Justin Timberlake y Britney Spears: una historia de amor y peleas, que ahora se encendió a cuento de una canción

  • Fueron una exitosa pareja teen a principios de los 2000.

Justin Timberlake volvió al mundo de música con su nuevo corte, Selfish. Automáticamente se encendieron las alarmas de los fanáticos de su ex novia, Britney Spears, quien tiene una canción con el mismo título. Esto ocasionó un inesperado boicot, que terminó opacando el lanzamiento de lo nuevo del cantante.

En cuestión de minutos, el ejercito de seguidores de la princesa del pop logró organizarse para sabotear al más reciente estreno de la ex pareja de su ídola. En conjunto, empezaron a reproducir sin parar la canción de Britney de 2011. Así fue como la Selfish de Spears ingresó al top 5 de iTunes en los Estados Unidos.

Por este motivo, ocurrió un fenómeno insólito: los dos primeros puestos del ranking de iTunes estaban ocupados por canciones con el mismo título, no sólo en los Estados Unidos, sino también en Canada, México y Brasil. Encabezando la lista quedó Selfish de Justin Timberlake y en el segundo lugar se posicionó la de Britney.

Tras el revuelo que generó esta competencia entre fanáticos, se volvió a abrir la discusión acerca de la problemática relación amorosa que mantuvieron los artistas a fines de los ’90 y principios de los 2000. A pesar de que ya pasaron más de 20 años de su separación, pareciera que su historia de amor no tuviera fin.

La pareja teen ideal

Justin y Britney se conocieron durante el rodaje del programa de televisión El club de Mickey Mouse, donde ambos trabajaron entre 1992 y 1994. A pesar de haber cruzado sus caminos por primera vez en aquel entonces, empezaron su relación recién en 1999, mientras Britney era telonera de la gira mundial de NSYNC, la boyband de la que formaba parte Timberlake.

Desde su primera aparición pública en los premios MTV VMAs del 2000, se convirtieron en la pareja del momento y todo lo que hacían marcaba tendencia. Su presencia en el mundo de la música también creció a pasos agigantados durante sus tres años de relación. En enero de 2001, se presentaron juntos en el icónico show de medio tiempo del Super Bowl, la final de la NFL (National Football League).

Marque Lynche, segundo de izquierda a derecha, fue parte del Club de Mickey Mouse a mediados de la década de 1990, junto con Nikki DeLoach, Justin Timberlake, Christina Aguilera, Britney Spears y Ryan Gosling (CC2)Marque Lynche, segundo de izquierda a derecha, fue parte del Club de Mickey Mouse a mediados de la década de 1990, junto con Nikki DeLoach, Justin Timberlake, Christina Aguilera, Britney Spears y Ryan Gosling (CC2)

A pesar de haberse convertido en verdaderos ídolos teens durante su noviazgo, y haber llegado incluso a convivir, la relación entre Britney y Justin llegó a su fin en marzo de 2002, un mes después de su última aparición pública conjunta en los premios Grammy de ese año.

Las controversias años después de la ruptura

En 2021, mientras Britney atravesaba una batalla judicial por su tutela, Justin Timberlake le dedicó unas palabras de apoyo, haciéndole entender a los fanáticos que ya no había problemas entre ambos. “Todos deberíamos estar apoyando a Britney en este momento”, escribió el cantante en su cuenta de X (ex Twitter).

Sin embargo, para sorpresa de los seguidores de ambas estrellas, cuando Britney publicó sus memorias el año pasado reveló que durante su relación con Timberlake había quedado embarazada, pero se sometió a un aborto. En su relato, explica que la decisión fue casi en su totalidad influenciada por su exnovio.

Justin y Britney, cunado entre ellos había amor.Justin y Britney, cunado entre ellos había amor.

Justin definitivamente no estaba feliz con el embarazo. Dijo que no estábamos listos para tener un bebé en nuestras vidas, que éramos demasiado jóvenes”, contó la cantante en La mujer que soy, el libro que publicó en 2023“Si hubiera dependido únicamente de mí, nunca lo habría hecho. Y, sin embargo, Justin estaba muy seguro de que no quería ser padre”, agregó.

Si bien Timberlake nunca respondió a estas declaraciones, hasta el día de hoy mantiene limitados los comentarios en sus posteos de Instagram, debido a los ataques que recibió por parte de los fanáticos de Britney. Al parecer, la cantante no está de acuerdo con las agresiones que recibe su ex pareja y no era su intención que esto ocurriera.

El domingo por la noche, la princesa del pop sorprendió a sus seguidores con un inesperado (y tardío) pedido de disculpas. “Quiero disculparme por algunas de las cosas sobre las que escribí en mi libro. Si ofendí a alguna de las personas que realmente me importan, lo siento profundamente”, escribió Britney en su cuenta de Instagram, que desde hace unos meses es privada.

Britney y Justin, hace 22 años. AFPBritney y Justin, hace 22 años. AFP

Además, agregó unas palabras de apoyo a la nueva canción de su ex novio, para intentar poner un freno al sabotaje y a la controversia que generó su libro. “También quería decir que estoy enamorada de la nueva canción de Justin Timberlake, Selfish”expresó Spears.

Seguí Leyendo

Artículos Relacionados