jueves, febrero 27, 2020
Nacionales

Cambios cerebrales y placer Por qué las madres se “enamoran” de sus bebés

Un reciente estudio asegura que el embarazo modifica la zona cerebral encargada del placer.

Las hormonas generadas al final del embarazo modifican el sistema cerebral encargado del placer, la motivación y el esfuerzo al facilitar la liberación de dopamina, lo que hace que la madre «se enamore» de su bebé, según un reciente estudio.

El artículo de Susana Carmona, investigadora del Servicio de Medicina Experimental del Hospital Gregorio Marañón y del CIBER de Salud Mental (CIBERSAM), explica que, tras el embarazo​, el bebé se convierte en el estímulo más llamativo, relevante y placentero, lo que hace que la madre inicie una serie de conductas dirigidas a promover y garantizar la supervivencia de la cría, al igual que ocurre en el reino animal.

«El cerebro, durante le embarazo y la maternidad, apenas está explorado», apuntó la investigadora. Por eso, tener un modelo que muestre cómo cambia el cerebro durante el embarazo normal puede, según la científica, ayudar a identificar y prevenir patologías que se producen después de dar a luz, tales como la depresión posparto o la psicosis, «donde se pone en riesgo no solo la salud de la madre, sino la de su bebé».

El embarazo modifica la zona cerebral encargada del placer, haciendo que la madre "se enamore" del bebé, según estudio. Foto: Shutterstock.

El embarazo modifica la zona cerebral encargada del placer, haciendo que la madre «se enamore» del bebé, según estudio. Foto: Shutterstock.

En este estudio, publicado por Science Direct, se analizaron datos de neuroimagen estructural y funcional de madres primerizas antes y después del embarazo. Primero, examinaron si existían cambios volumétricos en el área cerebral encargada de la motivación y el placer -llamado «núcleo accumbens»- y si esas modificaciones se asociaban con la activación de esta región ante estímulos visuales de sus bebés.

Deja un comentario