Antes de iniciar el nuevo año maya, el 25 de julio es el “día fuera de tiempo”, un momento de introspección.

Desde la concepción maya, el 24 de julio de 2021 termina el año Tormenta Lunar Azul y el 26 de julio, arranca el nuevo ciclo, bajo el sello Semilla Eléctrica Amarilla. ¿Y el 25? Es el llamado “día fuera de tiempo”, un momento especial de introspección profunda, reevaluación de la vida y conexión con la naturaleza.

Los mayas, uno de los más importantes pueblos indígenas mesoamericanos que vivieron hace tres mil años atrás, contaron con grandes astrónomos. La comprensión que tenían acerca de los astros sigue sorprendiendo a los científicos. Esta sabia cultura realizó una medición del tiempo basada en cálculos matemáticos complejos que sincronizaban ciclos biológicos, culturales y galácticos.

Según el libro “Encantamiento del Sueño” (Lloydine/Argüelles), esos 260 días se adaptaron a nuestro calendario actual “lunarmente”, es decir, en base a las 13 lunas anuales que se completan con un día “fuera del tiempo”.

Los 260 días del calendario maya se adaptaron a nuestro calendario en base a las 13 lunas anuales, y se completan con un día fuera del tiempo. Foto: Shutterstock

Los 260 días del calendario maya se adaptaron a nuestro calendario en base a las 13 lunas anuales, y se completan con un día fuera del tiempo. Foto: Shutterstock

Según este calendario, los años galácticos comienzan todos los 26 de julio y terminan los 24 de ese mismo mes. ¿Y el 25? Se lo conoce como el “día fuera del tiempo”, un día especial de introspección profunda, reevaluación de la vida y conexión con la naturaleza.

Jaime San Martin (@jaimesmb) es facilitador de calendario maya y chamanismo, este domingo brindará junto a Jorgelina Frangella una ceremonia de celebración del día fuera del tiempo, a través de Instagram.

“El día fuera del tiempo -comenta- es una fecha clave en el calendario maya, que funciona como bisagra entre un año y el siguiente: no forma parte de ninguno de los ‘meses’ (que acá se llaman ‘lunas’) ni es ninguno de los ‘días de la semana’, sino que está aparte”.

“Nos permite hacer una pausa entre un año y el otro, un poco como ocurre con el primero de enero que, en nuestro país, es feriado. Pero la apuesta es más grande, y en lugar de quedar como un día de descanso, lo que nos propone el calendario maya es tomarnos este día para vivir a través del arte”.

“En mi experiencia, cada día fuera del tiempo es una invitación a abrir nuevamente esa fuente de creatividad y energía, ese ‘momento antes del Big Bang’ de la vida, que es lo que nos da el impulso a crear cosas nuevas, emprender proyectos, revitalizar lo que venimos haciendo y reconectar con quiénes somos en realidad”.

¿Cómo nos aconseja celebrar este día? “Reuniéndose con personas afines y hacer arte juntos. Puede ser pintar o cantar, eso nos hace sentir plenos y querríamos pasarnos toda la vida haciendo: eso, eso que pensaste cuando leías estas palabras, es eso.”

El tzolkin del calendario maya es un complejo sistema para medir el tiempo.

El tzolkin del calendario maya es un complejo sistema para medir el tiempo.

Sabiduría maya del tzolkin

El tzolkin, el más utilizado, está compuesto por 20 sellos o “kines”, que van cambiando día a día y reciben una “tonalidad” energética de fondo que se denomina “onda encantada”.

Cada kin (Enlazador, Semilla, Perro, Mano, etc.) está representado por un “glifo”, una imagen icónica. Es común que cuando vamos a visitar las ruinas de Chichén Itzá, uno de los principales sitios arqueológicos de la península mexicana de Yucatán, los “descendientes mayas” nos ofrezcan colgantes con nuestro kin de nacimiento, el cual se puede consultar en sitios de Internet sobre el tema.

El tzolkin, el más utilizado, está compuesto por 20 sellos o "kines". Foto ilustración: Shutterstock.

El tzolkin, el más utilizado, está compuesto por 20 sellos o “kines”. Foto ilustración: Shutterstock.

Qué hacer durante el día fuera del tiempo maya

– Podemos visualizar lo que queremos crear para el nuevo año, meditar sobre lo vivido y elegir lo que queremos soltar.

– También podemos conectar con la naturaleza, la tierra, intentamos comer de manera saludable. Podemos salir a caminar y sentarnos en algún lugar bajo un árbol para recargar energías, vaciándonos del “año anterior”.

– Podemos juntarnos con quienes sienten celebrar este momento para reflexionar sobre la energía de este nuevo año que comienza.

– También podemos realizar arte (cantar, bailar, pintar, componer).

Leave a Comment

Radio Pinamar FM 100.7