Es el más utilizado del mundo y recibe más de 80.000 consultas por segundo. Claves para acertar siempre con el dato que se está buscando.

El popular buscador de Google es una herramienta de uso cotidiano y la opción favorita para todos los que quieren averiguar algo en la red. Es el motor de búsqueda en internet más potente que existe hasta la fecha. Tanto, que hasta tiene su propio verbo:  googlear.

Google nuclea el 75,23% de la participación en el mercado de búsqueda, seguido por Baidu con 9,45% y Yahoo con 2,66%, según Search Engine Market Share. Además, recibe más de 80 mil búsquedas por segundo y más de 6 mil millones por día, según Live Stats. Pero… no siempre lo que se googlea se encuentra.

Más de 1.000 millones de usuarios lo utilizan y, créase o no, la mayoría suele cometer los mismos errores por desconocimiento o pereza. Y justamente se trata de errores que hacen que gastemos un tiempo valioso navegando por el buscador o, incluso, que no encontremos lo que estamos buscando.

Google nuclea el 75,23% de la participación en el mercado de búsqueda. Foto: archivo Clarín.

Google nuclea el 75,23% de la participación en el mercado de búsqueda. Foto: archivo Clarín.

Daniel Russell, trabaja en Google y se desempeña como investigador científico senior. Él mismo reconoció en un comunicado que emitió la empresa que mucha gente no tiene el éxito esperado en sus búsquedas. Pero además, destacó algunos de los errores más comunes que solemos cometer al realizar una búsqueda en internet.

Cuáles son los errores más comunes al buscar en Google

. Realizar solo una búsqueda. Los expertos sugieren realizar al menos dos o tres búsquedas, sobre todo si se trata de un tema complejo. Los internautas dicen que las primeras respuestas que aparecen son las más adecuadas. De hecho, el 75% de los usuarios nunca pasa de la primera página de resultados, según HubSpot.

Pero a veces hay que buscar un poco más. Russell propone que se realicen múltiples búsquedas y se visiten más páginas. Hay vida e información más allá de la página uno.

. No definir los términos de búsqueda. A Google también hay que decirle dónde y qué buscar, con todas las opciones que se nos ocurran. La elección de las palabras claves resulta determinante para lograr una búsqueda exitosa. Sin embargo es muy frecuente que nos confundamos al elegir la adecuada.

En especial cuando hacemos búsquedas en un campo técnico como el de la ingeniería, física, economía que no conocemos o cuyo lenguaje no dominamos. Google también permite realizar búsquedas a través de imágenes, videos, noticias y mapas, entre otros, por lo que la compañía aconseja no limitarse al texto a la hora de buscar.

Google también permite realizar búsquedas a través de imágenes, videos, noticias y mapas. Foto: archivo Clarín.

Google también permite realizar búsquedas a través de imágenes, videos, noticias y mapas. Foto: archivo Clarín.

. Descartar las palabras que no conocemos. Russell destaca que conviene no evitar los resultados con palabras que se desconozcan. Esto es porque, al hacerlo, el usuario puede estar perdiendo información valiosa que podrían incluir las respuestas que está buscando. En lugar de descartarlo, hay que intentar realizar otra búsqueda en Google con las palabras que no se reconocen.

. No replicar la búsqueda con los resultados que se obtienen. Muchas veces, en el primer intento no encontramos exactamente lo que buscamos. Para ello será necesario retroalimentar la búsqueda en Internet varias veces con los propios resultados obtenidos y navegar por los recursos que se vayan encontrando.

Este es un proceso que habrá que repetir tantas veces como sea necesario, hasta dar con la información o la fuente de información que necesitamos.

. Cuidado con la ortografía. Puede suceder que la imposibilidad de encontrar en Google lo que se está buscando se deba a que la palabra está mal escrita. Hay que prestar atención tanto a los errores de tipeo como a los ortográficos para poder tener más chances de éxito en la búsqueda.

Trucos para googlear y encontrar lo que se está buscando

1. Empezar con una búsqueda sencilla. Google está diseñado pensando en cómo se comporta un usuario medio, en las palabras o las expresiones que utiliza en cada idioma para llegar a determinada información. Por este motivo, el primer consejo consiste en empezar con una búsqueda simple.

Sólo hay que escribir la pregunta o la frase que se piensa que puede conducir a la respuesta que se está buscando, y probablemente lo hará. Si después de utilizar una frase sencilla y lógica no se encuentra lo que buscaba, hay que seguir leyendo para probar más consejos.

