viernes, junio 5, 2020
Noticias

Aunque la violencia de género no bajó, hay menos denuncias: cómo pedir ayuda durante la cuarentena

La Oficina de Violencia Doméstica recibió en la primera semana de aislamiento 26 casos. Antes eran 50 por día. Cuáles son los motivos y qué medidas se están tomando. Dónde denunciar

“No bajó la violencia. Ahora hay dificultades para presentar las denuncias”, le explicó a Infobae Analía Monferrer (Gustavo Gavotti)

Las denuncias por violencia de género bajaron drásticamente desde que se dispuso hace una semana el aislamiento social obligatorio por la pandemia del Coronavirus. En esa semana, la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación recibió un total de 26 denuncias, cuando antes de la cuarentena el promedio era de 50 por día.

“Pero no bajó la violencia. Ahora hay dificultades para presentar las denuncias”, le explicó a Infobae Analía Monferrer, directora de la OVD, que está a cargo de la jueza de la Corte Elena Highton de Nolasco.

La OVD –que está en la calle Lavalle 1250, de la ciudad de Buenos Aires, y abierta todo el año las 24 horas– trabaja solo con denuncias presenciales porque es la mejor manera de hacer un análisis de riesgo. “Por el aislamiento obligatorio y la disminución del transporte a las mujeres se les dificulta llegar. A eso se suma que si convivís con el agresor la situación es más difícil porque no tenés forma de justificar la salida de tu casa. A la gente se le va a dificultar llegar a la oficina”, analizó Monferrer.

“Por el aislamiento obligatorio y la disminución del transporte a las mujeres se les dificulta llegar

“Por el aislamiento obligatorio y la disminución del transporte a las mujeres se les dificulta llegar” (Franco Fafasuli)

Por esas complicaciones se están tomando medidas. Por ejemplo, el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad habilitó tres líneas de teléfonos por whatsapp (11-2771-6463, 11-2775-9047 y 11-2775-9048) para que se puedan hacer denuncias por esa vía sin la necesidad de salir de sus casas o exponiéndose a una llamada que pueda ser escuchada por el agresor.

“Es importante resaltar que si una mujer tiene que hacer una denuncia puede salir a la calle porque del aislamiento están exceptuadas las situaciones de fuerza mayor y la violencia doméstica es una de ellas”, resaltó Monferrer.

Las mujeres que necesiten salir a hacer denuncias por violencia están exceptuadas de la prohibición de circular (Franco Fafasuli)

Las mujeres que necesiten salir a hacer denuncias por violencia están exceptuadas de la prohibición de circular (Franco Fafasuli)

Desde la Fiscalía General de la ciudad de Buenos Aires se intensificaron los llamados telefónicos con las mujeres. “El contacto presencial está reducido a casos muy específicos. Pero tenemos 70 referentes de contacto que llaman por teléfono y seguimos cada caso. Dependiendo de la conflictividad lo hacemos todos los días o todas las semanas”, explicó Ana Barata Vallejo, Secretaria de Políticas de Asistencia Integral a la Persona Afectada por el Delito (OFAVyT) de la Fiscalía General. “Hay que prestar más atención a la palabra, a la entonación, porque no es lo mismo que el cara a cara”, agregó.

Las líneas de whatsapp habilitadas por el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad

Las líneas de whatsapp habilitadas por el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad

¿Qué están observando de esos llamados en el contexto del aislamiento?— le preguntó Infobae a Vallejo.

—Hay de todo. Angustia, incertidumbre por si se extiende la cuarentena. Muchas veces la dificultad de poder hablar porque cuando el agresor salía de la casa podía hacerlo y ahora está limitada.

Esa situación vivió una mujer cuando en uno de los llamados de la OFAVyT detectaron que hablaba de manera evasiva. Eso generó una alarma. La mujer envió un mensaje en el que explicó que desde que rige el aislamiento el maltrato había aumentado y que no podía contarlo por teléfono porque él escuchaba todo. La víctima, quien además por su salud es grupo de riesgo ante el coronavirus, pidió dejar su casa e irse a otro lugar y la justicia aceptó el pedido. Hoy tiene una custodia policial hasta que se haga el traslado.

La situación actual por la violencia de género fue analizada el miércoles en una videconferencia que la ministra de Justicia de la Nación, Marcela Losardo, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, la directora de la Comisión sobre temáticas de género del Ministerio Público de la Defensa, Raquel Asensio, la titular de la Unidad Fiscal Especializada de violencia contra las mujeres de la Procuración General de la Nación, y Mariela Labozzetta, y Monferrer, entre otras.

