jueves, octubre 17, 2019
Medio Ambiente

Ave Águila harpía, el sorprendente animal que confunden con una persona disfrazada

Clarín habló con Andrés Bosso, miembro de la organización Aves Argentinas, para conocer todos los detalles del “yaguareté del aire”.

Ojos hipnóticos que “derriten” cualquier objetivo, garras de temer, pico prominente y unas alas que, desplegadas, imponen respeto y atemorizan hasta al más valiente.

¿Es una persona disfrazada? En ciertas fotos, la hipótesis parece confirmarse, pero no: se trata del águila harpía, una de las aves más grandes y poderosas del mundo.

En las últimas horas se viralizaron imágenes del animal en Reddit y Bored Panda y algunos usuarios comentaban sobre su similitud con una persona disfrazada de pájaro. Sin embargo, muy lejos está de serlo.

Animal. Su nombre viene de las harpías, criaturas monstruosas de la mitología griega que tenían cara de mujer y alas gigantes.

Animal. Su nombre viene de las harpías, criaturas monstruosas de la mitología griega que tenían cara de mujer y alas gigantes.

El punto de conexión más cercano con una figura humana es su nombre: harpía. De acuerdo a la mitología griega, las harpías eran criaturas monstruosas con cara de mujer y alas gigantes que mataban y comían criminales.

Clarín habló con Andrés Bosso, integrante de la organización Aves Argentinas y miembro de honor de BirdLife International. “Sin dudas es una de las águilas más poderosas del planeta. Su contextura física (casi un metro de alto), el ancho de sus tarsos (patas) que parecen el antebrazo de una persona adulta y uñas curvas tan largas como un celular, la convierten en el gran coloso de los bosques y selvas tropicales“, dijo el especialista.

Ejemplar. Habita en México, Centroamérica y algunos países de Sudámerica como Argentina y Brasil. (Foto: diario Prensa.com).

Ejemplar. Habita en México, Centroamérica y algunos países de Sudámerica como Argentina y Brasil. (Foto: diario Prensa.com).

El ave pertenece a la especie accipitriforme de la familia Accipitridae. Su hábitat natural es el bosque lluvioso y se la encuentra en el sureste de México, algunos países de Centroamérica, Colombia, Venezuela, Perú, Brasil, Paraguay y Norte de Argentina.

Según informa en su página el Zoológico de San Diego, las hembras pueden pesar hasta dos veces más que los machos. Con respecto a las garras, son muy poderosas: miden hasta 13 centímetros, similares a las de un oso grizzly. Además, con las alas extendidas, pueden alcanzar 2 metros de envergadura.

Pájaro. Con sus alas extendidas, pueden alcanzar 2 metros de envergadura. (Foto: Bjørn Christian Tørrissen, bjornfree.com).

Pájaro. Con sus alas extendidas, pueden alcanzar 2 metros de envergadura. (Foto: Bjørn Christian Tørrissen, bjornfree.com).

En relación a su alimentación, tienen una dieta variada. “Monos, coatíes y perezosos están entre sus principales presas. También puede comer pavas de monte y otros mamíferos que agarre desprevenidos en el piso de la selva. Pero prefiere vertebrados arborícolas”, aclaró Bosso, quien en la actualidad coordina el Programa NEA – Bosque Atlántico y Gran Chaco de Aves Argentinas.

Garras. Miden hasta 13 centímetros, similares a las de un oso grizzly. (Foto: DecorahPagent).

Garras. Miden hasta 13 centímetros, similares a las de un oso grizzly. (Foto: DecorahPagent).

Son longevas: pueden vivir entre 25 a 30 años, incluso algunas llegaron a los 40. Según Bosso, necesitan un territorio amplio con abundancia de presas. Por otro lado, crían un solo pichón, que cuidan en sus nidos que son plataformas enormes hechas con palos gruesos.

Mirada. Su presencia impone respeto. (Foto: Flickr cuatrok77).

Mirada. Su presencia impone respeto. (Foto: Flickr cuatrok77).

La deforestación y la cacería son sus principales amenazas: lo han bautizado “el yaguareté del aire” debido a que sufren los mismos problemas. Actualmente se encuentra “en peligro crítico“, es decir, que “puede extinguirse si no actuamos con urgencia” señaló Bosso.

Para que el ave no desaparezca, Bosso propuso una serie de medidas: “Más áreas naturales protegidas, mayor control en las creadas y sostener programas de extensión con los pobladores rurales son acciones claves para que esta especie siga volando por los cielos de nuestras selvas”.

Deja un comentario