Calendario lunar de febrero 2024: cómo estará la Luna en el mes de San Valentín

  • La astróloga Rocío Sabatini detalló cómo serán las fases lunares en el segundo mes del año.

El calendario lunar de febrero 2024, el mes de San Valentín, muestra que recibiremos la influencia acuariana desde varios frentes. Las primeras dos semanas, el Sol, la Luna, Mercurio y Plutón transitarán el último signo de Aire antes de que comience la temporada de Piscis, que pondrá fin a otro ciclo de la rueda zodiacal.

La incidencia de Acuario en el cielo se completará entre el 13 y el 16 de febrero, cuando Marte y Venus, respectivamente, ingresen a este signo y se sumen a esta energía.

La astróloga Rocío Sabatini detalló a Clarín su interpretación para las cuatro fases lunares más importantes del mes, cuándo será la Luna nueva en febrero 2024 y qué podemos esperar de la última Luna llena antes de que acabe el verano.

La Luna es una de las luminarias centrales gracias a su simbolismo: “En una carta natal, muestra cómo se perciben los primeros años de vida, más allá de lo que realmente haya pasado”, explicó Sabatini. Para la astrología, representa nuestros mecanismos de protección emocionales, la forma en que cuidamos y queremos ser cuidados, nuestras reacciones ante situaciones límite y los miedos de la infancia.

La especialista recordó que Luna, Sol y signo ascendente son “los tres ángulos más relevantes de la carta natal”, debido a que “permiten definir el aspecto personal y de carácter porque responden al pasado, presente y futuro de una persona”.

Con esto en cuenta, al revisar el recorrido que hace la Luna mes a mes es posible saber cómo estos tránsitos “tocan” diferentes puntos de nuestra carta natal.

Para interpretar el calendario lunar hay que considerar que la Luna completa su travesía por los 12 signos del zodíaco en un período de poco más de 29 días, es decir, permanece en un signo cerca de dos días y medio. Por eso es que las fechas de la Luna llena cambian de un mes a otro.

Significados de las fases lunares más importantes

Así como la luminaria representa estos conceptos en la carta natal, sus fases (o lunaciones) también poseen un significado específico para la astrología.

Cada fase lunar propone una temática para sembrar, germinar, cosechar o purificar a lo largo del mes. Foto: ilustración ShutterstockCada fase lunar propone una temática para sembrar, germinar, cosechar o purificar a lo largo del mes. Foto: ilustración Shutterstock

En el ciclo lunar se destacan cuatro momentos: Luna nueva, cuarto creciente, Luna llena y cuarto menguante. Sabatini enumeró qué simboliza cada uno y cómo podemos aprovecharlos.

🌑 Luna nueva: se da cada vez que el Sol y la Luna coinciden en el mismo grado de un signo. “Simbolizan un comienzo del ciclo y por eso son buenos momentos para iniciar y dar impulso a nuevos proyectos”, dijo la especialista.

🌗 Cuarto creciente: ocurre cuando el Sol ilumina la mitad de la cara visible de la Luna. Es la segunda fase del ciclo y se vincula a la germinación. La astróloga explicó: “Si en la fase previa plantamos una semilla, en esta, dará sus primeros brotes. Es un momento ideal para emprender proyectos, desarrollar destreza física, pensamientos más suaves y pulso de crecimiento”.

Para Sabatini, la Luna en cuarto menguante "nos invita a destruir lo viejo". Foto: ilustración ShutterstockPara Sabatini, la Luna en cuarto menguante “nos invita a destruir lo viejo”. Foto: ilustración Shutterstock

🌕 Luna llena: se da cada vez que el Sol ilumina por completo la cara visible de la Luna desde la perspectiva terrestre. “Simboliza el momento de mayor luz sobre nuestro mundo emocional, supone la recolección del fruto que hayamos sembrado y promueve poner punto final a ciclos”, precisó.

🌓 Cuarto menguante: la última de las fases es catalogada como la etapa de aprendizaje. Mientras la energía va disminuyendo, Sabatini afirmó que “llegamos a un momento de pausa y sosiego que nos invita a destruir lo viejo, mostrar qué hemos aprendido y prepararnos para lo nuevo”.