La ministra de Justicia Marcela Losardo (Gustavo Gavotti)

La ministra de Justicia Marcela Losardo (Gustavo Gavotti)

Allí coincidieron que las restricciones para circular por la emergencia sanitaria limita a muchas mujeres ir a las distintas oficinas a hacer las denuncias, lo que fue considerado es un problema serio. Para eso acordaron trabajar en conjunto y cada organismo expuso las políticas que se están ideando para este contexto.

En el encuentro virtual se coincidió que se debe impulsar más que las denuncias por violencia se hagan al número 137. Se trata de la línea de atención a víctimas de violencia familiar que tiene cobertura en todo el país, funciona desde 2006 y es atendida por especialistas que según el caso hacen derivaciones a fuerzas de seguridad o el SAME.

También está disponible el número 144 de atención a mujeres para contención y asesoramiento en casos de violencia. Y en la página web del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad están todos los centros de atención a mujeres en todo el país.

Esta semana se extendieron automáticamente por 60 días todas las medidas cautelares. Eso significa que las exclusiones de hogar, las perimetrales, las prohibiciones de acercamiento o la asignación de botones de pánico o tobilleras electrónicas siguen todas vigentes (Franco Fafasuli)

Esta semana se extendieron automáticamente por 60 días todas las medidas cautelares. Eso significa que las exclusiones de hogar, las perimetrales, las prohibiciones de acercamiento o la asignación de botones de pánico o tobilleras electrónicas siguen todas vigentes (Franco Fafasuli)

Pero las restricciones no significa que está todo paralizado. En la ciudad de Bueno Aires, los jueces de familia siguen tomando medidas en los casos de violencia. Hay dos magistrados de turno y el resto trabaja desde sus casas porque en el Poder Judicial también se limitaron las tareas por la pandemia. Lo mismo ocurre con los fiscales de la ciudad que actúan en casos de urgencia.

Por otra parte se extendieron automáticamente por 60 días todas las medidas cautelares que vencen mientras dure la emergencia sanitaria o las que expidieron 40 días antes y no habían sido renovadas. Eso significa que las exclusiones de hogar, las perimetrales, las prohibiciones de acercamiento o la asignación de botones de pánico o tobilleras electrónicas siguen todas vigentes sin necesidad de volver a pedirlas ante su vencimiento.

Además de las líneas 137 y 144 se puede llamar al 911 y ante cualquier urgencia la Policía va al domicilio.

Y hubo varias urgencias. Una mujer denunció que su ex pareja no quería reintegrarle a su hija de cuatro años. El caso presentaba antecedentes de violencia doméstica. La justicia de la ciudad allanó la casa del hombre y la nena volvió con su madre. Ambas tienen medidas de protección y el asesoramiento los equipos interdisciplinarios de la OFAVyT, que depende de la Secretaria General de Política Criminal y Asistencia a la Victima, a cargo de Alberto Nanzer.

“Nos matan”, dice el texto en la pared. Hay gran preocupación en el gobierno para que el aislamiento no aumente la violencia.

En una denuncia por violación de la orden de aislamiento se detectó un caso más grave. Era el de un hombre que fue a la casa de su ex pareja -quién lo había denunciado por violencia- y sus hijos. Se logró que se retire del lugar. En otro caso, una mujer denunció que estaba siendo agredida y había sufrido lesiones. La justicia ordenó la detención del acusado, fue sacado del domicilio en el que vivía con la mujer y su hija y quedó en arresto domiciliario en otro inmueble.

El Ministerio Público Fiscal de la ciudad recibe denuncias al 0800-33-347225, en www.mpfciudad.gob.ar , por mail en denuncias@fiscales.gob.ar o por las aplicaciones de celular. La OFAVYT trabaja actualmente con 2.730 víctimas y entre el 16 y el 26 de marzo hizo 2056 asistencias, de las cuales 552 son casos nuevos que se iniciaron en ese período.

¿Qué pasará si el aislamiento obligatorio se extiende, lo que ya parece una decisión tomada por el Gobierno Nacional? Los organismos que trabajan en los casos de violencia de género ya analizan qué nuevos mecanismos implementar para que las mujeres puedan denunciar y que el aislamiento no sea una violencia más.

Deja una respuesta