Con hoteles de lujo, aguas turquesas y una barrera de coral, la isla invita a descansar y hacer snorkel.

En Canouan no bajan multitudes de los cruceros, no hay tiendas de souvenirs por doquier y no hay filas de hoteles frente a las playas. Como contracara, en esta isla del Caribe la naturaleza se mantiene en estado virgen y los viajeros pueden ver tortugas nadando con frecuencia. De hecho, Canouan es una palabra caribeña que significa “isla de las tortugas”.

Pero, ¿dónde queda la pequeña isla que eligen algunas celebridades de Hollywood como Leonardo DiCaprio y George Clooney para descansar sin paparazzis?

La isla Canouan es un secreto a voces para millonarios y celebrities. Foto ShutterstockLa isla Canouan es un secreto a voces para millonarios y celebrities. Foto Shutterstock

Con 6,1 km de largo y 3,3 de ancho, Canouan cuenta con una superficie de 76 km2 y es una de las Islas Granadinas, perteneciente a San Vicente y las Granadinasrodeada por Barbados, Santa Lucía y Granada.

A media hora de vuelo desde Barbados -la isla donde nació Rihanna-, Canouan es como un secreto a voces para los turistas multimillonarios que amarran sus yates, como Robert Downey Jr. Y aunque comparte la geografía y las costumbres con otras islas caribeñas, se distingue, precisamente, por desarrollar un perfil más silencioso, más exclusivo y más caro.

Lo que sorprende es que hasta hace pocos años la isla no tenía agua corriente ni caminos pavimentados. Es más, dicen que contaba con más tortugas que seres humanos entre sus habitantes.

En cambio, en la actualidad, el lugar tiene una pista para jets privados, hoteles de lujo y un puerto deportivo para yates millonarios.

Alojamientos exclusivos

Se suele acceder a Canouan desde Barbados con los vuelos de Grenadine Airways. Y también a través de las cercanas Santa Lucía, Granada, Martinica y San Vicente.

En tanto, el Mandarin Oriental tiene un jet que también hace viajes de unos 25 minutos promedio desde centros turísticos como Santa Lucía, Barbados, San Vicente y Granada.

El resort no necesita promocionarse como un escondite de lujo, con 26 suites y 13 villas frente a la playa, con mayordomos personales, piscinas infinitas privadas, patios y terrazas al aire libre.

El complejo hotelero alberga una selección de restaurantes temáticos que ofrecen una gran variedad de delicias culinarias acompañadas de impresionantes vistas al océano. A su vez, el lugar inauguró recientemente dos villas sobre el agua con balcón, ducha de vapor y pisos de vidrio para que los huéspedes puedan contemplar las aguas mientras reciben un tratamiento de spa.

Los yates amarran en la costa de la isla de Canouan. Foto ShutterstockLos yates amarran en la costa de la isla de Canouan. Foto Shutterstock

El campo de golf diseñado por Jim Fazio y los deportes náuticos son algunas de las actividades que pueden realizar los visitantes, como la propuesta de trekking hasta la cima del Monte Real, el punto más alto de la isla.

Imperdible: la navegación hacia Tobago Cays, donde hay cinco islas deshabitadas y un arrecife de coral protegido con algunos de los mejores lugares para bucear y hacer snorkel en el Caribe. Es posible nadar entre tortugas verdes, rayas y erizos de mar.

Otra opción de alojamiento de lujo está situada en la increíble costa de arena blanca de Grand Bay, en la isla de Canouan.

Allí, Tamarind Beach Hotel ofrece su estilo boutique en una de las playas más hermosas del Caribe. Para quienes deseen visitar las famosas tortugas de Tobago Cays, hacer un viaje corto a Bequia o Mustique, o descansar y saborear un trago en la playa, una estadía en Tamarind cumplirá todas las expectativas.

El mar turquesa de la playa de Canouan, en el Caribe. Foto ShutterstockEl mar turquesa de la playa de Canouan, en el Caribe. Foto Shutterstock

Ubicación e historia

Además de la barrera de arrecifes del Atlántico que se extiende a lo largo de la isla y del Monte Real (Mount Royal), la isla tiene dos bahías: Glossy y Friendship, que separan la parte meridional.

Su historia se recomonta cientos de años atrás, cuando la tribu de los arahuacos llegó en canoas a la isla, incorporando plantas y animales, y fueron desarrollando la agricultura y la pesca. Y allí vivieron hasta que la tribu guerrera de los caribes los invadieron.

Más de 200 años después de la llegada de Colón, los europeos repararon entonces en la zona del sur San Vicente y establecieron asentamientos. Pero las zonas montañosas y densamente pobladas por bosques de la geografía local les permitieron a los caribes defenderse bastante tiempo contra la colonización europea.

A su vez, les permitieron a los franceses construir un asentamiento en la isla en 1719 para limitarle el poder a los británicos, y los franceses llevaron esclavos para trabajar en las plantaciones.

En 1748, San Vicente fue declarado oficialmente un dominio conjunto de Gran Bretaña y Francia, aunque posteriormente fue una colonia británica solamente: desde 1871 hasta 1969 la isla fue parte de la colonia británica de las Islas de Barlovento (en inglés, Windward Islands).

Hacia fines de los 70, la isla pasó a ser independiente con un gobierno democrático basado en el sistema británico. Y a principios de los 90 una empresa obtuvo la concesión de algunas áreas para construir un par de hoteles. Así fue como en 2004 comenzó la gestión del Raffles Raffles Resort, ocupando un tercio de la isla, con un campo de golf, un casino y 150 habitaciones.

El sector turístico continuó creciendo hasta la actualidad, por lo que se levantaron nuevos resorts y vilas de lujo con todo el confort y las comodidades para sus huéspedes multimillonarios y las celebrities de Hollywood. Todos en busca de tranquilidad, privacidad y servicios exclusivos, en medio de paisajes sorprendentes y vírgenes.

Radio Pinamar FM 100.7