Calendario lunar de febrero 2024:

Los ciclos lunares son de 29,5 días, lo que significa que entre una Luna nueva y una Luna llena transcurren aproximadamente dos semanas.

El calendario lunar de febrero 2024 empieza en Libra y culmina en Escorpio. Foto: ilustración ShutterstockEl calendario lunar de febrero 2024 empieza en Libra y culmina en Escorpio. Foto: ilustración Shutterstock

La astróloga indicó que conocer de antemano las lunaciones y los signos en los que se producirán contribuye a tener un panorama más completo de la energía disponible en el cielo.

A continuación, cómo estará la Luna en febrero de 2024 y cuál es la interpretación astrológica de cada fecha.

Luna en cuarto menguante en Escorpio: 2 de febrero de 2024

La astróloga señaló que la noche del primer viernes del mes el cielo nos habilitará a mutar y purgar lo que sea necesario gracias al influjo escorpiano. También recomendó que el cambio surja desde un lugar de reflexión interior y profunda.

Cuarto menguante es una etapa de aprendizaje y, en Escorpio, exalta la propuesta de introspección. Foto: ilustración ShutterstockCuarto menguante es una etapa de aprendizaje y, en Escorpio, exalta la propuesta de introspección. Foto: ilustración Shutterstock

“El cielo nos va a proponer explorar patrones heridos que no nos dejan crecer”, afirmó Sabatini. La propuesta consiste especialmente en “dejar morir” antiguas narrativas de nuestra identidad. “Es importante tener en cuenta que, al encontrarse en fase menguante, el modo es introspectivo, cauteloso y restaurador para disminuir la energía escorpiana que muchas veces nos atraviesa con intensidad”, aclaró.

Los signos que sentirán más los efectos de este cuarto menguante serán los fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario; especialmente los opuestos complementarios Escorpio y Tauro.

La Luna se mantendrá en fase menguante hasta la Luna nueva del viernes y pasará por los signos de Escorpio, Sagitario y Capricornio. De acuerdo con la astróloga, cuando inicie el tránsito lunar en el signo del centauro, entre el domingo 4 y el martes 6 de febrero, “la energía se va a sentir optimista y flexible”.

Luego, los días miércoles y jueves de esa semana el cielo propondrá un clima “más estructurado y tradicional” mientras la Luna se encuentre en el signo de Capricornio.

Luna nueva en Acuario: 9 de febrero de 2024

El 9 de febrero la Luna nueva marcará el inicio del mes acuariano del 2024. Sabatini destacó la presencia del elemento Aire en esta fase, que calificó como “un tiempo de siembra, de visión, de inventiva, ingenio y apertura a una nueva percepción del espacio y el tiempo que estamos viviendo”.

El mes pasado, el ingreso de Plutón en Acuario sirvió como un importante antecedente para este novilunio. La astróloga lo interpretó de este modo: para generar el nuevo mundo (Acuario) hace falta que nos transformemos profundamente (Plutón), dejando salir a la luz todo aquello que tenía una base tradicional, todas esas viejas costumbres (Plutón en Capricornio).

El ingreso de Plutón en Acuario es el movimiento más crucial de los últimos años. Foto: ilustración ShutterstockEl ingreso de Plutón en Acuario es el movimiento más crucial de los últimos años. Foto: ilustración Shutterstock

La especialista expresó que se abre la oportunidad de ejercer “un cambio consciente” y de ver en cada ser a un miembro de la gran tribu con la que compartimos el planeta.

Los signos que sentirán más los efectos de la Luna nueva en Acuario serán los fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario; especialmente los opuestos complementarios Acuario y Leo.

Una vez que acabe el novilunio, entre el domingo 11 y el lunes 12, la luminaria comenzará su transición a la fase de cuarto creciente y pasará por el signo de Piscis. Sabatini señala que habrá una Luna “emocional y dadora”.

La Luna en Piscis, justo después del novilunio, apunta a una energía dadora. Foto: ilustración ShutterstockLa Luna en Piscis, justo después del novilunio, apunta a una energía dadora. Foto: ilustración Shutterstock

El martes 13 comenzará una nueva vuelta por la rueda zodiacal cuando se ubique en el signo de Aries y, según la astróloga, es probable que la propuesta del cielo responda a un tono marcial, “más desafiante e impulsivo”. Tras el envión, a partir del jueves 15 pasará al signo de Tauro y propondrá un llamado al reposo y a la autovaloración.