2. Utilizar una frase exacta. Si se quiere encontrar algo muy concreto, un buen truco para buscar en Google consiste en utilizar la frase exacta. Por ejemplo, si se quieren conocer las características del iPhone 12, para encontrar los resultados más afines, habrá que escribir en el campo de búsqueda “características del iPhone 12” (con las comillas), y Google mostrará solo las páginas cuyo contenido contenga esta frase exacta.

Es posible que una de las palabras de la frase exacta pueda variar. En ese caso, se podrá utilizar un asterisco entre las comillas para especificar que el término es variable. Se puede utilizar este truco si, por ejemplo, se está buscando una expresión y se tienen dudas de que sea correcta.

3. Añadir comillas en la palabra o la frase. En Google, las comillas son un atajo. Por ejemplo, “economía” acorta la búsqueda y le dice a Google que debe buscar solamente expresiones concretas dentro de esas comillas. Sirve para buscar declaraciones o títulos de películas y canciones.

Por ejemplo, si se escribe “its up to you, new york”, Google identificará que se trata de la famosísima canción de Frank Sinatra, “New York, New York”. Aunque también puede hacer otras recomendaciones, como libros de Nueva York y guías turísticas.

4. Usar guiones. Además de las comillas, otro atajo son los guiones. Si se colocan antes de una palabra, se excluirá ese término en los resultados mostrados. Por ejemplo, si se está buscando decoración para el cuarto del bebé, pero ya se tiene la cuna, se puede excluir ese término de la búsqueda así: -cunas.

De esta manera se va a asegurar que Google encuentre silla, móviles, cómoda, cambiador, alfombra, iluminación, etc…… todo menos cunas.

5. Añadir una barra vertical. Este símbolo (I) hará que se muestren los sitios web que tengan alguno o todos los términos que se quieren buscar. Y es que la barra vertical significa “o” para Google. Por ejemplo, si se escribo autoIcamioneta, el buscador lo comprende como auto o camioneta”.

6. Incluir puntos. Si se agregan dos puntos entre dos números (1970..2020), se mostrarán resultados dentro de esos rangos. Estos dos puntos suelen utilizarse entre las cifras, como por ejemplo precios o fechas de tiempo. No es muy común su uso pero puede ser de gran ayuda cuando se busca un producto o suceso histórico.

No todo lo que se busca en Google se encuentra. Hay 10 trucos infalibles que ayudarán a tener más éxito. Foto: archivo Clarín.

No todo lo que se busca en Google se encuentra. Hay 10 trucos infalibles que ayudarán a tener más éxito. Foto: archivo Clarín.

7. Buscar dentro de un sitio web. Aunque los portales cuentan con buscadores internos, en ocasiones no son demasiado eficaces. Cuando aparecen dificultades para localizar lo que interesa o se está buscando en una página, Google permite acotar la búsqueda a un sitio web. Para ello, hay que introducir las palabras clave de la búsqueda y luego site: + el sitio web o el dominio.

Por ejemplo, para encontrar contenidos que hablen de Vacunas Covid en Clarin,com, habrá que escribir Vacunas Covid site:clarin.com.

8. Buscar por tipo de documento. Es posible que la respuesta a la búsqueda no se encuentre en una página web, sino en un documento. En ese caso, Google permite acotar el tipo de documento que se desea localizar. Para ello, hay que escribir las palabras clave y luego filetype: + tipo de documento.

Por ejemplo, si se quiere encontrar una guía de Londres en PDF, habrá que escribir guía de Londres filetype:pdf, y en los resultados se verán estos documentos.

9. Hacer cálculos rápidos. Google cuenta con una calculadora para que se pueda encontrar la respuesta a determinadas operaciones rapidísimo. Por ejemplo, al escribir 21% de 1820,20, aparecerá el resultado en el widget de la calculadora. Además, se puede desplegar el widget para utilizarlo en cualquier momento escribiendo calculadora en el buscador.

10. Buscar información en la versión en caché de Google. En ocasiones, al hacer una búsqueda puede pasar que la página que se quiere consultar esté temporalmente caída o ha sido actualizada y ya no recoge la información que se quiere encontrar.

En ese caso está la posibilidad de buscar en la versión en caché de Google, que se trata de una captura de pantalla que el motor de búsqueda conserva de una versión anterior. Por ejemplo, imaginemos que debido a tareas de mantenimiento o por un problema puntual, la página de la Cámara Electoral está caída y se quiere consultar alguna noticia, análisis o ficha.

Para ello, habrá que escribir en Google cache:electoral.gob.ar, y se accederá a la versión en caché. En la parte superior se verá el día y la hora en la que estaba publicada la versión que se está  visualizando.

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7