cartulina que se pueden ir moviendo y recombinando casi hasta el infinito.

Raymond Queneau, el autor de "Cien mil millones de poemas".Raymond Queneau, el autor de “Cien mil millones de poemas”.

“Este pequeño trabajo permite a todos componer a voluntad cien mil billones de sonetos, todos regulares, por supuesto. Después de todo, es una especie de máquina para hacer poemas, pero en cantidades limitadas; es cierto que este número, aunque limitado, proporciona lectura durante casi doscientos millones de años (lectura las veinticuatro horas del día)”, especifica Queneau en el prefacio del libro.

Cada uno de los sonetos tiene el mismo esquema de rima y el mismo sonido de rima. Por este motivo, todas las “tiras” de cartulina que contienen los versos son recombinables.

La publicación es un experimento literario impulsado por Queneau y el matemático Francois Le Lionnais y diseñado por Robert Massin. Tras su lanzamiento nació el grupo Oulipo, cuyo objetivo fue la investigación de las nuevas formas literarias.

El libro está compuesto por 10 sonetos de 14 versos cada uno.El libro está compuesto por 10 sonetos de 14 versos cada uno.

Luego de haber sido traducida a otros idiomas, la obra llegó a internet en 1997. Esto acarreó ciertos problemas, pero sentó precedentes.

Al no haber conseguido el acuerdo de los titulares de los derechos, una sentencia sumaria contribuyó a establecer la jurisprudencia francesa en el ámbito de los derechos de autor en internet al mantener la calificación de infracción en los poemas protegidos por derechos de autor publicados en un sitio web.

La relevancia de “Cien mil millones de poemas” no mermó con los años. Al contrario: se fue intensificando con el paso del tiempo. Hubo traducciones, adaptaciones musicales y hasta un libro homenaje con versos de diferentes sonetistas reconocidos en el que el lector, además, puede crear su soneto llenando tiras en blanco.

Todos los versos son recombinables unos con otros.Todos los versos son recombinables unos con otros.

En Mercado Libre, el libro “Cien mil millones de poemas” está a la venta en español a partir de 6500 pesos argentinos.

Es imposible que alguien termine de leerlo.Es imposible que alguien termine de leerlo.

Oulipo

Iniciado en 1960, el grupo de experimentación Oulipo, conformado por literatos y matemáticos franceses, siguió las líneas del dadaísmo y el surrealismo, ambos movimientos de las vanguardias de comienzos de siglo, y se diferenció de ellos en algunos aspectos.

A la hora de explorar nuevas estructuras literarias, se alejó del surrealismo por acudir al consciente en lugar de al inconsciente y del dadaísmo por dejar de lado lo azaroso y enfocarse en la razón.

El escritor francés Georges Perec, uno de los mayores representantes del grupo OulipoEl escritor francés Georges Perec, uno de los mayores representantes del grupo Oulipo

De este modo, el proceso del “oulipismo” unió dos disciplinas, las matemáticas y la literatura, siendo las palabras su material principal.

Los miembros mundialmente más reconocidos del grupo fueron Georges PerecMarcel Duchamp e Italo Calvino.

Radio Pinamar FM 100.7