Luna en cuarto creciente en Tauro: 16 de febrero de 2024

“La Luna en el signo del toro nos regala vibraciones necesarias para revisar nuestro cuerpo, nuestro proceso de valoración personal, nuestro mundo financiero y nuestra forma de conectar con el otro”, explicó Sabatini.

Un tránsito que se activará particularmente la noche de ese viernes será Urano en Tauro. El planeta que rige Acuario ha estado en el signo del toro desde el 2018, “cambiando nuestros conceptos de abundancia, economía, estética, placer, nutrición y relación con la tierra”, indicó la astróloga, quien agregó que esta fase será “un llamado a la actualización y aceleración definitiva de procesos estancados”.

Los temas principales de Tauro son el maneja de recursos, la nutrición y el cuerpo. Todos se verán agudizados durante la Luna en cuarto creciente. Foto: ilustración ShutterstockLos temas principales de Tauro son el maneja de recursos, la nutrición y el cuerpo. Todos se verán agudizados durante la Luna en cuarto creciente. Foto: ilustración Shutterstock

Los signos que sentirán más los efectos del cuarto creciente en Tauro serán los fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario, principalmente Tauro y Escorpio.

Durante los días posteriores y hasta que alcance la fase de Luna llena, la luminaria pasará por los signos de Géminis, Cáncer y Leo. Sabatini explicó que en la lunación geminiana (sábado 17 y domingo 18) “la energía va a ser comunicativa y lúdica”.

El lunes 19, cuando ingrese a Cáncer, tendremos dos jornadas en las que predominará una influencia más fraternal e introspectiva. Por último, la astróloga señaló que el preludio a la noche de Luna llena, entre el jueves 22 y el viernes 23, la energía leonina se hará sentir y la temática lunar pondrá foco en modos más histriónicos y lúdicos.

Luna llena en Virgo: 24 de febrero de 2024

“Ecuanimidad”, es el llamado que tendrá para nosotros la Luna llena en los 5 grados de Virgo del sábado 24 de febrero. La especialista destacó que durante el plenilunio la Luna será una “activadora de giros energéticos”.

La Luna en Leo, antes del plenilunio del sábado, propondrá dejarnos llevar por el juego. Foto: ilustración ShutterstockLa Luna en Leo, antes del plenilunio del sábado, propondrá dejarnos llevar por el juego. Foto: ilustración Shutterstock

Al ser la última del verano (en el hemisferio sur), esta Luna llena también se denomina “Luna del gusano”. Las tribus nativas de Norteamérica le dieron este nombre porque asociaron el plenilunio con la reaparición de estos animales tras la etapa más fría del invierno.

Virgo, el signo que rige esta lunación, se suele vincular con la acción de podar: cortar las partes deterioradas o poco saludables de una planta para que crezca robusta y fuerte. “En la medida en que tengamos en cuenta cómo nos cuidamos, cómo gestionamos nuestros hábitos y rutina, la entrega con los demás también será más nutritiva y beneficiosa”, aseguró Sabatini.

Es probable que los signos mutables (Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis) sean los que sientan más los efectos de esta Luna llena, especialmente Virgo y Géminis.

La Luna llena en Virgo impactará especialmente a Géminis y Virgo. Foto: ilustración ShutterstockLa Luna llena en Virgo impactará especialmente a Géminis y Virgo. Foto: ilustración Shutterstock

El martes 27, la última semana de febrero, el satélite se ubicará en el signo de Libra y nos invitará a “vibrar con una energía más armónica y hedonista”, dijo Sabatini. Será un pasaje tranquilo antes terminar el mes con la Luna en Escorpio, una energía que nos pedirá “dejar atrás lo que no nos nutre existencialmente y resignificar aquello que alimenta nuestro ser interior”.

La astróloga aseguró que el último tramo del mes lunar es ideal para hacer limpiezas energéticas, rituales y sanaciones corporales a través de masajes o terapias alternativas. También instó a que utilicemos estos últimos días para encarar renovaciones personales para contribuir con “la magia externa que existe en cada rinconcito del mundo”.

Asesoró la astróloga Rocío Sabatini. En Instagram, @rowsabatini.

Seguí Leyendo

Artículos Relacionados