Se instala de manera temporal y en diferentes lugares del mundo. Pocas habitaciones y mucho lujo.

“Los hoteles ya no necesitan cuatro paredes, un bar en la terraza y suites con baños de 100 metros cuadrados”, sostiene Thierry Teyssier, el creador de 700.000 heures, el primer hotel nómade del mundo, en la página oficial del sitio.

Esta idea innovadora en el mundo de la hotelería, la implementó 4 años atrás, después de inaugurar otro alojamiento en el cordón montañoso Atlas, en Marruecos. Si bien el negocio fue un éxito, era extraño que algún huésped decida repetir la experiencia ya que preferían conocer lugares nuevos.

Teniendo en cuenta esto, Teyssier decidió crear 700.000 Heures. Este hotel se instala en edificios de cuatro o cinco habitaciones de manera temporal en diferentes partes del mundo. Con la ayuda de artesanos locales, el creador le da la sofisticación de un alojamiento de lujo y el lugar queda listo para recibir turistas.

Así luce la villa en la que se instaló el hotel en Lado de Como. Foto Instagram @700000heures.Así luce la villa en la que se instaló el hotel en Lado de Como. Foto Instagram @700000heures.

“De esta manera es mucho mejor para el planeta, ya que no estás construyendo nada. También proporciona trabajo a la comunidad local”, dice Teyssier.

De Camboya a Brasil

700.000 heures, cuyo nombre se debe a las horas aproximadas que pasa un humano sobre la Tierra, tiene una sede distinta cada 6 meses. Ya pasó por Salento, donde funcionó en una típica villa italiana entre los mares Adriático y Jónico; en Angkor, Camboya, entre templos milenarios y selvas; en las increíbles dunas de arena de Lecóis en Brasil.

Las próximas paradas son Ine, Koyasan, en Japón, donde proponen vivir experiencias con la comunidad local como pescar erizos de mar en un barco con el pescador, recolectar arándanos en la montaña, hacer un picnic en el desierto, participar de ceremonias de fuego, entre otras cosas; y Lago De Como en Italia, a donde llega en mayo.

Vista a 700.000 heures en Japón. Foto Instagram @700000heures.Vista a 700.000 heures en Japón. Foto Instagram @700000heures.

Planificación y mudanza

Los destinos se eligen y se comienzan a trabajar con tres años de antelación. Generalmente se seleccionan dos por año, y en algunos casos tres. Islandia, Irán, Colombia, Nepal, las islas de San Blas en Panamá, son los lugares a los que apunta llegar el equipo en los próximos años.

Thierry Teyssier se va moviendo de locación en locación. No solo creó el proyecto, sino que también es la cara visible. Muchas veces hace de guía local, mozo, o lo que sea necesario. Junto con él, se desplazan en cada mudanza 100 baúles, creados a medida, que cuentan todo lo necesario para la estadía y que también funcionan como decoración.

“Cuando regresás a un lugar que te gustó, estás feliz de volver a estar en la misma habitación, recordás todos los detalles de tu última estadía. Con 700.000 Heures, eso es imposible. Necesitaba encontrar una manera de hacer que el huésped se sienta de vuelta con nosotros. ¿Y qué podría simbolizar mejor el arte de viajar que los baúles?”, dijo en una entrevista años atrás.

Una noche al aire libre en Montmartre, París. Foto Instagram @700000heures.Una noche al aire libre en Montmartre, París. Foto Instagram @700000heures.

Y agregó: “Además, no sé de antemano qué tendré a mi disposición en cada lugar. Con este mueble puedo organizar todos los montajes que quiera. Disponemos de sofás, mesas, cocinas, camas, duchas, todo en baúles”.

Este revolucionario y exclusivo hotel, sin embargo, no es para cualquiera. Solo pueden disfrutar de sus instalaciones los miembros del club El círculo de los Amazirs. Para eso, hay que abonar una cuota de 2.500 euros, más otra anual de 500 euros, que se descontarán de los viajes que se hagan.

Radio Pinamar FM 100.7