El evento, que se extenderá por cinco meses, involucra una veintena de producciones inéditas de las que participan más de 80 artistas locales, en múltiples sedes porteñas. Todas las actividades son gratuitas.

Tras un año y medio de pandemia, el despliegue visual de la 4ta edición de la Bienal de Performance, que arranca este viernes y se extenderá durante cinco meses -hasta abril de 2022-, alcanza también una significación simbólica: volvemos al cuerpo, a la materialidad, a “lo físico”, ya más liberados de la obligatoriedad de las pantallas. La Bienal tiene, precisamente el objetivo de que el cuerpo de los artistas se presenta en todo su potencial poético y revolucionario.

“Estamos sosteniendo todo, cada uno es parte de un cuerpo extendido, de una telaraña de conexiones. Un paquete afectivo, un conglomerado que incluye lo vivido, lo comido, lo gozado. Me cuestiono si es posible representar las experiencias y los consumos como volumen que se adosa a los cuerpos como prótesis, si las cosas y los cuerpos se fagocitan mutuamente, si es posible distinguir el adentro y el afuera, si la idea del propio cuerpo y el de los demás se puede volver indefinida”, plantea Diego Bianchi, que este viernes a las 19, en la misma jornada de la apertura del evento, estrena Inflation, una videoinstalación en el Museo Nacional de Bellas Artes ( Av. Del Libertador 1473).

En este marco, el evento propone una revalorización del cuerpo, en comunicación directa con el público y en múltiples espacios urbanos, la mayoría a cielo abierto: incluirá una veintena de producciones inéditas, que involucran a más de 80 artistas locales, todas ellas gratuitas.

Bajo la dirección general de Casabé, curaduría de la programación artística de Álvarez y dirección académica de Susana Tambutti, BP.21 presentará creaciones muy diversas, la mayoría, además, en carácter de estreno mundial. El programa académico -conferencias, seminarios y presentaciones de libros-, que se combina con las presentaciones en muy diversos escenarios urbanos, estará, a la vez, enfocado en los ejes de la diversidad y la disidencia.

En diálogo con la escena internacional, la Bienal reunirá este año a artistas, performers y bailarines con su público, y también a figuras provenientes de otras disciplinas.

En simultáneo, la presentación de espectáculos: en distintos puntos estratégicos de la ciudad, entre ellos los alrededores del Museo Nacional de Bellas Artes, PROA, el Parque de la Memoria y el Museo Enrique Larreta, así como en Centro Cultural Kirchner, el Teatro San Martín, Estudio los Vidrios, Centro Cultural Paco Urondo, además del Cine York y Usina Luminton en Vicente López.

“Tenemos que reinventarnos, pensarnos de manera diferente”, reconocía a Clarín la directora de la Bienal de Performance 2021, Graciela Casabé. “Todos hemos aprendido en pandemia a vincularnos con el espacio público de una manera más libre, e incluso desde el Estado nos han facilitado la posibilidad de movernos en estos circuitos: eso nos llevó a buscarle a cada espacio eso que antes no veíamos, preguntarnos ‘¿cómo se puede trabajar en diálogo con este lugar?’ Hubo una intención de pensar el espacio abierto de maneras novedosas”.

“La comunidad artística en general -y las artes vivas en particular- fueron golpeadas fuertemente por esta inusual coyuntura, por eso la pregunta al momento de pensar la cuarta edición de la Bienal de Performance desde la perspectiva curatorial, entonces, fue: ¿cómo se pasa de la vulnerabilidad a la potencia?”, plantea a su vez Maricel Alvarez, curadora de la programación artística.

En paralelo a la programación central de la Bienal, dos programas invitados: Impulso Cazadores, curado por Mariana Obersztern y Festival de Arte Queer –FAQ- con curaduría de Lisa Kerner y Violeta Uman, y que toma al arte y sus manifestaciones como eje de su activismo (ARTIVISMO) y la cultura como un hecho político capaz de transformarnos en una sociedad más justa e igualitaria.

El espacio público será eje de la Bienal de Performance 21.El espacio público será eje de la Bienal de Performance 21.

Finalmente, en abril de 2022 celebrará el cierre de su programación con el estreno de los dos proyectos seleccionados de la primera convocatoria abierta que organiza desde su creación. El jurado invitado para elegir estos trabajos está integrado por Alejandra Aguado, Mercedes Halfon y Fernando Rubio.

El evento cuenta con el apoyo de la Fundación Santander a través del programa de Mecenazgo Cultural del Ministerio de Cultura GCBA, y de numerosas instituciones, públicas y privadas.

Los elegidos del programa

TOBOROCHI

Acción sonora, física, visual y espacial que se desplegará en la Plaza Rubén Darío. Se trata de tres cuerpos mediados tecnológicamente, los del artista Jorge Crowe, el músico Javier Bustos y la bailarina y coreógrafa Leticia Mazur, que deambulan portando ensamblajes técnico- orgánicos generando luz y sonido.

Bienal de Performance. Volverá a reunir al público y a los artistas en el espacio abierto.Bienal de Performance. Volverá a reunir al público y a los artistas en el espacio abierto.

RÉQUIEM: LA ÚLTIMA CINTA DEL GRUPO KRAPP

En esta ocasión lxs creadores del Grupo Krapp parten de la siguiente premisa: la ausencia de uno de sus miembros fundadores es un agujero que ninguna estrategia compositiva o espectacular puede llenar, sino apenas evidenciar.

ALGUNAS NOTAS PARA INVENTAR OTROS MUNDOS

De la compañía La Mujer mutante Victoria Roland y Juan Coulasso. Una pieza diseñada para ser escuchada en movimiento por una comunidad de caminantes en un rincón periférico de la ciudad de Buenos Aires.

LA BATALLA DE ANGACO

Bienal de performance 2021. "La batalla de Angaco", de Mariano Llinás. / Foto: PrensaBienal de performance 2021. “La batalla de Angaco”, de Mariano Llinás. / Foto: Prensa

Mariano Llinás intenta descifrar en qué medida un acontecimiento histórico (la Batalla de Angaco) puede ponerse en escena, convertirse en una performance. Su hipótesis es que los tiempos militares han quedado tan lejos -tan hundidos en la sospecha y en el desprecio, tan sepultados por la ignominia y la vergüenza- que no es posible aproximarse a ellos más que desde el ejercicio de un movimiento circense.

BEFORE FALLING SEEK THE ASSISTANCE OF YOUR CANE

Antes de caer, busque la ayuda de su bastón Rabih Mroué El actor, dramaturgo y artista visual libanés Rabih Mroué plantea en su conferencia no académica Antes de caer, busque la ayuda de su bastón, una serie de preguntas sobre la relación del arte con la esfera pública. ¿Cuáles son los límites entre el arte y la vida cuando éstos se encuentran fuera de la institución artística? ¿Cómo podría un objeto de arte perder su condición de tal y convertirse en una amenaza?

YEGUA-YETA-YUTA   

"Yegua yeta yuta)". Otra de las obras que se verán este año. / Foto Prensa BP21“Yegua yeta yuta)”. Otra de las obras que se verán este año. / Foto Prensa BP21

Mercedes Azpilicueta Compuesta a partir de una letanía de cientos de insultos peyorativos, abusivos y vulgares dirigidos a las mujeres en Argentina, esta solo performance transforma el lenguaje cotidiano de la misoginia y el acoso en una especie de exorcismo tragicómico.

Radio Pinamar FM 100.7