Frente a las costas de la ciudad de Carmel halló el arma que tendría unos 900 años en perfecto estado.

Un buzo descubrió una espada de hace 900 años en el mar Mediterráneo junto a la costa de Israel, que se presume perteneció a un caballero cruzado.

El hallazgo tuvo lugar el fin de semana en las costas de la ciudad de Carmel, en el norte de Israel, donde Shlomi Katzin estaba practicando buceo recreativo.

La espada, que fue inmediatamente entregada a las autoridades, tiene un metro de largo y está cubierta por organismos marinos.

Espada de hace 900 años hallada en el mar Mediterráneo y que se presume perteneció a un caballero cruzado. EFE/Shlomi Katzin

Espada de hace 900 años hallada en el mar Mediterráneo y que se presume perteneció a un caballero cruzado. EFE/Shlomi Katzin

“Un hallazgo hermoso y raro”

“La espada, que se ha conservado en perfectas condiciones, es un hallazgo hermoso y raro y evidentemente perteneció a un caballero cruzado”, señaló Nir Distelfeld, inspector de la Unidad de Prevención de Robos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, que agregó que creen que el arma está hecha de hierro.

El sitio en el que tuvo lugar el descubrimiento era utilizado en la antigüedad como refugio para barcos durante tormentas debido a la presencia de grandes calas naturales, explica Kobi Sharvit, director de Arqueología Marina de la misma institución. “Estas condiciones han atraído a barcos mercantes a lo largo de los siglos, dejando tras de sí ricos hallazgos arqueológicos”, agrega.

El buzo estaba a unos 150 metros de la costa y a una profundidad de 5 metros cuando hizo el descubrimiento. (AP Photo/Ariel Schalit)

El buzo estaba a unos 150 metros de la costa y a una profundidad de 5 metros cuando hizo el descubrimiento. (AP Photo/Ariel Schalit)

Según los expertos, en la zona hay numerosos tesoros arqueológicos, algunos con hasta 4.000 años de antigüedad. Pero este tipo de hallazgos pueden ser esquivos por los cambios constantes en la arena.

El buzo estaba a unos 150 metros (170 yardas) de la costa y a una profundidad de 5 metros (5,5 yardas) cuando hizo el descubrimiento.

Junto con la espada, que será limpiada y examinada en un laboratorio especializado antes de ser puesta en exhibición, el buzo encontró además otros objetos, incluyendo anclas de metal y fragmentos de cerámica, que se presume se volvieron visibles con movimientos de arena en el fondo del mar.

Por temor a que su descubrimiento pudiese quedar enterrado, el buzo llevó la espada a tierra y se la entregó a expertos gubernamentales, dijo la Autoridad. Se estima que el arma tendría unos 900 años.

“Se encontró con organismos marinos incrustados, pero aparentemente está hecha de hierro”, dijo Nir Distelfeld, inspector de la unidad de prevención de robos de la Autoridad. “Es emocionante encontrar un objeto tan personal, que te hace retroceder 900 años en el tiempo a una era distinta, con caballeros, armaduras y espadas”.

La espada se limpiará y se someterá a más pruebas mientras que el buceador, identificado como Shlomi Katzin, recibió un certificado de reconocimiento por su buena conducta.

Radio Pinamar FM 100.7