Es un paño para limpiar iPhones, Macbooks y demás dispositivos. Se compra por separado.

Apple siendo Apple, una vez más. Durante la presentación de este lunes, en la cual se dieron a conocer los nuevos chips M1 Pro y Max, también se supo que la empresa venderá un paño para limpiar iPhones, Macbooks y demás dispositivos que costará 25 euros. En Estados Unidos es más barato: 19 dólares.

La tela de la marca Apple, hecha de materiales no abrasivos no especificados, estará disponible para comprar por separado. Aparte de tener un logotipo de Apple estampado, no está claro en qué se diferencia el paño de un paño de microfibra típico que se puede obtener por un décimo de su precio.

Apple recomienda usar un “paño suave que no suelte pelusa” y evitar “paños, toallas, toallas de papel o artículos similares abrasivos” cuando limpie sus dispositivos Apple.

En la página del producto del paño, Apple dice que puede limpiar las pantallas, y el vidrio de nano textura, en cualquier dispositivo Apple.

Paño de limpieza de Apple. Foto Apple

Paño de limpieza de Apple. Foto Apple

Sí, hay una lista de “compatibilidad” que disparó chistes en redes como preguntarse si es “retrocompatible” con otros dispositivos más antiguos.

Dicho sea de paso, sí viene incluido en el Pro Display XDR de 6.000 dólares.

No es la primera vez que Apple vende por separado un producto “optativo”. Esto recordó a las ruedas del Mac Pro, que se vendían por 400 dólares y encima no tenían un freno para evitar que se desplace.

La presentación de Apple

Apple presentó sus nuevos dispositivos. Foto Bloomberg

Apple presentó sus nuevos dispositivos. Foto Bloomberg

La compañía anunció este lunes en un evento a través de internet, titulado Unleashed (“desatado”), la siguiente generación de MacBook Pro de 16 y 14 pulgadas y los nuevos chips M1 Pro y M1 Max.

La presentación, que comenzó a las 14 de Argentina, llega en la misma semana en la que se cumplen 30 años de la introducción de los primeros PowerBook de Apple, considerados como los primeros que lograron ser computadoras personales portátiles verdaderamente viables.

Los procesadores M1 anunciados el año pasado fueron la primera entrega de una nueva familia procesadores con arquitectura ARM de diseño propio bautizados como Apple Silicon, y que suponen el abandono de los procesadores Intel y su arquitectura x386.

Apple se tomó dos años para completar la transición de todos sus modelos a los nuevos procesadores. Los primeros equipos de la marca que incorporaron el nuevo chip fueron el MacBook Air, el MacBook Pro de 13 pulgadas y el Mac mini. Más tarde, introdujo también el M1 en el iPad Pro y en el nuevo iMac, en su versión de 24 pulgadas, la de menor tamaño, que también fue rediseñado.

Tim Cook, CEO de Apple, en la presentación desde la sede de Cupertino. Foto Bloomberg

Tim Cook, CEO de Apple, en la presentación desde la sede de Cupertino. Foto Bloomberg

Pero en esta oportunidad, la compañía comandada por Tim Cook dio el paso a los nuevos procesadores Apple Silicon, un M1 Pro y M1 Max que acompañan a la nueva generación de MacBook Pro.

Las filtraciones de las últimas semanas fueron confirmadas con los M1 Pro y M1 Max, ambas dotadas con un procesador central (CPU) con diez núcleos -ocho de alto rendimiento y dos de alta eficiencia- y se diferenciarían en el procesador gráfico (GPU), que tendría 16 o 32 núcleos.

Steven Sinofsky, que fue el presidente de Windows en Microsoft de julio del 2009 a noviembre del 2012, tuiteó el pasado sábado que la innovación en los chips que sucedan al M1 y en el sistema operativo de Apple, MacOS , “es tan profunda y un cambio tan gradual en la computación” que la jornada será “una locura”.

Hay que esperar las pruebas de rendimiento de terceros.

Radio Pinamar FM 100.7